miércoles, 25 de julio de 2018

Lo mataron por zapo

Vecinos de la colonia Bosques de Manzanilla amanecieron nuevamente con un macabro hallazgo, luego de que sujetos a bordo de una camioneta abandonaron el cadáver de un hombre en la vía pública, envuelto en una lona, golpeado y  con dos balazos.

Por fuentes extraoficiales se informó que el occiso sería una "madrina" de la Fiscalía General del Estado, es decir, un informante que proporcionaba datos del crimen organizado a las autoridades a cambio de prebendas, ya sea económicas o de otra índole.

El hallazgo se realizó minutos al filo de las 6:00 horas de este miércoles y fue personal del SUMA junto con elementos de la Policía Municipal de Puebla, el que confirmó que se trataba de un cuerpo sin vida, por lo que se procedió a acordonar la calle Jacaranda esquina con Laureles.

De acuerdo con algunos testigos, sujetos a bordo de una camioneta llegaron hasta el referido punto y en pocos segundos bajaron un bulto cubierto con un plástico naranja y una lona color naranja con amarillo, la cual dejaron en el piso y después se dieron a la fuga.

Agentes ministeriales realizaron las diligencias correspondientes al levantamiento de cadáver, iniciando la respectiva carpeta de investigación en donde se estableció que se trataba de un hombre de aproximadamente 40 años de edad, con pantalón de mezclilla, zapato tipo tenis, y playera blanca.

El occiso presentaba diversos golpes en todo el cuerpo, sin embargo se presume que fueron dos heridas de bala las que le arrebataron la vida, pues se encontraron en el área del pecho y el abdomen, aunque será la necropsia de rigor la que determine las causas de su muerte.

Durante los mismos peritajes se encontró que en las bolsas de su pantalón llevaba consigo credenciales a nombre de Francisco Núñez, sin embargo el cadáver quedó registrado en calidad de desconocido a la espera de que algún familiar pueda corroborar la identidad.

El hallazgo de esta mañana reavivó el temor de los vecinos luego de que la noche del pasado jueves 19 de julio fueron localizados dos cadáveres desmembrados y envueltos en bolsas y cobijas, a tan solo tres calles de donde hoy se localizó a este hombre.

Ese hecho tuvo lugar en la calle Granado, cuando al filo de las 22:00 horas una vecina se percató de que un perro estaba devorando el tejido de una cabeza humana, por lo que de inmediato dio aviso al número de emergencias 911.

Elementos de la Policía Municipal, Estatal y Ministerial acordonaron el lugar y se confirmó que dicha cabeza fue sacada de una bolsa negra, la cual contenía más restos humanos además de que estaba junto a otro bulto, también con un cadáver en las mismas condiciones.

Ambos estaban cubiertos con una cobija y junto a ellos un narcomensaje en una cartulina, donde se adelantó que entre las víctimas estaba un sujeto apodado  El Delta o El Charrascas, el cual ahora se sabe que también era un ex presidiario que la hacía de “madrina” de corporaciones de seguridad pública.

No hay comentarios: