jueves, 5 de octubre de 2017

Ex guardia secuestro a Carolina

Pedro Santiago Soria, ex guardia de seguridad en San Ramón, celoso, posesivo, de baja estatura y de tez clara, es el presunto captor de Claudia Carolina Romero Acatécatl –la menor de edad de origen náhuatl– que desapareció el pasado 16 de septiembre cuando se dirigía a cobrar su sueldo semanal como niñera en la Colonia Concepción La Cruz. 

Así lo reveló la madre de la desaparecida, Laura Acatécatl quien destacó que a 18 días de denunciar la desaparición de su hija, las investigaciones se mantienen estancadas y sigue a la espera de que las autoridades lleven a cabo el rastreo de las llamadas.


Aseguró que a través de mensajes directos a su celular y en el Facebook de una de sus hijas, le han informado que Claudia Carolina de 15 años de edad se encuentra contra su voluntad en el municipio de San Martín Texmelucan, en manos de su ex novio Pedro.

“No he recibido ninguna llamada, sólo mensajes en el celular y en el Facebook. Mi hija me dice que está con Pedro y que la vayamos a traer (según uno de los mensajes recibidos) y los otros fueron enviados por la hermana de Pedro, a mi hija menor”, narró en entrevista con CAMBIO.

Ex novio celoso y posesivo
Los celos, la posesividad y la violencia del muchacho de 19 años de edad provocaron que su hija terminara la relación que mantuvieron por poco más de medio año; Pedro Santiago se oponía a dar por terminado el noviazgo.

“Al principio la trataba bien, pero después fue celoso y posesivo. No la dejaba vestirse con ropa de moda, pantalones o ropa que se está usando, era muy celoso”, dijeron sus vecinos.

Claudia Carolina lo conoció porque era vecino de la Colonia Concepción La Cruz. Durante el tiempo que anduvieron, el texmeluquense trabajó como guardia de seguridad en San Ramón, luego de limpieza de obras en una plaza que estaban construyendo.

Hermana de Pedro confirma que la menor está con él
Laura Acatécatl aseguró que una hermana de Pedro, identificada como Lola Santiago Soria envió mensajes vía Facebook a otra de sus hijas en los que le dijo: ‘no pueden hacer nada’, ‘¿pagarías por verla?’.

“La verdad ya estoy cansada de hablar, porque luego inventan cosas que yo no digo. Lo que puedo decir es que tengo miedo, porque siento que lo que Lola Santiago Soria nos dijo en los mensajes, es una amenaza. Tengo miedo de lo que le pueda pasar a mi hija”, expresó.

No hay comentarios: