martes, 31 de enero de 2017

Suicidio u homicidio aún sin definir causa

2017 0131 | En el municipio de Tecamachalco, un hombre fue encontrado colgado en un árbol sin que hasta el momento se sepan los motivos que tuvo para suicidarse.

El hallazgo se hizo en la calle 24 Sur, del barrio La Villita, cuando familiares del occiso fueron a visitarlo.

Estos últimos tocaron varias veces la puerta y, al no obtener respuesta, decidieron entrar. Fue así como lo encontraron suspendido en árbol.


El fallecido fue identificado con el nombre de Juan Manuel. Se desconocen las razones que lo orillaron a poner fin a sus días.

Personal de la Fiscalía General del Estado acudió al lugar para efectuar las diligencias de levantamiento de cadáver.

Hijos sospechan de homicido
2017 0131 | Familiares de un hombre de la tercera edad, quien murió en circunstancias extrañas, hicieron un llamado al fiscal general del estado, Víctor Carrancá Bourget, para que ordene al Ministerio Público de Izúcar de Matamoros ampliar las investigaciones de este deceso, el cualpresumiblemente podría tratarse de un homicidio.

Norma Hernández, hija del hoy occiso de nombre Ernesto Hernández Chavez, relató que su padre murió en 2015 a la edad de 71 años, cuando se encontraba únicamente en compañía de su esposa -en aquel entonces, de 18 años de edad-, en el interior su domicilio ubicado en la colonia Gustavo Díaz Ordaz, en Atencingo, Chietla.

La afectada y sus familiares sospechan que la hoy viuda, María Susana D., sería responsable de la muerte, toda vez que nunca dio aviso a las autoridades ministeriales y en lugar de eso solicitó un certificado médico que le entregó un doctor de esa comunidad, el cual nunca atendió al hombre de la tercera edad.

En el documento se asentó que la causa de muerte fue shock hipovolémico e infarto.

Una vez que la presunta homicida consiguió el certificado, ordenó embalsamar el cuerpo.

Los agraviados mencionaron que, además de esas irregularidades, el profesionista que expidió el documento, Gamaliel S., manipuló el cadáver sin ser el doctor de cabecera de Ernesto Hernández.

A pesar de que posteriormente la Fiscalía General del Estado (FGE) tomó conocimiento del caso y realizó la necropsia que confirmó los datos del médico, los familiares aún no creen que Ernesto haya muerto por causas naturales, por lo que decidieron promover el amparo 492/2016 ante el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Penal.

El juez ordenó a la agente del Ministerio Público, Elyde Salomé Pérez Nolasco, que haga las investigaciones que correspondan para esclarecer la muerte del septuagenario; sin embargo, la “representante social” ha hecho caso omiso del mandato de la autoridad federal.


El matrimonio y un presunto acuerdo

Norma Hernández explicó que la exesposa de su padre se casó con él en enero de 2015 por un supuesto acuerdo que ambos hicieron: ella presuntamente padecía cáncer, por lo que se comprometió a cuidarlo si él la apoyaba con sus gastos y con la afiliación al IMSS, a fin de continuar con su tratamiento.

No obstante, poco antes de morir, el anciano le dijo a su hija Norma que quería divorciarse porque no estaba contento con el matrimonio,  pues su esposa no cumplía su compromiso.

El hombre murió y no pudo separarse legalmente de María Susana, quien ni siquiera fue al sepelio de su marido y ahora –supuestamente con engaños a la autoridad- está tramitando la pensión en el IMSS, la cual va de los 40 mil a 50 mil pesos, aproximadamente.

Los hijos del hoy occiso no han podido comprobar hasta hoy si realmente la mujer padece cáncer, por ello piden a la Fiscalía General del Estado (FGE) que investigue y haga justicia, en caso de que la viuda resulte responsable de la muerte del septuagenario.

Norma Hernández aclaró que no está peleando dinero o herencia, simplemente quiere que se esclarezca el deceso y se haga justicia.

No hay comentarios: