miércoles, 4 de octubre de 2017

Así es la celda de seguridad del feminicida de Mara Castilla

e-consulta   /   

Alberto Melchor  |
 Martes, Octubre 3, 2017
Ricardo Alexis, ex chofer de Cabify, fue trasladado al dormitorio W, el de mayor seguridad en el Cereso de Puebla y donde espera que le imputen los cargos de feminicidio y violación



El dormitorio W es la pesadilla para cualquier interno del Cereso de San Miguel en Puebla. Sus pasillos de cristal y paredes acolchadas prometen la más estricta seguridad para los reos y es ahí donde Ricardo Alexis, ex chofer de Cabify acusado de asesinar a Mara Fernanda Castilla Miranda, duerme desde el pasado viernes a la espera de que este miércoles se le imputen los cargos de feminicidio y violación.
Su traslado a dicho dormitorio con forma hexagonal se dio luego de que su abogado implementó una estrategia para reforzar la seguridad de su cliente, acusando una supuesta tortura y amenaza de muerte por parte de otros internos, los cuales según su dicho, le habrían pedido 100 mil pesos para no privarlo de la vida. San Miguel.
El panóptico de San Miguel
Un modelo arquitectónico similar al panóptico es bajo el cual fue edificado el dormitorio W del penal de San Miguel. Por fuera hexagonal pero por dentro circular, está compuesto por 16 celdas ubicadas en torno a la caseta central de vigilancia, todas con paredes acolchadas y puertas de cristal reforzado.
Si de algo carecen estas celdas es de privacidad, no hay movimiento que alguno de sus inquilinos haga que no sea visto por el celador y supervisor que siempre están vigilando desde la caseta central.
En la celda no hay ningún tipo de aditamento, es imposible ingresar algún radio o televisión como suele hacerse (de contrabando) en otros dormitorios, además de que no cuentan con ventanas ya que todas las celdas están en el subsuelo, al menos un piso abajo en una especie de sótano.
Quienes entran ahí, después de un par de semanas adquieren un tono de piel pálido, además de que pueden mostrar sensibilidad a la luz natural, pues su contacto con el exterior es reducido.
Seguridad y uniformes especiales
A diferencia del resto de los dormitorios, el área de celdas sólo cuenta con un acceso, al que para llegar se deben de cruzar diferentes puntos de revisión.
Primero que nada se recorre un pasillo perimetral, el cual pasa por las casetas de seguridad A, B y C, hasta llegar a un segundo pasillo restringido que conduce a hasta la zona de dormitorios L, comúnmente conocido como el “área de conductas especiales”.
Cuando un interno llega al dormitorio W, deberá cambiar su habitual uniforme beige por un pants y una casaca anaranjada, además no tendrá permitido usar zapatos ni tenis, por lo que deberá llevar sandalias, evitando así que pueda usar sus agujetas para autolesionarse.
En el mismo dormitorio pueden bañarse y hasta ahí se les llevan sus alimentos en raciones individuales. Cuentan con dos cobertorespara sobrellevar el clima helado por las noches, pero los mismos solo se les dan para pernoctar y deben entregarlos en el primer pase de lista.
El pase de lista, como en el resto de los dormitorios del penal, se realiza a las 7:30 de la mañana. Pero a diferencia de los otros reos,cada hora durante el resto del día se repite el pase pidiendo que cada uno diga su nombrenúmero de proceso, su fecha de ingreso,delito y en su caso, el juzgado donde radica su expediente.
Los internos de este dormitorio no pueden comunicarse entre ellos, tanto por reglamento como por infraestructura, además de que antes de hablar, ponerse de pie o hacer cualquier otra actividad, deben de pedir permiso previo al personal de seguridad.
Por si fuera poca está seguridad, el dormitorio panóptico cuenta con un sistema de circuito cerrado formado por 4 cámaras de seguridad, las cuales están conectadas a un centro de monitoreo a cargo de la Dirección General de Ceresos.

Visitas y horas a la luz reducidas
Las medidas de seguridad son extensivas para su abogado y sus familiares. Los internos del dormitorio W, como Ricardo Alexis, tienen derecho a la visita familiar una vez a la semana, por una hora, mientras que la visita conyugal es de 4 horas cada 15 días, además de que sus visitantes no podrán llevar ni comida ni otros artículos.
Su asesor legal puede visitarlos por 30 minutos cada semana y tienen derecho de llamar por teléfono a un familiar directo por 5 minutos a la semana, sin embargo los números deberán de ser verificados por la administración del Cereso.
En teoría, los internos del W tienen derecho una hora al día de esparcimiento en un área acondicionada dentro del mismo dormitorio, y aunque se establece que pueden tomar el sol en ese mismo tiempo, la realidad difiere pues el área recreativa está techada.
Custodios al interior del Cereso detallaron de forma anónima que hace unos años un interno del W logró introducir un objeto prohibido que usó para suicidarse, motivo por el cual se incrementaron las medidas de seguridad hasta llegar a las actuales.
Reos famosos y peligrosos han pasado por ahí
El presunto feminicida de Mara Fernanda Castilla se ha convertido en el último inquilino de este dormitorio, cuyo caso ha tenido el foco de atención encima, además de que su reubicación se dio el viernes tras denunciar una supuesta amenaza.
Sin embargo es parte de una larga lista de peligrosos delincuentes, huachicoleros y hasta líderes del crimen organizado que han pasado por sus heladas celdas.
El Lalo, señalado como líder de la plaza de Los Zetas en Veracruz y Puebla hasta antes de su detención en 2016, fue uno de los personajes que al ingresar al Cereso de San Miguel ocupó una de estas 16 celdas.
Misma situación que José Eulalio Flores Infante, alias El Michoacano, supuesto traficante de drogas acusado de homicidio que llegó a estar en estas celdas de máxima seguridad antes de alcanzar las comodidades que ofrece el penal. En Puebla estuvo hasta 19 de septiembre pasado cuando fue trasladado a un Cereso Federal en Oaxaca.
José Salvador G., interno que mató a su pareja el pasado 27 de mayo en la zona de Las Casitas durante una visita conyugal, también fue reubicado a ese dormitorio tras el asesinato.
A pesar de que el Cereso de San Miguel ha recibido quejas ante Derechos Humanos por las condiciones de este dormitorio y lasegregación de sus inquilinos, las mismas no han procedido pues las medidas de seguridad se encuentran al margen de los tratados nacionales e internacionales. 
  


    Feminicidio


Alejandro Jalil García Monreal afirmó que es necesario apoyar la petición de Alerta de Género para Puebla, tras el incremento de los feminicidios en la entidad y tras haber observado que las autoridades no están atendiendo la exigencia ciudadana y de organismos internacionales.

No hay comentarios: