martes, 22 de noviembre de 2016

firman convenio contra violencia de género

2016 1122 | A favor de escenarios libres de violencia y en congruencia con el compromiso de la BUAP de fomentar una cultura de respeto, el rector Alfonso Esparza Ortiz suscribió un convenio de colaboración con la Secretaría General de Gobierno del estado (SGG) y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJEP), para generar estrategias y plataformas que promuevan la equidad de género, la inclusión y la no discriminación entre hombres y mujeres.


Con este acuerdo, Esparza Ortiz sostuvo que se sientan las bases para asegurar a las mujeres ambientes de desarrollo al margen de cualquier tipo de violencia y se amplían los alcances de los programas y las acciones que la BUAP ha emprendido con este propósito, al extender su experiencia a la sociedad.

Tras subrayar que es inaplazable establecer sistemas de protección y programas de prevención, seguimiento y evaluación entre los distintos grupos del tejido social, señaló: “Las instituciones de educación superior tenemos el compromiso de promover procesos de formación en los que se incluyan valores de inclusión social y equidad de género. El modelo educativo de la BUAP está diseñado sobre estos principios”.

En la BUAP –dijo- “estamos convencidos que los universitarios debemos dar cabida a nuevos discursos que incorporen a todos sus integrantes, a partir de la premisa de igualdad sustantiva para el reconocimiento de los talentos, sin distinción de género, ideología, religión, orientación sexual o capacidades físicas”.

A su vez, luego de reconocer a la BUAP como un baluarte frente a los prejuicios, el titular de la SGG, Diódoro Carrasco Altamirano, indicó que con este convenio se pretende incidir en un tema que ocupa a todos: avanzar en la lucha contra la violencia ejercida en niñas y mujeres, para entender la complejidad del fenómeno y buscar soluciones, “porque estamos convencidos que el respeto a la dignidad del ser humano es un objetivo que debemos seguir y alcanzar”.

“La violencia entre personas es reprobable. La hegemonía de género a lo largo de la historia es una práctica que en el contexto de los derechos humanos debe desterrarse, para dar paso a la equidad entre hombres y mujeres. Es una lucha y compromiso compartidos, porque la violencia contra las mujeres y niñas es inaceptable. Se puede prevenir y poner fin, porque es un imperativo y nos convoca a la acción colectiva”, afirmó.

 La BUAP, bastión en la erradicación de la violencia

Tras signar dicho acuerdo de colaboración, Diódoro Carrasco Altamirano, titular de la SGG, celebró el interés del rector Alfonso Esparza Ortiz de coordinar esfuerzos dentro de la comunidad universitaria, a favor de la equidad social: “la BUAP es una institución bastión en el estado, una fuente centenaria de conocimientos y sabiduría, puesto que desde sus antecedentes ha contribuido a la formación de profesionales en la entidad, además de ser un baluarte frente a los prejuicios”.

En la violencia de género, refirió, el problema no son los hombres, sino el sexismo, por lo que urge poner en marcha la construcción de masculinidades positivas. En ese sentido, dio a conocer que el próximo viernes iniciará una campaña para concientizar a los hombres sobre conductas violentas hacia las mujeres, “pues no se debe tolerar ni justificar la violencia machista, de carácter físico, sexual o psicológico”.

Por lo anterior, consideró que debe existir un trabajo colaborativo entre gobierno, medios de comunicación, instituciones educativas y sociedad, para enfrentar de manera decidida este reto.

En dicha ceremonia, Andrea Ambrogi Domínguez, presidente del CCSJEP, afirmó que las acciones contra la violencia de género y los feminicidios “no pueden quedar limitados al obligado castigo ejemplar de los culpables; si bien deben impulsarse acciones para el combate a la impunidad, también aquellas que terminen con este fenómeno desde la raíz; es decir, desde la sociedad”.

Por ello, subrayó que gobierno, universidad, iniciativa privada y sociedad civil deben trabajar a partir de cuatro puntos: combatir la impunidad de los feminicidios; transmitir que la violencia de género es una violencia ideológica ejercida por varones que consideran a la mujer como objeto de su propiedad; no tratar ese hecho como un acto individual y aislado, sino como un problema social y de Estado; y, promover el rechazo social a toda forma de violencia contra las mujeres, pues el silencio nos hace cómplices.

Finalmente, Verónica María Sobrado Rodríguez, directora General del Instituto Poblano de las Mujeres, reconoció la suma de instituciones gubernamentales y educativas para erradicar la violencia contra las mujeres. Agradeció a la BUAP porque desde su quehacer social enfoca su atención a esta problemática “que indigna y lastima a la sociedad”.

No hay comentarios: