jueves, 8 de noviembre de 2018

Al C5 el MP por desobediencia a la AJF exp PGR

Domingo, Noviembre 4, 2018
Ehécatl Antonio Herrera de la Cruz, agente del Ministerio Público vinculado a proceso por no acatar un amparo que suspendía temporalmente el cateo del 20 de agosto del 2017 en casa del empresario Othón Muñoz Bravo, alias El Cachetes, fue reubicado como empleado en el Centro de Control, Comando Comunicaciones y Cómputo (C5).

Fuentes cercanas al caso confirmaron dicha información a unos días de que el plazo de cierre de investigación complementaria llegue a su fin, en donde se dará inicio a la etapa intermedia del procedimiento en contra de Ehécatl Antonio por los delitos de desobediencia y resistencia de particulares.

Dicho funcionario se desempeñaba como agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE) y se le encomendó el desahogo de la diligencia de cateo encabezada por La Marina en la casa de El Cachetes, ubicada en el número 51 de la calle Paseo Montenegro, del residencial El Secreto en San Andrés Cholula.

El mismo día del cateo el asesor legal de la familia tramitó el recurso de amparo 930/2017 mediante el cual un juez federal ordenó la suspensión provisional de todas las diligencias en el inmueble del empresario gasolinero ligado por las autoridades estatales con el robo de combustible.

Sin embargo, Ehécatl Antonio como encargado del cateo se negó a dar vista del amparo y continuó con la revisión al inmueble donde se encontraba la familia de El Cachetes, incluidos sus dos hijos menores de edad, incurriendo en el delito de desobediencia a una orden de una autoridad judicial federal.

Una vez acreditado dicho delito, el asesor legal de la familia consiguió que la Procuraduría General de la República (PGR) diera inicio a la carpeta de investigación FED/PUE/PBL/0004248/2017, donde un agente del Ministerio Público federal logró su judicialización y en abril de este año se realizó una audiencia donde fue vinculado a proceso.

Debido a que el imputado continúa ejerciendo labores para la FGE, la defensa legal de Othón Muñoz Bravo consideró que no existen garantías de que el organismo local acate la decisión de la autoridad federal en el caso, donde además destacaron que a su cliente nunca le imputaron oficialmente el delito de robo de combustible.

Asimismo se resaltó que el empresario gasolinero ha podido seguir en libertad su proceso ya que tampoco se acreditó su presunto nexo con el crimen organizado, como en su momento lo informó la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Foto / e-consulta

No hay comentarios: