domingo, 20 de noviembre de 2016

Imparable el robo de combustible

Complicidad, homicidio y robo de combustible imparable en Puebla
2016 1120 | A unas semanas de que termine 2016 se han registrado en el llamado Triángulo Rojo 15 enfrentamientos entre presuntos huachicoleros, entre los que destacan los del 18 de noviembre y 28 de octubre en Acajete, así como cinco hechos violentos entre delincuentes, los cuales en su conjunto arrojan 21 muertos y 15 heridos. 


En las cifras que evidencian la violencia en esta zona dedicada al robo de combustible también destacan al menos cuatro hechos en los que presuntos delincuentes han desarmado a elementos de la Gendarmería, policías estatales, policías ministeriales, policías municipales e incluso a elementos del Ejército, quienes también han sido amedrentados en municipios como Palmar de Bravo y Quecholac.

Acajete, municipio violento
En el municipio de Acajete es donde se han registrado los enfrentamientos más violentos entre fuerzas de seguridad y presuntos delincuentes.

El 18 de noviembre presuntos “huachicoleros” sitiaron el palacio municipal para exigir la detención de los policías que hirieron a un hombre quien trasladaba combustible de procedencia ilícita en una camioneta. En el lugar resultó herido un policía municipal.

El 28 de octubre, un joven de 16 años murió en un operativo realizado en La Magdalena Tetela, donde se pretendía decomisar vehículos que serían usados para el robo de combustible. En respuesta la población bloqueó la autopista México-Puebla, así como la carretera federal a Tehuacán.

Acribillan 4 personas en Acatzingo; suman 21 muertos en la zona

En junio, 11 personas resultaron heridas y cuatro muertas (dos en el lugar y dos más en el hospital) tras una balacera que se registró en la unidad deportiva del municipio de Acatzingo, donde se llevaba a cabo un partido de béisbol.

La última víctima de esos hechos fue una adolescente de 16 años de edad, quien resultó lesionada y perdió la vida en un hospital de ese municipio.

Asciende a 4 el número de muertos por balacera en Acatzingo
La víctima fue identificada como Adriana Cuate Rojas, quien se encontraba internada en el Hospital San Ángel de Acatzingo

En septiembre tres hombres presumiblemente fueron ejecutados por huachicoleros en la comunidad de Tezuapan, en el municipio de Cañada Morelos.

Los enfrentamientos entre presuntos delincuentes en el Triángulo Rojo han arrojado una elevada cantidad de muertos. En julio, un hombre ejecutado fue localizado en unos terrenos de la comunidad de Santa Úrsula Chiconquiac, en el municipio de Felipe Ángeles, muy cerca de San Sebastián Villanueva, Acatzingo, donde un día antes murieron calcinados y dos más asesinados en una balacera.


Encuentran cadáver de quinto hombre ejecutado en Acatzingo
El robo de hidrocarburo parece estar en el origen de las muertes, revelan primeras indagatorias

Los enfrentamientos entre presuntos delincuentes el pasado el 27 de agosto dejaron un muerto y el aseguramiento de cinco vehículos con contenedores en la inspectoría de Virreyes de Juárez, en el municipio de Los Reyes de Juárez. Esa tarde se registró un tiroteo en dicha comunidad aledaña al municipio de Acatzingo, enclavada en el llamado Triángulo Rojo, en el que falleció un varón que respondía al nombre de Maximino N.

Previamente en julio, unos sicarios acribillaron en Acatzingo a un presunto huachicolero. Después de ejecutarlo, recogieron el cuerpo y se dieron a la fuga. 

En mayo, un enfrentamiento entre presuntos ladrones de hidrocarburo y policías federales provocó la muerte de un civil, lesiones a tres de sus acompañantes y a un agente, en Quecholac. 

El 21 de enero un comando de seis hombres armados ejecutó a balazos a un elemento de la Policía Municipal de Acatzingo, asignado a la junta auxiliar de Actipan de Morelos. Los hechos sucedieron cuando el hoy occiso de 32 años de edad, y un compañero, se encontraban haciendo un recorrido de vigilancia por las calles de esa comunidad.


Comando ejecuta a balazos a un policía municipal de Acatzingo
Según versiones extraoficiales, al otro elemento no le hicieron nada y en el lugar se encontraron cerca de 20 casquillos de armas R-15

Graban videos de enfrentamientos entre delincuentes y el Ejército

Además de los casos de Acajete en la región del Triángulo Rojo se han registrado 15 enfrentamientos entre presuntos delincuentes y autoridades municipales, estatales y federales. 

Entre los más importantes, destaca el registrado el 13 de noviembre cuando dos elementos de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex) resultaron lesionados de bala, luego que fueran agredidos por huachicoleros en la junta auxiliar de Álvaro Obregón, en el municipio de Tepeaca. 

Previamente, en octubre un grupo de huachicoleros se enfrentó a elementos del Ejército Mexicano y logró echarlos de la comunidad de San José Bellavista, en Palmar de Bravo, donde los segundos se encontraban haciendo un operativo de vigilancia en la zona de los ductos de Petróleos Mexicanos. Los hechos fueron evidenciados en un video difundido en el programa 10 en Punto con Denise Maerker.

También en redes sociales se exhibió un video donde habitantes de Palmarito Tochapan hicieron huir a militares en un operativo donde decomisaron una camioneta utilizada aparentemente para el robo de hidrocarburo.

El 29 de septiembre dos elementos de la Policía Estatal fueron golpeados, despojados de sus armas de cargo y la patrulla en la que viajaban fue volcada por habitantes de La Encrucijada, una población del municipio de Palmar de Bravo.

En octubre presuntos huachicoleros amenazaron a policías ministeriales en las instalaciones del arco de seguridad de Palmar de Bravo. Fuentes extraoficiales informaron que ese día, alrededor de las 16:30 horas, llegó una camioneta Lincoln color negro con aproximadamente siete sujetos a bordo, quienes al parecer iban armados.

El 29 de agosto un enfrentamiento entre presuntos chupaductos y policías de la Fuerza Civil de Veracruz se registró en los límites con Puebla, en el kilómetro 227 de la autopista Orizaba-Puebla, lo que dejó saldo de al menos un oficial muerto y tres más lesionados.

En mayo, mientras una banda dedicada al robo de combustible se enfrentó a balazos con policías de Quecholac, ladrones de hidrocarburo incineraron una camioneta que transportaba dos contenedores abastecidos con combustible de procedencia ilícita.

A inicios de ese mismo mes presuntos ladrones de combustible se enfrentaron a balazos con policías federales, pertenecientes a la Gendarmería, y los despojaron de sus armas de cargo en Palmar de Bravo.

Despojan de sus armas a elementos de seguridad

En lo que va del año se registran al menos cuatro casos de despojo de armas a elementos de seguridad y del Ejército por parte de presuntos delincuentes.

El 30 de marzo elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) fueron despojados de sus armas de cargo, por un comando que los sorprendió a la altura del kilómetro 198 de la autopista Puebla-Orizaba.

El 28 de febrero, dos policías estatales (mujeres) fueron sorprendidas por un grupo de ladrones que las desarmó y les robó dos pistolas y dos rifles AR-15, cuando se encontraban resguardando el arco de seguridad de Cuapiaxtla de Madero.

Dos días después, agentes fueron asaltados y despojados de sus armas de cargo, por un comando que los sorprendió a la altura del kilómetro 198 de la autopista Puebla-Orizaba, cuando se dirigían al arco de Palmar de Bravo.

En mayo, presuntos ladrones de combustible sorprendieron a balazos a policías federales, pertenecientes a la Gendarmería, quienes resguardaban una toma clandestina en Palmar de Bravo.

Realizan detención masiva de policías pero los dejan libres

Por supuestamente estar relacionados con el robo de combustible fueron detenidos ocho agentes de la policía de Amozoc, sin embargo fueron liberados en los días siguientes.

Se les imputó su probable responsabilidad en los delitos de privación ilegal de la libertad, portación de arma de fuego, usurpación de funciones, robo agravado y lesiones dolosas, detalló la FGE a través de un comunicado.

En dicho municipio el regidor priísta de Gobernación, Seguridad Pública y Justicia, Benjamín López Becerra, fue mencionado por estar supuestamente involucrado con ladrones de combustible que operan en la demarcación.

Cuatro ejecutados en Junio
Una adolescente de 16 años de edad, quien resultó lesionada en la balacera de Acatzingo, perdió la vida ayer en un hospital de ese municipio, por lo que la suma de fallecidos por este incidente ascendió a cuatro.

Trascendió que la víctima fue identificada como Adriana Cuate Rojas, quien se encontraba internada en el Hospital San Ángel de Acatzingo.

Fuentes extraoficiales informaron que la joven recibió un balazo en una pierna y otro en un brazo. Al principio su estado de salud fue reportado delicado y posteriormente se complicó hasta que, ayer por la noche, sufrió un shock séptico que derivó en un paro cardiaco.

Las otras víctimas que fallecieron por la balacera fueron Abel Luna Blas, de 46 años de edad; José Luis Vélez Robles, de 38 años de edad, y Diego Mauricio Hernández Rojas, de 22 años de edad.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE), José Luis Vélez Robles estaba implicado en el delito de robo de combustible y contaba con antecedentes por ese mismo ilícito, por lo que se presume que el ataque, en la unidad deportiva del municipio de Acatzingo, fue una venganza de ladrones de hidrocarburo.

El domingo por la tarde, al menos tres camionetas arribaron a la unidad deportiva de Acatzingo, donde se llevaba a cabo un partido de béisbol.

De los vehículos descendieron cerca de 20 sujetos armados con rifles AK-47 y rafaguearon a las personas que se encontraban ahí.

En el lugar pereció José Luis Vélez, quien en 2011 fue detenido por la entonces Policía Ministerial del Estado, junto con otras dos personas, en un domicilio de San Sebastián Villanueva, localidad de Acatzingo, donde se aseguró una cisterna con aproximadamente 22 mil litros de combustible de dudosa procedencia.

Respecto a estos hechos, la Procuraduría General de la República (PGR) ya inició una investigación independiente a la que lleva la FGE.

Ejecutados en el mes de julio
De acuerdo con las primeras indagatorias, al parecer los cinco occisos estaban vinculados con el delito de hidrocarburo, por lo que se presume que los casos están relacionados.

Un hombre ejecutado fue localizado anoche en unos terrenos de la comunidad de Santa Úrsula Chiconquiac, en el municipio de Felipe Ángeles, muy cerca de San Sebastián Villanueva, Acatzingo, donde ayer dos jóvenes murieron calcinados y dos más asesinados en una balacera.

De acuerdo con las primeras indagatorias, al parecer los cinco occisos estaban vinculados con el delito de robo de hidrocarburo, por lo que se presume que los casos están relacionados.

El quinto ejecutado fue encontrado la noche del domingo, en un sembradío de nopales de la localidad antes mencionada.

Loa hallan en el interior de una camioneta y con impactos de bala.

Según versiones extraoficiales, este hombre era perseguido desde San Sebastián Villanueva, lo que suscitó la balacera en esa junta auxiliar de Acatzingo, donde un adolescente y un adulto perdieron la vida, además de que otra persona resultó herida.

Otras versiones indicaron que esta balacera habría sido provocada por una supuesta venganza de los familiares de dos jóvenes, quienes ayer por la tarde fueron hallados calcinados en Villanueva, a bordo de una camioneta que transportaba contenedores con combustible de procedencia ilícita.

Hasta estos momentos, la Fiscalía General del Estado no ha proporcionado información sobre los tres casos.

No hay comentarios: