miércoles, 16 de mayo de 2018

Mujer asesinada era maltratada

Viernes, Mayo 11, 2018

Luego de que esta mañana fuera hallado el cadáver de Guadalupe Rodríguez Mendoza, envuelto en bolsas y oculto al interior de su casa en la colonia Gonzalo Bautista, las autoridades investigan supuestas amenazas hechas por su nieto y el maltrato del que era objeto a manos de uno de sus hijos.


Asimismo, las sospechas sobre los consanguíneos de la víctima aumentaron luego de que personal de la Fiscalía General del Estado encontró en la misma propiedad, tierra removida a modo de fosa, donde presuntamente pretendían ocultar el cuerpo envuelto en bolsas de la mujer de 73 años de edad.

Hijos ya la habían despojado de una propiedad

Guadalupe Rodríguez Mendoza, mejor conocida como Lupita, era una de las vecinas con más tiempo en la colonia y era conocido que vivía de las rentas de cuartos en al menos dos vecindades y dos casas que la mujer heredó de su marido, quien falleció hace casi 15 años.

Sin embargo, los colonos aseguraron que al menos una de las vecindades ubicada en la calle 8 de la misma colonia, le fue despojada hace tiempo por uno de sus cuatro hijos, el cual comenzó a ocupar un cuarto y a encargarse de cobrar las rentas a los inquilinos.

Asimismo señalaron que otro de sus hijos, de nombre Manuel, vivía con ella, mientras que una de sus hijas, de nombre Rocío, la visitaba seguido e incluso a veces lo hacía mientras se encontraba trabajando como elemento de la Policía Municipal de Puebla adscrita al Sector 1.

Acusan maltratos por parte de su familia

Los vecinos señalaron que su hijo Manuel era adicto a los enervantes y andaba armado, además de que la hoy occisa les contó que en varias veces la había golpeado y algunas veces hasta la correteaba por la calle para pegarle, esto mientras se encontraba bajo los influjos del alcohol.

Asimismo señalaron que su nieto, de aproximadamente 15 años de edad, le había robado dinero en efectivo hace tiempo, por lo que mantenía una relación violenta con él pues la víctima ya no le tenía confianza, por lo que muchas veces el joven tenía que entrar a la casa brincando por las bardas.

Presumen que cavaron fosa para enterrarla

Del mismo modo las autoridades investigan cómo fue que sus familiares no se percataron de que el cuerpo de la mujer estaba en un jacal, al fondo de su terreno, sino hasta esta mañana cuando su hijo Manuel dijo haber percibido un olor extraño y fue así como decidió abrir y revisar.

Mientras se hacían las diligencias de levantamiento de cadáver, los agentes señalaron que se percataron de que al fondo del terreno marcado con el número 96 de la avenida San Diego, encontraron tierra removida recientemente.

Se presume que la misma habría sido paleada para hacer una fosa, en donde posiblemente se enterrarían los restos, por lo que las autoridades ya investigan tanto al hijo de la víctima como al resto de los inquilinos a los que les alquilaba cuartos y que tenían acceso a la propiedad.
La mujer había sido reportada como desaparecida y existía una denuncia formal por el caso ante la FGE, por lo que varios de sus vecinos se organizaron y pegaron por toda la colonia fotos de ella pidiendo información sobre su paradero.

No hay comentarios: