miércoles, 16 de agosto de 2017

Feminicidio en Puebla


Fauna Política
¡Ni una más! ¡Ni una menos!
Por Rodolfo Herrera Charolet

En Puebla, la violencia de género y feminicidio han devastado, indignado y desamparado a familias y a los poblanos. Prevalece la inseguridad, la intranquilidad y no existe paz social. Las estrategias de seguridad no han logrado proteger la vida y la libertad de los habitantes y mucho menos de las mujeres expuestas a la violencia extrema y feminicidio que agrava la descomposición del tejido social, colocando a las niñas, niños, adolescentes y mujeres en mayores riesgos que terminan con la atrocidad de su asesinato.
A más de dos años de haberse solicitado la declaratoria de Alerta de Violencia de Género en Contra de las Mujeres  (AVGM) para Puebla, la situación se tornó peor. Pues en los últimos cinco años (2012-2016) fueron asesinadas a más de 440 mujeres, en su mayoría crímenes impunes y sin la identificación del o de los probables responsables. Las autoridades en su lentitud, minimizaron el problema, justificando sus deficiencias y no obstante que se realizaron las modificaciones legales, la instrumentación o reglamentación de las mismas se realizaron con lentitud y desgano, propiciando vacíos jurídicos e ineficacia de las políticas públicas encaminadas a evitar el feminicidio en la entidad. No obstante que es urgente la coordinación de los tres órdenes de gobierno para evitar más pérdida de vidas humanas y atender de manera urgente a través de un plan de acción de emergencia, como lo establece la Ley al declarar la AVGM-Puebla, las autoridades responsables NO OTORGARON LA ALERTA DE GÉNERO, por considerar que no existen elementos o que el gobierno local realizó actividades tendientes a solucionar el problema. Los hechos cotidianos de los últimos 8 meses de este año, demuestran lo contrario evidencian el despilfarro de recursos públicos y la ineficiente actuación de las autoridades, como la de desaparecer las agencias del ministerio público a fin de reducir los índices que miden la criminalidad e incidencia delictiva en la entidad.
En julio de 2017 la CONAVIM emitió el documento mediante el cual a su juicio se realizaron acciones suficientes y cumplieron o solventaron las ocho medidas específicas en el marco de la solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para el Estado de Puebla. Concluyendo el proceso que pretendía, a solicitud de las organizaciones de la sociedad civil, se emitiera dicha alerta.
Sin embargo resulta ilegal como grave la dilación, prórrogas y la indiferencia que hace la Secretaría de Gobernación frente a la necesidad de coordinar los esfuerzos públicos que permitan desterrar las viejas prácticas de maltrato a las mujeres y que en más de medio centenar de casos, anualmente, han desencadenado en su asesinato.
Ante los resultados e ineficiencia pública, es necesaria la participación social a fin de que se tomen medidas preventivas y en su caso, se retome una nueva solicitud, evidenciando las deficiencias y la obstrucción propiciada desde el ejercicio público para solucionar el problema. Llevando desde luego esta solicitud a los foros que sean necesarios para atender de forma adecuada el problema, en su caso, recomendar al Gobierno de la República que cumpla la función pública que se le ha confiado.
¡Apóyame a demandar la declaratoria de Alerta de Violencia de Género!
¡Somos el grito, de las que ya no pueden hacerlo!
¡Ni una más! ¡Ni una Menos!
¡No más feminicidios en Puebla!
¿O no lo cree usted?




No hay comentarios: