Cabeza logo

header ads

CFE realizará consulta pública

La Secretaría de Medioambiente y Recursos Naturales (Semarnat) notificó a la población el inicio de una consulta pública en el municipio de Zacapoaxtla, sobre la instalación de una planta que generaría energía eléctrica a partir de la corriente del Río Apulco.

Fue el pasado 20 de julio cuando el proceso dio inicio, según lo informó la dependencia federal en el último número de la Gaceta Ecológica, identificado con la clave DGIRA/037/16, sin embargo, no se especifica la fecha de conclusión.

La consulta surge a raíz de “la petición de un ciudadano de la comunidad”, por lo que de esa manera, la dependencia recibirá cualquier tipo de observación o sugerencias de mitigación sobre el proyecto en sus oficinas, o bien, en la dirección electrónica:http://www.semarnat.gob.mx/impacto-ambiental/consultas-publicas/consultas-vigentes, aunque no se especifica por qué periodo.

No obstante, en mayo pasado, la Semarnat dio a conocer que rechazó el proyecto debido a que incumplía con los requisitos necesarios, pero la empresa Hidroeléctricas Gaya S.A. de C.V, promotora del mismo, volvió a tramitar los permisos necesarios.

El proyecto es promovido desde 2013 por la firma referida y propone aprovechar la corriente de la margen derecha del río Apulco, de la cuenca general del río Tecolutla, en la Región Hidrológica No. 27 Tuxpan-Nautla, en Zacapoaxtla, para generar energía en pequeña escala que posteriormente se suministraría a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que esta la distribuya.

Según el expediente de la obra, con folio 21PU2016E0036, se contempla la ocupación de una superficie de 31 mil 65 metros cuadrados terrenos de propiedad privada, cuyos propietarios los utilizan parcialmente para la agricultura de temporal y en menor escala para potreros de ganado vacuno y bovino, la mayor parte de los predios no tiene uso evidente y está cubierto con vegetación natural de bosque Mesófilo con diferentes niveles de conservación.

El proyecto tendría una duración de 58 años. Cabe señalar que en el MIA, la empresa que promueve el proyecto no estipuló el monto de inversión que este requiere.

Comunidad indígena se opone

La comunidad más cercana a la zona del proyecto es San Juan Tahitic, cuyos pobladores han externado su oposición al mismo en distintas ocasiones, ya que afirman que el daño al medioambiente será irreversible, por lo que incluso también promovieron una consulta pública.

La comunidad indígena de San Juan Tahitic, en Zacapoaxtla, ha manifestado abiertamente su oposición a este “proyecto de muerte”, y ha enviado misivas al alcalde de Zacapoaxtla, Guillermo Lobato Toral, para solicitarle que niegue el permiso de uso se suelo a la empresa Gaya SA de CV por representar un riesgo en potencia para la salud de la población.

 La han pedido al ayuntamiento declare área natural y cultural protegida la zona de bosques donde se pretende edificar la hidroeléctrica.

Ecologistas también han señalado que el proyecto pretende instalarse en un Bosque Mesófilo, uno de los ecosistemas que representa el 1.23 por ciento de la superficie que ostenta vegetación forestal en México, que ha sufrido disminución y degradación en los últimos años.

Publicar un comentario

0 Comentarios