viernes, 4 de mayo de 2018

Trasladan a policías "chocolate" a CERESO de Tepexi

Los elementos de la Policía Municipal de San Martín Texmelucan acusados de usurpar funciones, fueron trasladados esta mañana de la sede de la Fiscalía General del Estado (FGE) al penal de Tepexi de Rodríguez para ser puestos a disposición de un juez de control y definir su situación legal.

Fue al filo de las 8:00 horas de este viernes que los uniformados salieron del edificio de la FGE en el Bulevar 5 de Mayo y la 31 Oriente, para ser llevados a bordo de camiones de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) hasta el citado penal, donde por cuestiones de infraestructura, se realizarán sus audiencias a puerta cerrada.

La Comuna entregó nombramientos y hasta expidió licencias para portar armas a los uniformados que ahora son acusados de usurpar funciones

Se trata de 136 elementos, incluidos el comisario Miguel Ángel Jacinto Fragoso, y al director de la policía Sinué Jerónimo León Sánchez, los cuales serán puestos a disposición del juez en la víspera de que fenezca el término constitucional de 48 horas previsto por el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Inicialmentemente, el juzgador deberá de calificar como legal, o no, la detención de los uniformados y en caso de hacerlo, el agente del Ministerio Público de la FGE podrá hacer la imputación en su contra por el delito de usurpación de funciones en al menos 130 casos, y por abuso de autoridad y cohecho en los seis casos restantes.

En caso de calificarles de legal su detención, entonces el Ministerio Público podrá solicitar que se les vincule a proceso, sin embargo al no ser un delito grave, se estima que varios de ellos podrían seguir su proceso en libertad presentando una garantía económica como parte de una medida cautelar.

Es de destacar que aunque las autoridades estatales los acusan de realizar labores policiales sin estar registrados en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), los familiares han exhibido sus nombramientos como policías que fueron firmados por el edil de San Martín Texmelucan, Rafael Núñez Ramírez.


Policías "chocolate" en Texmelucan


El Ayuntamiento de San Martín Texmelucan, encabezado por Rafael Núñez Ramírez, autorizó la contratación de 131 policías, entregándoles un nombramiento por escrito y licencias apócrifas para portar armas de fuego, sin capacitarlos ni registrarlos en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Así lo denunciaron los familiares de los elementos que desde la mañana del miércoles fueron acuartelados, desarmados y presentados ante el Ministerio Público como parte de la limpia que realizó el gobierno Estatal por la sospecha de infiltrados del crimen organizado en la Policía Municipal.

Según expusieron con documentación en la mano, se trata de nombramientos por escrito mediante los cuales el edil Rafael Núñez Ramírez los designó "agente de tránsito" o "policía municipal", perteneciente a la Dirección de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad de San Martín Texmelucan.

Los mismos se encuentran firmados por el edil, fechados, foliados y sellados por la presidencia municipal, así como por el secretario del Ayuntamiento, Adrián Soto Salamanca.

Aunque los documentos varían según la fecha, los más recientes datan del 3 de abril del 2018, y en ellos se sustenta el nombramiento en "el artículo 91, fracción LVI de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Puebla y con fundamento en los dispuesto por el artículo 105 fracción XV de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Puebla".


Licencias patito para portar armas 
Respecto a las armas de fuego, el Ayuntamiento también se encargó de entregar "credenciales" de papel, las cuales incluso los uniformados tuvieron que enmicar, y en las que presuntamente se les autorizaba la portación de un arma para realizar labores de seguridad preventiva.

Al igual que los nombramientos, las supuestas credenciales iban firmadas por el alcalde Rafael Núñez, violando entre otras, la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos en la que se establece que solo la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) está autorizada para expedir los permisos de posesión y portación de armas.

Dicho documento, aseguraron los familiares, siempre lo andaban trayendo consigo los uniformados y es probable que al momento de su detención, se les haya retirado junto con el resto de sus objetos personales y demás acreditaciones.


Ayuntamiento no los dio de alta

Sí bien hasta el momento no se ha demostrado que los 131 uniformados detenidos hayan incurrido en otras prácticas ilegales como el encubrimiento o colaboración con el crimen organizado, en las próximas horas serán puestos a disposición de un juez por presuntamente usurpar las funciones policiales.

Sin embargo, los familiares acusaron que ellos no tienen responsabilidad en eso, pues debió ser el Ayuntamiento a través de la Dirección de Seguridad Públicaquien les brindara capacitación para certificarlos ante el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Según les adelantaron los abogados que el Ayuntamiento de San Martín les contrató para asesorarlos legalmente, en caso de que se acredite que su detención fue legal durante una audiencia pública, los uniformados podrían seguir el proceso en libertad mediante una garantía económica que podría oscilar entre los 3 mil y 5 mil pesos.


Dos mandos y cuatro policías investigados por cohecho

Además de los 131 policías cuya legalidad de nombramiento está en tela de juicio, se encuentran los procesos a otros cuatro agentes municipales que sí están inscritos en el SNSP, así como el comisario Miguel Ángel Jacinto Fragoso, y el director de la policía Sinue Jerónimo León Sánchez.

De estos últimos, a tres uniformados junto con el comisario y el director, presuntamente se les acusa de cobrar hasta 5 mil pesos para permitir que los policías pudieran seguir laborando, diciéndoles que dicho monto era para pagar sus exámenes de confianza, sin que nunca presentaran alguno.

Asimismo se encuentra un cuarto uniformado de nombre Mauricio "N", el cual presuntamente habría sido sorprendido con una fuerte suma de dinero al momento de la inspección sorpresa de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal la mañana del miércoles, sin poder explicar la procedencia del efectivo.

Aunque trascendió que en el área de estacionamiento de la comisaría se hallaron al menos dos camionetas con reporte de robo, una con disparos y otra con hidrocarburo robado, hasta el momento las autoridades no han confirmado si las mismas correspondían a un aseguramiento reciente que no fue reportado, o si su estancia era ilegal.

No hay comentarios: