Cabeza logo

header ads

Corrupción en la SEP


Una plantilla que urge revisar y depurar en la Secretaría de Educación Pública del estado es la de supervisores y personal de apoyos técnico pedagógico, comúnmente llamados ATPs, pues casi todos los favorecidos con estos nombramientos tienen plazas de Titular C de tiempo completo, pese a no cumplir con los requisitos mínimos que establece el Acuerdo 05/02/18 por el que se expiden las normas para el ingreso, promoción y otorgamiento de estímulos del personal académico en las escuelas normales y demás para la formación de maestros dependientes de la SEP.

En la entidad existen 23 Supervisiones de Educación Superior y 11 de Escuelas Normales, a las que están adscritos 92 Apoyos Técnico Pedagógico (ATPs).

Estos supuestamente son profesores con experiencia y especializados en asuntos educativos que se encargan de auxiliar a los supervisores en las revisiones que llevan a cabo en las instituciones de educación superior pertenecientes a su zona escolar.

La inmensa mayoría de estos docentes cuenta con plaza de Titular C de tiempo completo, por la que reciben salario mensual de 30 mil pesos, no obstante carecer de doctorado en educación o disciplinas afines y al menos siete años de práctica docente, tres de los cuales tuvieron que hacerla en instituciones formadoras de maestros.

Los requisitos para obtener una plaza de este tipo están enunciados en el Acuerdo arriba citado, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de febrero de 2018.

De los 92 ATPs nombrados en el estado sólo uno cumple con el requisito de tener doctorado: Juana Nieto García, adscrita a la Supervisión de la zona escolar 20, quien además de ser licenciada en educación en el área de matemáticas y maestra en psicología jurídica y criminología es doctora en Educación por el Instituto Universitario Puebla.

Por increíble que parezca hay 18 ATPs que ni siquiera cuentan con cédula profesional de licenciatura, entre ellos Esther Montiel, Erick Gómez Lecona, José Adrián Martínez, Yazmín Fuentes, Dulce María García, Ana Gabriela García, María del Carmen López Cortés, Adela Isis Jiménez, Roberto Ariel Castro, Francisco Gómez, Miriam Guardado, Carmen Dolores Osuna Martín, Mario Castañeda Salas, María Adriana Cuevas, Daniela Mijares, Irassu Sánchez, María Victoria García y Margarita Morales.

Otros que —además de no cumplir con los requisitos para gozar de una plaza de Titular C— son egresados de licenciaturas o maestrías ajenas a la docencia o la práctica docente, ya que son abogados, administradores de empresas, comunicadores, contadores y diseñadores, así como licenciados en comercio internacional, computación, sistemas, psicología clínica, relaciones internacionales, nutrición y ciencias políticas.

Entre estos habría que mencionar a los licenciados Ismael Morales Herrera, José Cruz Sánchez, Adriana Luna Valderrábano, Dagoberto Aguilar Cortesano, Liliana Álvarez, Yurixi León Merlo, Esmeralda Mora Ayala, Georgina Alducin González, María del Rosario Uribe, María Eunice Jiménez, Dagoberto Aguilar, Melina Cortizo Labastida, Edgar Morales Nieto, Karla Torres González, María Elvia Hernández Carranza, Norma Pérez Bravo, Daniel Alberto Amaro, María Teresa Camacho, Víctor David Salazar, Diana Ocampo, Lorena María Luna Blanco.

Mención especial merece la ATP Gloria Iliana Sánchez Barranco, adscrita a la zona escolar 20 de Educación Superior. Y es que ésta obtuvo dos cédulas de licenciatura y maestría de instituciones que estaban bajo la supervisión de su madre Gloria María Barranco Tapia, el Centro de Estudios Superiores de Tlatlauquitepec y la Escuela Normal Preescolar Profesora Adela Márquez de Martínez, del mismo municipio, en la zona escolar 01.

Otra cuestión irregular en las Supervisiones Escolares de Educación Superior y Normales es la vinculación familiar o sentimental que se da entre supervisores y ATPs.

En la Supervisión 23, los dos ATP, Luis Manuel González Ruiz y Gudelia Miranda Contreras, están casados; el supervisor de Normales Dante Neftalí Nolasco Hernández tiene a su esposa María Laura Calderón Estuviera como ATP en la zona 11; lo mismo el supervisor de Educación Superior Carlos Alfredo Lozano Díaz a su esposa María del Carmen Álvarez Rodríguez, en la zona escolar 13; el supervisor Ignacio Espinosa Gonzaga a su esposa Karina Tlatelpa Rosales, en la zona escolar 8; y el supervisor de Normales José Luis Aguilar Vergara a su esposa Marisa Martina Martínez García en la zona escolar 05.

Otros ATPs que también hacen pareja son Rigell Sancnite Hernández Flores y Jesús Alberto Gil Andrade, en la zona 19; y los supervisores Emelia Odette Castellanos Cervantes, de Educación Superior, en la zona 03 y Jesús Cortés Moreno, supervisor de Normales de la zona escolar 08.

Ojalá esta revisión le dé luces al secretario de Educación del estado, Melitón Lozano Pérez, de una de las áreas de la SEP donde más privilegiados existen, ocupando plazas que no se merecen, y que deberían estar en manos de formadores de docentes y no de líderes sindicales y recomendados políticos.
Rodolfo Ruiz R.

Twitter: /@periodistasoy

Facebook / Rodolfo Ruiz

Publicar un comentario

0 Comentarios