Cabeza logo

header ads

Filtración no fue de la FGE

 El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, salió en defensa del fiscal Gilberto Higuera Bernal luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) emitió un “enérgico extrañamiento” acusado que la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) filtró la investigación por presuntos actos de lavado de dinero que involucran al exauditor, Francico Romero Serrano; al director del Diario Cambio, José Arturo Rueda Sánchez de la Vega y al diputado federal y coordinador de la bancada de Morena, Ignacio Mier Velazco.

El documento fue emitido el pasado lunes a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y en la conferencia de prensa de este lunes Barbosa Huerta apuntó que el fiscal destaca por su trabajo “profesional, objetivo, parcial” y la investigación revelada por dos periodistas no contiene datos que obran en la carpeta de investigación, sino documentos que presentó una de las partes involucradas.

“En Puebla apoyamos el trabajo del fiscal, lo consideremos objetivo, imparcial y si esos señalamientos que hace el señor titular de la UIF son por la referencia de que dos periodistas publicaron la información, le digo que esa información nunca la pidió ninguna autoridad del gobierno del estado y cuando salió publicada y nos encontramos que no deriva de filtraciones extraídas de la carpeta de investigación, sino de la documentación que quedó en manos de quienes pidieron esa investigación.”

El extrañamiento, explicó, se resume en un regaño público pero el fiscal Higuera Bernal es un jurista investigador “de enorme experiencia a nivel nacional. Lo hace de manera profesional, objetiva, imparcial, siempre buscando la verdad de los hechos”.

Después de estas declaraciones, Barbosa Huerta sostuvo que el titular de la UIF, Pablo Gómez Álvarez, es un hombre íntegro y se siente orgulloso de acompañarlo en diversos momentos de su carrera política, pero hoy, como gobernador, tiene que defender la autonomía de Puebla.