Cabeza logo

header ads

Se deslinda el PRI de ex gobernador

El dirigente del PRI en Puebla, Lorenzo Rivera Sosa, deslindó a su partido del exgobernador Mario Marín Torres, sobre quien pesa una orden de aprehensión por el caso de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho, ocurrido hace 13 años.

El líder de tricolor refirió que el exmandatario tendrá que enfrentar de manera personal el proceso judicial y valorar su asistencia en los eventos de la campaña del candidato al gobierno del estado Alberto Jiménez Merino.

En conferencia de prensa convocada este domingo, los priístas aseguraron que el abanderado priísta es el único que representa una opción de gobierno realpara los poblanos, pues indicaron que el candidato de Morena Luis Miguel Barbosa Huerta, quien es puntero en las encuestas, tiene un delicado estado de salud que le impediría gobernar adecuadamente.

Se deslinda el PRI del exgobernador
Cuestionado sobre el tema judicial, Rivera Sosa indicó que el partido se deslinda del caso de tortura en contra de la periodista Lydia Cacho cuando fue detenida en diciembre de 2005, en el que está implicado Mario Marín y por el cual, la juez Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito dictó una orden de captura en contra del exmandatario.

“Nos deslindamos de todos los actos de los actores de nuestro partido, cada persona es responsable de sus actos y nosotros hoy lo que estamos construyendo es la unidad y un gran proyecto para Puebla”, declaró.

Rivera indicó que el exgobernador también tendrá que enfrentar de manera personal el caso, e incluso sin el respaldo del partido, aún pese a que es militante del tricolor, pues insistió en que se trata de un acto personal que no involucra a todo el instituto político.

Por su parte, la secretaria General del Comité Directivo Estatal del PRI, Xitlalic García Ceja, indicó que el partido no está construido por un solo hombre o una mujer, en referencia a Mario Marín.

Marín acudió al inicio de la campaña de Jiménez Merino en la junta auxiliar de San Andrés Azumiatla y posteriormente también se hizo presente en un evento proselitista en La Resurrección.

En Azumiatla, Marín otorgó una entrevista en la que descartó que el caso Cacho dañe la campaña priísta pues indicó que se trata de un asunto juzgado, en referencia al resolutivo que en 2007 emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el que determinó que no hubo violaciones graves en contra de la periodista.



Publicar un comentario

0 Comentarios