lunes, 9 de mayo de 2016

Se le atoró un cohete en la mano durante el cortejo fúnebre

2016 0509 | Un hombre de 35 años de edad, resultó lesionado al momento que encendió un cohete, este se le atoró en la mano, lo que dio pie a que le explotaran los demás, esto durante un cortejo fúnebre que se dirigía a la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán, ubicada en esta ciudad.

El reporte de instituciones oficiales, es que el contingente de personas, llegaba de sur a norte en la calle Benito Juárez y Cinco de Mayo en la proximidad del inmueble religioso, cuando al encargado de lanzar los cohetes como parte del acompañamiento al difunto, al parecer la pieza explosiva se le atoró y ahí explotó.

Sin embargo, el resto de los cohetes también se accionaron y al masculino de 35 años de edad, identificado como Yahir, resultó con quemaduras de segundo grado e inmediatamente fue auxiliado por algunos integrantes del cortejo, quienes procedieron a apagar parte de su vestuario que se había incendiado.


Después fue llevado al Hospital General Regional de Izúcar de Matamoros (HGRIM) donde fue atendido del brazo derecho pero su estado de salud había sido reportado en principio como estable, incluso, este sitio fue cerrado a la circulación vehicular por unos momentos debido al caos que generó la explosión de los cohetes.

Al sitio llegaron elementos de Vialidad Municipal, paramédicos de Protección Civil y de Servicios de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) quienes auxiliaron a dos personas que presentaban crisis nerviosa que no requirieron de ser llevadas a las instancias hospitalarias.

No hay comentarios: