Cabeza logo

header ads

Puebla en tercer lugar por su alta corrupción

 Los Centros de Reinserción Social (Ceresos) de Puebla se ubican entre los tres más corruptos del país, toda vez que casi la mitad de los reos aseguró haber sido víctima de la corrupción en alguna de las etapas de su reclusión, así como los más inseguros para la población privada de su libertad.


El Censo Nacional de Sistema Penitenciario Federal y Estatales 2021 reveló que el 43.5 por ciento de las personas recluidas en un penal poblano aseguraron haber sido víctima de la corrupción, esto en alguna instancia para terminar en algún Cereso, es decir, al momento de la detención, en el Ministerio Publico, durante el proceso judicial o al interior de la cárcel.

Con lo anterior Puebla se ubicó en el tercer lugar a nivel nacional, pues las entidades con los centros penitenciarios en los que se registró más corrupción se ubicaron en la Ciudad de México, en donde el 59.3 por ciento fue víctima de este delito, seguido del Estado de México con 57.9 por ciento.

Otro de los problemas que documentó el Inegi fue la inseguridad que se vive en las cárceles poblanas, pues éstas se posicionaron como las más deleznables del país, ya que la mitad de la población privada de la libertad fue víctima de por lo menos un delito al interior de estos inmuebles.

En este sentido, el 51.5 por ciento de los presos de alguna cárcel de Puebla señalaron haber sido víctima de inseguridad, seguido por los de Tlaxcala con el 51 por ciento y los del Estado de México con el 47 por ciento.

A su vez el 18 por ciento de las personas privadas de su libertad en los penales poblanos mencionó que no se sienten seguras ni en su propia celda, por lo que se superó a la media nacional la cual es del 14 por ciento.

En fechas recientes los centros penitenciarios de la entidad han estado en el ojo del huracán debido al hallazgo del cuerpo sin vida del bebé Tadeo, quien fue exhumado de un cementerio en Iztapalapa y encontrado en un bote de basura del penal de San Miguel en la capital.

Derivado de este hallazgo, el secretario de Seguridad Publica y el encargado de los centros penitenciarios fueron sustituidos, además los 21 custodios responsables de dejar entrar al bebé ya fueron enviados a prisión preventiva.