Cabeza logo

header ads

Debate Ciudadano una trampa contra Barbosa

El candidato de Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, consideró que el Debate Ciudadano entre los contendientes a la gubernatura era una “celada” para hacer quedar bien a sus oponentes, pero fracasó por la poca audiencia que tuvo.

Criticó que en el evento realizado la noche del jueves se reprochara varias veces su inasistencia, a pesar que desde hace varias semanas había anunciado que no se presentaría.

De gira por el municipio de Santa Rita Tlahuapan, el abanderado de Morena, PT y PVEM señaló que tanto la Coparmex como el Consorcio Universitario ya sabían de su ausencia, así que no tenían razón para sentirse agraviados.

En entrevista, consideró ocioso que durante el evento se dejara una silla vacía e incluso se leyeran las preguntas dirigidas a él.

"Yo anuncié un mes antes que no iba a ir y a pesar de eso dejaron una silla vacía, le hacían preguntas al que no estaba y que dijo que no iba a ir. Se portaron muy mal, era una celada", pronunció.

El exsenador reclamó que el formato y las preguntas evidenciaron que el evento buscaba resaltar a Enrique Cárdenas Sánchez (postulado en candidatura común por PAN, PRD y MC), así como al priísta Alberto Jiménez Merino.

Lo organizó la “ultra derecha”

Barbosa dijo que el debate fue un evento de la “ultra derecha” y sugirió que detrás de él estuvo el grupo político panista conocido como “El Yunque”.

Denunció que los empresarios se prestaron a este intento de trampa e incluso advirtió que Fernando Treviño Núñez, presidente del capítulo Puebla de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), “no es la persona que parece”.

Bajo esta lógica –dijo- vio innecesaria su participación porque además de que el evento no fue “equilibrado”, tuvo muy poca audiencia.

Barbosa Huerta afirmó que, en promedio, “mil personas” vieron el encuentro por medio de redes sociales, así que “no les salió” a los organizadores el intento por hacerlo quedar mal.

Aunque se quejó de los señalamientos de sus oponentes, dijo que no devolverá las agresiones y los “respetará”.

No obstante, consideró que Cárdenas Sánchez es un “mal agradecido” con los partidos que lo impulsan porque en el debate (como en otros eventos) se deslindó de ellos y se autodenominó “candidato ciudadano”.

Alertó que el exrector de la UDLAP tiene miedo de que “se sepa lo que ha hecho y lo que ha ocultado”, por lo cual continúa ejerciendo campaña negra en su contra.

En su evento de campaña, Barbosa Huerta se comprometió a abatir la inseguridad y reestructurar el sistema de justicia si gana la elección extraordinaria del 2 de junio.

Publicar un comentario

0 Comentarios