sábado, 29 de julio de 2017

Linchan a homicida en Puebla

Un pleito entre dos sujetos al interior del Mercado Unión acabó con la vida de ambos luego de que uno de ellos sacó un arma de fuego para agredir a su contrincante, por lo que en venganza, locatarios decidieron desarmarlo y lesionarlo de muerte.

Los hechos fueron reportados al filo de las 17 horas del viernes cuando los números de emergencia reportaron que a las afueras del Mercado Unión una persona presentaba lesiones por arma de fuego, por lo que paramédicos del SUMA y de la Policía Estatal llegaron al lugar.


En el sitio encontraron a una persona de aproximadamente 55 años de edad, con golpes en diferentes partes del cuerpo y piquetes, aparentemente hechos con un arma punzocortante.

Al entrevistarse con los ahí presentes, estos indicaron a las autoridades que una persona más estaba herida de bala en un “bazar” al interior del Mercado Unión, por que ingresaron pero al llegar, los locatarios indicaron que ya había sido trasladado a un hospital.

De inmediato un agente ministerial se trasladó hasta el Hospital de Traumatología y Ortopedia de los Servicios de Salud del Estado, donde se reportó el ingreso, a borde de un taxi, de quien fuera identificado como Francisco Cuautle Rivera.

Los médicos lo atendieron pero no fue posible salvarle la vida por lo que minutos después de llegar al hospital perdió la vida a causa de un disparo en el costado derecho del pecho.

En el lugar se encontraba un hombre que acompañaba a la víctima, quién dijo que ambos se encontraban en el mercado cuando se hicieron de palabras con otra persona, la cual en medio de la trifulca sacó un arma de fuego con la que le disparó.

Poco después, llegó al mismo nosocomio el presunto agresor en la ambulancia 036 del SUMA, sin embargo de inmediato reportaron que ya no contaba con signos vitales a causa de las lesiones.

Los testigos de estos hechos detallaron que después de que el hombre disparó y lesionó al comerciante de un tiro, los locatarios lo sometieron y tras despojarlo del arma lo atacaron al punto en que tuvieron que subirlo a una carretilla para sacarlo hasta la calle y dejarlo tendido en la 15 Norte y la 68 Poniente.

Persona de la Fiscalía General del Estado recolectó los diferentes testimonios a fin de poder reconstruir lo ocurrido en identificar a quienes golpearon al presunto agresor, así como el motivo por el cual inició la riña.

Cabe señalar que dicho mercado es conocido por albergar en sus pasillos negocios ilegales, como venta de autopartes y el narcomenudeo.

Con información y fotografía de e-consulta

Dos grandes cárteles y grupos escindidos operan en Puebla

e-consulta/    Alberto Melchor  |  Viernes, Julio 28, 2017

A la delincuencia común que golpea a Puebla diariamente en el transporte público y las calles de la capital, se ha sumado la violencia de los cárteles del crimen organizado que durante los últimos meses han hecho más visible su presencia con ejecuciones entre grupos antagónicos o con operativos de las fuerzas armadas para capturarlos.

Oficialmente, el gobierno del estado sólo reconoce la presencia de dos cárteles: Los Zetas, a través de Roberto de los Santos de Jesús, alias El Bukanas, y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), con Antonio Martínez Fuentes, alias El Toñín, a la cabeza. Ambos buscan la hegemonía en el robo de hidrocarburo en el Triángulo Rojo.

Sin embargo, escisiones de estos cárteles o pequeños grupos delincuenciales han ido incursionando en territorio poblano a través  del narcomenudeo, robo de transporte de carga y secuestros, además de que capos que operan en estados vecinos han encontrado en la entidad el refugio perfecto.

Con El Bukanas, Los Zetas causan temor en Puebla y Veracruz

Roberto de los Santos de Jesús se ha convertido en el líder Zeta más buscado del momento luego de que la Marina fracasara en su intentona por capturarlo el pasado viernes en el municipio de Vicente Guerrero, Puebla, en donde se ocultaba desde hace casi medio año.

La existencia de este capo y la penetración que tenía en el estado fue reconocida por las diferentes autoridades locales hasta marzo de este año, cuando tres agentes de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) fueron levantados y asesinados en Atzizintla por órdenes de quien se hace llamar El Bukanas.

Tras el primer intento por capturarlo, la noche del 9 de marzo en Palmar de Bravo y Atzizintla, la Fiscalía General del Estado (FGE) lo señaló como el responsable de operar secuestros, extorsión, homicidios, así como del robo de hidrocarburo de los ductos de Pemex y extender su red criminal en los límites de Puebla y Veracruz.

Las intenciones de detenerlo se reavivaron el pasado 21 de julio en Vicente Guerrero, municipio intrincado en la Sierra Negra, donde no solo logró escapar de la Marina sino que sus hombres abatieron a un elemento de esa corporación, aunque también sufrieron la baja de cuatro de sus pistoleros.

La recompensa de un millón de pesos que el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunesofreció por información que permita la captura de El Bukanas derivó en dos operativos más, entre el lunes y jueves de esta semana, en los municipios de Esperanza y Tlacotepec, los que dejaron cinco criminales abatidos, armas y vehículos asegurados, aunque el capo sigue libre.

Por partida doble, presencia del CJNG en Puebla

En la persona de Antonio Martínez Fuentes, alias El Toñín, las autoridades han reconocido la presencia del CJNG. Luego de estar en la mira, entre abril y mayo pasados, el  interés por capturarlo disminuyó y ganó relevancia la ejecución de uno de sus hombres a manos de un militar en un enfrentamiento en Palmarito Tochapan el pasado 3 de mayo.

Martínez Fuentes es ligado a este grupo criminal, uno de los más violentos del país y que tiene principal presencia en El Bajío y en el norte del país, aunque ha logrado posicionar células tanto en Puebla como en Veracruz, dedicadas principalmente a los secuestros y el robo de hidrocarburo.

Al grupo de El Toñín se le señala por el asesinato de cinco soldados, durante el mismo enfrentamiento del 3 de mayo, además de diversos ataques  contra el Ejército Mexicano en los municipios de Quecholac, Palmar de Bravo y Tecamachalco. Además se disputa el robo de hidrocarburo con Los Zetas.

Pero la presencia de este grupo criminal en Puebla no sólo tiene que ver con El Toñín sino también con Ricardo Pacheco Tello, alias El Quino, abatido en la localidad de Chipilo el pasado 30 de junio.

Este personaje era el líder de la plaza en Veracruz para el CJNG y, entre otros crímenes, se le vinculó con el asesinato del comisionado de la Policía Federal en ese estado, Camilo Catagné.

Un día antes de ser abatido El Quino por elementos de la Marina, 10 de sus hombres, que presuntamente participaron en el asesinato de aquél mando policiaco, fueron detenidos en la colonia Los Ángeles Mayorazgo, en donde se ocultaban tras haber cometido la ejecución.

Cártel de Tláhuac extendió sus redes a Puebla

Aunque para las autoridades no está considerado dentro de las grandes esferas del crimen organizado, el llamado “Cártel de Tláhuac” de la Ciudad de México también habría logrado extender sus redes de narcomenudeo a Puebla.

El grupo que era encabezado por Felipe de Jesús Pérez Luna, alias El Ojos, está siendo desmembrado lentamente por la Marina y policías de la Ciudad de México tras el abatimiento de su cabecilla el pasado 20 de julio en un enfrentamiento de la delegación Tláhuac.

La presencia en Puebla y el Estado de México, así como en otras cinco delegaciones de la capital del país, fue revelada por el periodista Raymundo Riva Palacio en una de las entregas de su columna Estrictamente Personal, esta semana.

El periodista señala que aunque no es un grupo delincuencial que pueda equipararse ni en recursos o estructura con Los Zetas o el CJNG, había logrado extender su presencia a otros estados del centro del país.

Nuevas células criminales

Hay grupos de menor envergadura, aunque igual de violentos, que operan en Puebla principalmente en el negocio del robo de hidrocarburo.

En la zona de San Martín Texmelucan, principalmente, existen al menos otros dos grupos delincuenciales que buscan crecer de la mano de los recursos del huachicol: el de Arely Pérez, alias La Negra, y el de Óscar García Téllez, alias El Loco.

Aunque la primera ha sido vinculada con el CJNG, se considera a su grupo como independiente.

Mientras que en el caso de El Loco, comanda un grupo de reciente creación que en los últimos meses ha buscado hacerse del control de este ilícito en el municipio de San Martín Texmelucan.

Se ha convertido en un blanco primordial para la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que en las últimas semanas le ha dado propinado golpes con aseguramiento de combustible y unidades usadas para el trasiego.

Guarida de capos prófugos

Puebla también ha sido guarida para líderes de otros grupos criminales que, debilitados, han huido de sus estados para evitar detenidos.

Tal es el caso de Juan Terán Regalado, líder de un grupo criminal extremadamente violento que operaba en Oaxaca, principalmente en el municipio de Juchitán.

Este criminal, acusado de homicidio y secuestro, fue detenido en Puebla el pasado 19 de abril por elementos de la Policía Estatal y Federal.

Tras ser puesto a disposición de un juez de control en Puebla, fue trasladado a Oaxaca para ser ingresado a una prisión.

Asimismo el pasado 6 de julio, a las afueras de un Oxxo en Bosques de Manzanilla, fue recapturado Óscar Wilfredo González Hernández, alias “La Bestia”, delincuente salvadoreño buscado en Guatemala por encabezar una red de trata de personas.

Estaba prófugo desde mayo pasado y aunque se desconoce cuándo ingresó a México, las autoridades federales ya lo habían ubicado en Puebla hasta que finalmente lograron su captura.

No hay comentarios: