sábado, 5 de agosto de 2017

Tres rectores universitarios muertos... una pista

2016 0805 

El homicidio de rectores angelopolitanos 
Al menos tres rectores universitarios de la angelópolis han sido asesinados en la ciudad capital y al parecer existe una pista de uno de ellos, los otros expedientes duermen en el sueño del olvido. Lo que hace notorio en los hechos ocurridos es el homicidio de dos rectores que pertenecen a la misma universidad y de ambos, de uno existe una pista, un presunto homicida resentido con más de 28 años de antigüedad del hecho.

Roberto Corvera Guzmán, rector de la Universidad Angelópolis, ubicada en el barrio de Analco de la Ciudad de Puebla, fue ejecutado de dos disparos en la cabeza, por un exprofesor que en su intento de huir, fue detenido dos calles antes del Bulevar 5 de Mayo, ayer por la tarde. La Fiscalía General del Estado dio a conocer que el móvil del crimen es una venganza, luego de que el ahora occiso hace 28 años inhabilitara como catedrático al presunto homicida, lo que provocó que perdiera su cédula profesional. Se puede leer en la mayoría de medios informativos que reprodujeron la historia proporcionada por la Fiscalía General del Estado.
El presunto asesino fue identificado como Juan Ignacio Alvarado Martínez de 51 años de edad, de profesión Podólogo y actualmente chofer de la Ruta 25. El sujeto, tras enterarse que Corvera Guzmán era rector de la mencionada casa de estudios, lo estuvo vigilando desde hace un mes y finalmente habría cobrado venganza.
El 4 de agosto de 2017 alrededor de las 13:17 horas, Juan Ignacio llegó a las instalaciones de la Universidad ubicada sobre la calle 3 Oriente casi esquina con la 16 Sur, número 1603, e ingresó hasta llegar a la recepción. Tras la negativa de la recepcionista de proporcionarle la audiencia con el rector, el presunto homicida irrumpió a la oficina de Corvera Guzmán y aunque estaba acompañado, Juan Ignacio le dijo “te traigo un recado…” y sin más le disparó en dos ocasiones en el rostro para dejarlo sin vida sobre su silla a un lado del escritorio.
El agresor, al que sólo le bastaron 2 minutos para cometer el crimen, salió de la institución caminando pero a prisa con sentido al puente de Ovando, y es cuando comerciantes en el camellón central de la 3 Oriente intentaron seguirlo pese a que llevaba el arma en la mano y se la iba guardando entre las ropas, a la altura de la cintura, logró evadirlos y corrió por la 16 Norte con dirección hacia Juan de Palafox y Mendoza, pero ahí fue capturado por vigilantes privados de la universidad y ciudadanos. Poco después llegaron elementos de la policía municipal del Sector 2, y el presunto homicida fue entregado a ellos, encontrándole una pistola calibre 38 milímetros junto con tres cartuchos útiles.
Aunque al lugar llegaron momentos después paramédicos de Cruz Roja, SUMA y del Grupo Relámpagos de Protección Civil Municipal, solamente sirvió para confirmar que el rector no tenía signos vitales y  presentaba una herida de bala en la región parietal derecha y otra en el cuello del mismo lado.
El sitio quedó resguardado por elementos de las policías municipal, estatal, ministerial y auxiliar.

Las diligencias del levantamiento del cuerpo corrieron a cargo del personal de la Agencia Estatal de Investigación de la Décima Comandancia de Homicidios con el apoyo del Instituto de Ciencias Forenses de la Fiscalía General del Estado, los cuales iniciaron la carpeta de investigación del caso. Durante las diligencias, la secretaria del rector presentó crisis nerviosa y llegaron paramédicos de Cruz Roja para atenderla y llevarla a la clínica médica del Seguro Social en La Margarita.
POSTURA DE LA FGE
Por la tarde de ayer, la Fiscalía General del Estado emitió un comunicado de prensa en el que confirma la aprehensión del presunto responsable, quien habría planeado el crimen desde un mes antes.
Abundó que mantiene bajo investigación a Juan Ignacio “N” por su probable responsabilidad en el homicidio del rector Roberto “N”. En el lugar del hecho se llevaron a cabo las diligencias pertinentes, a fin de recabar datos de prueba.
Detalló que de acuerdo con la información obtenida a través de testimonios e imágenes captadas por las cámaras de seguridad, se estableció que la tarde de este viernes, Juan Ignacio ingresó a la universidad, donde tras amenazar a la recepcionista, se dirigió al despacho del rector a quien le disparó con arma de fuego, provocando su deceso.
Luego de estos hechos, se observa a través de las imágenes, como sale del plantel e intenta darse a la fuga, sin embargo, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal con apoyo de maestros del plantel, lograron asegurar al presunto homicida.
La Fiscalía de Investigación Metropolitana ordenó la intervención del ministerio público, peritos y elementos de la Agencia Estatal de Investigación, para llevar a cabo el procesamiento de la escena, donde se recabaron y embalaron indicios, así como entrevistas.
Con base en las indagatorias, la dependencia estableció como hipótesis de investigación que, hace 28 años al desempeñarse Roberto “N”, como supervisor de maestros en el estado de Chiapas, inhabilitó a Juan Ignacio “N” como profesor por lo que, perdió su cédula profesional.
Al quedar resentido por lo anterior, hace aproximadamente un mes dicho sujeto vigiló las actividades de su víctima hasta que encontró el momento oportuno para llevar a cabo el crimen.
Puntualiza el boletín que se continúa con diligencias para obtener información y datos de prueba contra el hoy detenido.
VICERRECTOR, ASESINADO EN 2013
Se tiene registro que el 15 de noviembre de 2013, cuando Martín Román Núñez, vicerrector de la Universidad Angelópolis, se encontraba ejercitándose en el gimnasio de la institución, llegó un sujeto alrededor de las 15:00 horas y tras preguntar por él y ubicarlo, le disparó a bocajarro dejándolo malherido.
Mientras llegaban paramédicos para prestarle auxilio, el asesino huyó a pie sobre la 18 Sur en sentido al mercado La Acocota; y ante la demora del apoyo, los mismos estudiantes y profesores trasladaron por sus medios al agredido al Hospital Betania.
El funcionario docente estuvo en agonía cuatro días y la madrugada del 19 de noviembre pereció finalmente por la herida de bala que le infirió su agresor.
Hasta el momento el asesino continúa prófugo de la justicia.
ASESINAN A EX RECTOR DE LA BUAP
La noche del 2 de julio de 2013, Samuel Malpica Uribe, ex rector de la BUAP, fue asesinado afuera de su domicilio en la calle Río Nazas frente al número 5923 en la colonia San Manuel, donde vivió más de 30 años. El o los responsables lograron darse a la fuga y hasta el momento la familia sigue exigiendo justicia.
Es importante señalar que a cuatro años de este crimen, el pasado 2 de julio en una rueda de prensa, Samuel Oscar, hijo de Malpica, exigió a las autoridades esclarecer el caso y dar con los responsables pues hasta el momento sigue impune.

No hay comentarios: