Cabeza logo

header ads

Inminente la destitución de Vergara

 Fauna Política

La cabeza de Sergio próxima a caer


por Rodolfo Herrera Charolet

Los irregulares períodos de gobiernos estatales en Puebla, han causado severos daños a la estabilidad política y al desarrollo sostenido de las políticas públicas de impulso a la economía y de combate de la pobreza.


Una de las principales causas del desastre en la estabilidad y desempeño público, son los errores cometidos en la designación de funcionarios públicos, quienes han arribado por oportunismo, recomendación, pago de cuotas de poder, facturas políticas y otros motivos, sin mediar el análisis puntual de los perfiles que deben ser los adecuados.


Otro de los elementos de juicio, ausentes en la designación de los funcionarios, es sin duda el currículum “oculto” que siendo de conocimiento público, no se ha ponderado en las decisiones políticas, en el momento de la designación de dichos funcionarios.


Por currículum oculto debe entenderse, aquel que se construye a la par del desempeño personal, profesional y público, asunto relacionado con la vida privada, empresarial, profesional o pública. 


Por alguna razón, el gobernador del Estado, Miguel Barbosa Huerta, le ha perdido la confianza a su Secretario de Cultura, Sergio de la Luz Vergara Berdejo quien  se ha visto envuelto en diversos escándalos relacionados al patrimonio cultural de Puebla. Estos escándalos son de dominio público, por lo que resulta inexplicable su designación como parte del gabinete de primer mando del Ejecutivo.


El 31 de julio de 2020 el gobernador Barbosa informó que el arquitecto Sergio de la Luz Vergara Berdejo, sería el nuevo Secretario de Cultura en sustitución de Julio Glockner Rossainz, que inició junto con el mandato del Ejecutivo el 31 de julio de 2019.


Las credenciales del nuevo titular de Cultura en el Estado lo presentaron al oriundo de Huauchinango, arquitecto de la BUAP, con maestría y doctorado en Restauración,  experiencia en la conservación de patrimonio histórico. Exdirector estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Ha encabezado el Colegio de Arquitectos de Puebla y se desempeñó como vicepresidente de la Federación de Arquitectos de la República Mexicana, así como director del Centro Arqueológico de Cacaxtla, director de Obras Públicas Municipales en Puebla y presidente del Consejo Ciudadano de Obras y Servicios Públicos del Municipio de Puebla.


A lo largo de su trayectoria, Sergio Vergara ha publicado: Tlaxcala en el Siglo XVI, Puebla Ayer y Hoy, El Convento de San Francisco de Tlaxcala, Terminología de Elementos arquitectónicos del Siglo XVII, Convento de Totolac Tlaxcala, La Ruta de los Conventos del siglo XVI y Así es y así era Puebla.


Tras las recientes declaraciones del gobernador Barbosa, la caída de Sergio es inminente, predecible y justificada. Las razones saltan a la vista.


Sergio Vergara en su paso por la administración pública se ha visto envuelto en diversos escándalos relacionados con su desempeño en la que es experto.


En marzo de 2017 el arqueólogo Eduardo Merlo Juárez no bajó de ignorante al arquitecto Sergio Vergara, quien en ese momento se desempeñaba como Gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural del municipio de Puebla, pues consideró que “hace comentarios sin sustento” por haber declarado que se concretarán dos estacionamientos subterráneos y aplaudió el jalón de orejas que le propinó el presidente municipal, Luis Bank Serrato, pues dijo que “siempre anda haciendo comentarios que no están bien sustentados”:


No, pero por supuesto que no, hace años se intentó hacer un estacionamiento en el Zócalo que era descabellado y afortunadamente se evitó. Habría que talar todos los árboles y se pretendía una salvajada que ponía en riesgo hasta la capital


En aquella ocasión Merlo Juárez ya había advertido del interés de las constructoras por dañar el patrimonio cultural e histórico de Puebla, cuyos proyectos no se llevarán a cabo, pues no solo se requieren permisos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dependencia que se negará a las peticiones, sino de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco), pues se trata de un patrimonio cultural, de una ciudad con 2600 monumentos históricos y decenas de piezas históricas.


Sin embargo tras ser designado Sergio Vergara funcionario público, en su transformación del morenovallismo al amloismo, provocó daños al patrimonio histórico y cultural de la ciudad, además de permitir la privatización de los espacios públicos.


Como gerente del Centro Histórico durante la administración municipal de Antonio Gali y de Luis Banck, desde 2014 a 2017, privatizó San Francisco a favor del Hotel Rosewood, bajo la figura de comodato al entregar al Hotel Rosewood los espacios históricos de Los Lavaderos de Almoloya, la Iglesia del Cirineo, la antigua Fuente de los Azulejos y una vialidad en el barrio de San Francisco.


La justificación que en aquel momento dio el gerente del Centro Histórico fue que el hotel se encargaría de dar mantenimiento a los inmuebles entregados; sin embargo, esto se hizo a costa del bolsillo de los poblanos, ya que se cobraba el acceso a los mismos.


Tras la investigación realizada por el Gobierno del Estado, se encontró que el representante legal del Hotel Rosewood aprovechó la privatización para expandir el sistema de drenaje y usarlo como túnel turístico.

Desde el 2017 Eduardo Merlo advirtió que de concretarse los proyectos impulsados por Sergio Vergara, alteraría el modelo arquitectónico de la ciudad y la destruiría con el afán de que el turismo esté cómodo. “El turismo viene y quiere a la ciudad como está no como una ciudad moderna disfrazada de antigua, de ninguna manera”.


Otro de los escándalos que involucran a Sergio Vergara es permitir al Hotel Cartesiano apropiarse de la vía pública, al permitir que la banqueta y el arroyo vehicular fueran usados como área de estacionamiento, no obstante que el cabildo indicó atender las quejas ciudadanas en torno a este abuso que fue ignorado, por el entonces funcionario municipal.


También, entre las irregularidades cometidas por el aún Secretario de Cultura, fue la de permitir la promoción de la Gran Bodega, al autorizar la colocación de anuncios en las rejas que prohíben el acceso vehicular sobre la calle 3 Oriente entre La Catedral y el Zócalo. Resolución que viola el Código Reglamentario Municipal, el cual prohíbe la colocación de promocionales dentro de la zona de monumentos de la capital poblana, puesto que afectan la imagen urbana. 


Estas y otras irregularidades cometidas en su desempeño, además de haber adelantado el anuncio de la colocación de un obelisco en donde se colocarían los nombres de los franceses que murieron durante la Batalla de Puebla, provocó su renuncia al gobierno encabezado por Luis Banck. En aquella ocasión refirió que se buscaba el rescate del  primer panteón francés ubicado en el Barrio de Xanenetla, a fin de poderlo integrar al programa de Los Secretos de Puebla en una tercera etapa del mismo.


En julio de 2020 se dio a conocer la afirmación realizada por el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, al señalar que la “mancha” por temas de corrupción en Puebla tiene nombre y apellido, se trata del perito Sergio Vergara Berdejo, quien fue gerente del Centro Histórico y exdirector del Consejo de la Crónica en el estado.


El nombre de Sergio Vergara figura en el informe sobre las denuncias de corrupción en el proyecto de reconstrucción de 621 edificios históricos afectados por el sismo de 2017 y la abrupta salida de su titular Ambrosio Guzmán Álvarez.


Entre otros actos de corrupción el gobernador Barbosa afirmó que Sergio Vergara aparece en la trama de privatización de Los Lavaderos de Almoloya y puntualizó que en el caso que el Ayuntamiento de Puebla, en anteriores administraciones, haya entregado el comodato de los sitios históricos de la zona de San Francisco se va a proceder jurídicamente. En conferencia, el titular del Ejecutivo explicó que la Consejería Jurídica, la Dirección de Bienes Muebles e Inmuebles y el área de Curación de sitios históricos se encuentran en la revisión de la entrega de sitios emblemáticos para Puebla.



En ese sentido, el gobernador explicó que todo esto formó parte de un proyecto mercantil de inversión en el que actores privados en colusión con los “hombres del poder”, prácticamente le cedieron el patrimonio de Puebla a particulares en comodato. 


Estos antecedentes y de acuerdo al comportamiento del gobernador, la cabeza del funcionario rodará pronto.

¿O no lo cree usted?

Transcribo desde un lugar histórico poblano el 24 de junio de 2022