jueves, 28 de abril de 2016

Super policía limpia un poco la cara desprestigiada de Seguridad Pública

María Ramírez Chávez no sólo es elemento de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), también es paramédico certificado, lo que le permitió salvar la vida de una bebé que estuvo a punto de morir asfixiada.

Lamenta los casos difundidos en redes sociales de compañeros que cometen abusos o actos indebidos, pero refiere que no todos los agentes se comportan igual.


Antes de ser policía, María egresó de la Escuela de Enfermería de la Cruz Roja Mexicana. Posteriormente, en la Academia de Seguridad Pública Municipal recibió capacitación en primeros auxilios y con ello reforzó los conocimientos que ya tenía.

La oficial considera que, con la preparación que tiene, puede ayudar mejor a la gente porque puede desempeñarse como paramédico y policía al mismo tiempo. Ante una emergencia, sus conocimientos le permiten brindar primeros auxilios cuando no hay servicios médicos al alcance.

Para ella, realizar estas labores es una satisfacción muy grande y el hecho de portar el uniforme de policía la llena de orgullo.

Más allá del reconocimiento que obtuvo al salvar la vida de una bebé de 9 meses de nacida, María logró sentir mucha satisfacción en este servicio que realizó.

"Me siento honrada. No es muy común que alguien llegue y te dé a su bebé y te diga aquí tienes, ayúdala, sálvala. Es un honor para mí", manifestó.

María asegura que, como policía, no es la primera vez que auxilia a una persona herida. Un hecho que se quedó en su memoria ocurrió en agosto de 2015 cuando brindó ayuda a un huehue que, al manipular su mosquetón, lo detonó por accidente y se destrozó la mano.

Ella, junto con sus compañeros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de SSPTM, llegó primero que los paramédicos y auxiliaron al lesionado hasta que llegó una ambulancia de Cruz Roja.

María comentó que actualmente los poblanos tienen una mala impresión de los elementos de la SSPTM, a causa de fotografías y videos difundidos en redes sociales, donde sus compañeros fueron exhibidos cometiendo abusos o actos indebidos.

Sin embargo aseveró que no todos los agentes se comportan igual, pues independientemente de ello, la mayoría está mejor capacitada para desempeñar este trabajo.

María agradeció a la sociedad por reconocer las cosas buenas que hacen los policías y la exhortó a confiar en ellos. "Nosotros estamos para ayudarlos", afirmó.

Este miércoles el alcalde Luis Banck reconoció el acto de la policía María Ramírez y se informó que como estímulo, la oficial recibirá 5 mil pesos y una compensación adicional de un mes de sueldo.

No hay comentarios: