Cabeza logo

header ads

Inicia proceso de expulsión en el PRI

El dirigente estatal del PRI, Lorenzo Rivera Sosa, confirmó que su partido abrió un proceso para expulsar del partido al exgobernador Mario Marín Torres, tras la orden de aprehensión en su contra que se giró por el presunto delito de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho Ribeiro.

En entrevista este lunes reconoció que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria tiene en sus manos el futuro del exmandatario que actualmente es prófugo de la justicia.

Sin precisar cuándo se inició el proceso sancionador, considero que el hecho “ya es público”, pero lamentó que se haya abierto durante el proceso electoralpara renovar la gubernatura.

“Es lamentable que sea en este momento electoral, donde los actores políticos de mi partido estamos ocupados en una estrategia política y en buscar una alianza con todos los poblanos para que Puebla tenga lo mejor”, refirió al acudir a un foro en el Congreso del estado.

Versiones periodísticas adelantaron la semana pasada que la Comisión de Justicia abrió el procedimiento el 25 de abril.

Esto a raíz de una denuncia promovida por priístas, pero todavía se desconoce quiénes exigieron la expulsión del exgobernador.

La orden judicial se giró tras determinarse la responsabilidad de Marín Torres en la tortura psicológica que sufrió la periodista Lydia Cacho Ribeiro en el año 2005, cuando fue detenida en Quintana Roo y trasladada a la ciudad de Puebla.

Escándalo hizo que la gente reflexione su voto

Rivera Sosa reconoció que la orden de aprehensión contra Marín Torres afectó la campaña del candidato a la gubernatura por el PRI, Alberto Jiménez Merino, ya que el escándalo hizo que la gente esté considerando su voto.

Aún así vio el hecho como algo normal debido a que las noticias negativas tienen mayores efectos durante un proceso electoral.

“La campaña se tornó como toda campaña cuando hay una noticia que no es buena para un partido, siempre hay reflexiones y hay un momento donde los electores revisan su voto”, admitió.

No obstante el exdiputado federal aseveró que el tricolor tiene la tarea de recuperar la confianza de la gente destacando las utilidades de su candidato.

“La tarea nuestra es decirle a la gente que Alberto Jiménez Merino es el candidato, que tiene palabra, compromiso; que conoce y ha resuelto los problemas del estado y que creará un gobierno transparente y eficiente”, afirmó.

El también exdelegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) presumió nuevamente que el candidato tricolor se encuentra en segundo lugar de preferencias electorales e incluso “muy cerca del primero”.

Sin detallar a cuántos puntos se encuentra Jiménez Merino de alcanzar a Miguel Barbosa Huerta (de la coalición Juntos Haremos Historia), destacó que continúa “trabajando a diario para que las personas puedan confiar en el PRI” y así ganar a elección extraordinaria del 2 de junio.

Publicar un comentario

0 Comentarios