martes, 30 de octubre de 2018

Ex director del C4 acusa falsedad de policía cholulteca

Aníbal Garma Arenas, ex director del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C5) de Puebla, acusó a la Policía Municipal de San Pedro Cholula de ser el artífice de fabricar el delito de secuestro exprés agravado por el que su hijo Silvestre se encuentra detenido desde el 5 de julio del 2017.

En entrevista previa a la audiencia de etapa intermedia que dará inicio este martes, Garma Arenas señaló directamente a los policías de San Pedro Cholula de presionar, amenazar e intimidar a Alejandro Alan "N", supuesta víctima del secuestro exprés, para denunciar tanto a su hijo Silvestre como a Antonio L.

"Acepta que mi hijo y Luis nunca hicieron nada, que son inocentes, que nunca estuvieron presentes cuando hubo armas o cuando lo amenazaron (...) Los policías mintieron para cuadrar el delito de secuestro, presionaron a las víctimas, les dijeron que ya los habían hecho trabajar y que si no los acusaban de secuestro, a todos los iban a señalar de portación de arma de fuego y se iban a ir a la cárcel", dijo Garma Arenas.

El 5 de julio de 2017, Silvestre, Antonio y un tercer hombre identificado como Miguel Ángel, laboraban en la empresa de asesoría financiera "Kinomio Solutions", cuando fueron detenidos en una tienda de conveniencia del bulevar Forjadores, por policías de San Pedro Cholula.

De acuerdo con un boletín de prensa emitido por la corporación en su momento, se dijo que los tres llevaban privado de la libertad a un hombre identificado como Alejandro Alan, el cual al ver a los policías comenzó a pedir ayuda, por lo que éstos se acercaron y durante la revisión les encontraron un arma de fuego.

Los tres fueron puestos a disposición de un juez de control y vinculados a proceso días después de su detención, sin embargo en diciembre de ese mismo año la defensa legal de Silvestre y Antonio consiguió que la supuesta víctima –Alejandro Alan–, confesara que no iba secuestrado y que ambos eran inocentes de ese delito.

Debido a que les negaron el sobreseimiento del caso, este martes se agendó una audiencia para hacer el descubrimiento probatorio como parte del inicio de la etapa intermedia del proceso por secuestro exprés agravado, donde la defensa además buscaba integrar evidencia a favor de Silvestre.

Entre esa evidencia se encuentran grabaciones del 5 de julio del 2017, tanto de cámaras del C5 como de la tienda Oxxo en donde fueron detenidos, con las cuales se espera que el agente del Ministerio Público atienda la solicitud de abstenerse de continuar con el ejercicio de la acción penal  contra Silvestre y Antonio.

Sin embargo, contrario a las expectativas de los abogados y del padre de Silvestre, la audiencia se reagendó para el próximo 8 de noviembre debido a que la administración de la Casa de Justicia de San Andrés Cholula cometió un error en la forma de notificación para la víctima.

En tanto, Silvestre y Antonio seguirán internos en el Cereso de San Miguel de la ciudad de Puebla hasta que su situación legal no cambie o el Ministerio Publico no se abstenga de continuar con el ejercicio de la acción penal.

No hay comentarios: