Cabeza logo

header ads

CNDH recomienda medidas cautelares a familiares de líder asesinado

Tras el asesinato del líder indígena Leonel Díaz Urbano en San Juan Tachic, Zacapoaxtla, acontecido la noche del jueves en su domicilio, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares para salvaguardar la protección de los derechos de sus familiares y de la población.

11 de mayo de 2019
De acuerdo con un comunicado de la dependencia, las solicitudes se hicieron formalmente ayer al secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto; al secretario de Seguridad Pública, Manuel Alonso García; y al titular de la Fiscalía General del estado, Gilberto Higuera Bernal.

La CNDH indicó que también solicitó que se realice una indagación amplia, exhaustiva y profesional sobre el homicidio sin que se omitan líneas de investigación, que el caso no quede impune y que se trabaje para evitar hechos similares en la región.

En el documento, la dependencia hace referencia a la actividad en contra de la instalación de una hidroeléctrica que de inicio líderes de la región vincularon con el activismo de Díaz Urbano.

Sin embargo a lo largo del viernes esta información se aclaró por parte de medioambientalistas de las organizaciones integrantes del Consejo Tiyat Tlal, quienes descartaron que él fuera un opositor al proyecto que se pretendió instalar en 2016.

Mientras que el candidato a la gubernatura Alberto Jiménez Merino, lo identificó como un reconocido priísta de la región y un promotor de su actual campaña electoral.



Exigen aclarar crimen en Zacapoaxtla; víctima era del PRI
SEGURIDAD   /    Laura Ruiz  |  Viernes, Mayo 10, 2019
Consejo Tiyat Tlal aclara que Leonel Díaz Urbano no participaba en sus acciones

Foto / Agencia Enfoque

Compartir 
Tweet
El ciudadano Leonel Díaz Urbano, asesinado ayer con arma de fuego en San Juan Tachitic, Zacapoaxtla, fue identificado como integrante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y no como activista en contra de la hidroeléctrica en su comunidad.

El candidato priísta a la gubernatura, Alberto Jiménez Merino, lo reconoció como parte de su equipo.

En un comunicado emitido por las organizaciones integrantes del Consejo Tiyat Tlal, se aclaró que no identifican a Díaz Urbano como opositor a la hidroeléctrica y que en contraste sí fungió como juez de paz y respaldó el proyecto cuando se discutió su instalación

Hace tres años, la empresa que pretendió instalarse en  San Juan Tachitic se retiró y aunque la comunidad se mantiene organizada en pro de la defensa del agua y la vida, actualmente no existe confrontación con empresas extractivas, señala el comunicado.

Tanto la comunidad como las organizaciones que integran el consejo exigieron también que las autoridades estatales  investiguen y esclarezcan el asesinato de Díaz Urbano,  hecho que calificaron como inaceptable, así como que se garantice la seguridad para los pobladores de Zacapoaxtla.

El candidato Jiménez Merino empleó sus redes sociales para condenar el asesinato de Díaz Urbano a quien calificó como un destacado priista y parte de la estructura del tricolor.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) también se pronunció sobre el hecho y emitió un comunicado  en el que condena el homicidio de Leonel Díaz Urbano, “a cuyos familiares expresa sus condolencias, al tiempo que solicita al Gobierno del estado de Puebla la implementación de medidas cautelares para salvaguardar la protección de los derechos a la vida, integridad personal y seguridad en favor de los familiares de la víctima, así como evitar hechos de similar naturaleza y que este caso quede en la impunidad”.

Publicar un comentario

0 Comentarios