lunes, 23 de mayo de 2016

Víctima embarazada de estupro y/o violación

2016 0523 | l padre de una menor de 17 años de edad denunció que su hija fue víctima de estupro por un hombre de 38 años de edad, quien la embarazó y la mantuvo privada de su libertad durante un tiempo hasta que lograron rescatarla.

Sin embargo y  aunque las autoridades ministeriales ya tienen conocimiento del caso, han sido omisas,y el probable responsable sigue prófugo.


El padre de la menor, de nombre  Apolinar, relató que estos hechos sucedieron en el municipio de Acatlán de Osorio cuando, a finales de 2014, se percató que su hija Briseida estaba embaraza. Al investigar, supo por los pobladores que el padre de su nieto era un hombre llamado Silvestre M. B., de 38 años de edad, quien está casado y además cuenta con antecedentes penales.

En ese entonces su hija contaba con 16 años de edad, por lo que la familia del probable responsable, al enterarse del embarazo, raptó a Briseida y la mantuvo lejos de su papá, quien al descubrir en dónde la estaban escondiendo, intentó rescatarla, pero los mismos captores se la llevaron a una población cercana a Acapulco, Guerrero.

Apolinar descubrió el sitio donde su hija estaba privada de la libertad y fue por ella. Fue así como la adolescente regresó a Acatlán de Osorio, donde hace ocho meses dio a luz a un varón.

Los pobladores aconsejaron al señor para que presentara su denuncia en el Ministerio Público, la cual quedó radicada con el número de averiguación previa 44/2015/Acatlán. Sin embargo, luego que Silvestre supo que había una denuncia en su contra, se dio a la fuga. Actualmente, estaría ocultándose en Chilpancingo, Guerrero, pero con frecuencia visita el municipio de Acatlán.

Apolinar señaló que, según versiones de los pobladores, Silvestre y su familia operan en una vecindad, donde al parecer se dedicaría a prostituir a menores y vender drogas. Considera también que Briseida pudo haber sido víctima de una red de corrupción.

El agraviado manifestó que las autoridades ministeriales lo han ignorado por ser de escasos recursos, por lo que su caso está estancado. Incluso, tiene la sospecha de que la familia de Silvestre le ha dado dinero al personal ministerial para que el hecho quede impune.

Mencionó que a él los policías ministeriales le pidieron dos mil pesos en efectivo para que se pusieran a trabajar, pero no pudo cubrir esa cantidad debido a que es muy pobre. Por su misma condición, tampoco puede pagar un abogado particular para que agilice el proceso.

Es por ese motivo que se acercó a los medios de comunicación para que el caso sea difundido y las autoridades de la Fiscalía General del Estado aceleren las investigaciones, a fin de que el responsable sea capturado. Asimismo, pidió que el DIF estatal tome conocimiento del tema y le brinde apoyo.

No hay comentarios: