lunes, 13 de noviembre de 2017

Violencia intrafamiliar

Miguel Ángel E., notario público 120 de la Ciudad de México, fue detenido este fin de semana en la ciudad de Puebla acusado de violencia familiar tras ser sorprendido por elementos de seguridad pública riñendo en la vía pública por la custodia de su hijo, sin embargo tras exhibir una garantía económica, podrá seguir en libertad su proceso.

Así se dio a conocer este sábado durante una audiencia de control de detención en donde personal del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) solicitó se le imputara a Miguel Ángel y a su pareja sentimental Margarita O., el delito de violencia familiar en agravio de su hijo menor de edad.

Durante el desarrollo de la audiencia ante un juez de control, el agente del Ministerio Público señaló que Miguel Ángel se trasladó a la ciudad de Puebla la semana pasada con la finalidad de llevarse por la fuerza a su hijo, por lo que acudió a la vivienda de Margarita.

Al tener a la vista al menor de edad, Miguel Ángel intentó llevarse al pequeño, por lo que Margarita intervino y comenzaron a jalonearse a su hijo, momento en el que intervino el hermano de Margarita pero, Miguel Ángel lo golpeó en reiteradas ocasiones.

Según la declaratoria del Ministerio Público, en ese momento pasaba una patrulla de seguridad pública, la cual procedió a detenerlo y poner a disposición de las autoridades a Miguel Ángel y Margarita por el delito de violencia familiar en contra de su hijo.

Con 15 mil pesos seguirá en libertad su proceso

Ante esta situación, el juez calificó como legal la detención de Miguel Ángel y Margarita y se le hizo la formulación de imputación por violencia familiar, sin embargo como los carros no son graves, no será necesario su reclusión en prisión.

Como medida cautelar, el juez impuso la restricción para que ambos padres se puedan acercar al menor de edad, quien quedará a resguardo del DIF hasta que se decida su situación legal.

Asimismo se impuso como garantía económica la exhibición de 15 mil pesos a cada uno, para garantizar que ambos acudan cada vez que se les requiera por parte de la autoridad judicial.

No hay comentarios: