lunes, 25 de abril de 2016

Como el periquito "por poquito" muere aplastado por el tren

2016 0425 | De morir arrastrado por el tren, se salvó el conductor de un tráiler de la empresa Pepsi Cola, la mañana de ayer en bulevar 18 de Noviembre a la altura del paradero del Metrobús con el mismo nombre. Por fortuna todo quedó en el susto y cuantiosos daños materiales.

Eran alrededor de las 8:15 horas, cuando Jesús, de aproximadamente 45 años de edad, conducía un tráiler doble semirremolque de la citada empresa refresquera; a su paso por el bulevar 18 de Noviembre a la altura de las vías del tren, se encontró con la máquina 4606. El trabajador de Pepsi, al no escuchar que el tren se acercaba y percatarse de la cercanía de la locomotora, avanzó rápidamente.

Pese a lo anterior, la máquina ferroviaria chocó contra el último semirremolque del tráiler Kenworth con número económico OX-38837 y placas RW-31-009 del estado de Oaxaca.

Jesús García López siguió manejando cerca de 70 metros, al parecer, perdió el control sobre el volante, se subió al camellón central y volvió a bajar sobre el pavimento. Durante este trayecto, con sentido a Bosques de Amalucan, quedaron regadas tarimas, cajas de plástico, dos llantas traseras del vehículo de carga y pedazos de vidrio de los envases de 7UP, Jarritos, Pepsi, Mirinda, entre otros, los cuales iban vacíos.

Y es que el conductor de tráiler dijo que apenas había ido a entregar un pedido y por ello las botellas iban vacías. Agregó que lleva once años manejando tráileres y que es la primera vez que le pasa un accidente de este tipo.

De ahí, el susto y la crisis nerviosa que presentó, ya que el desenlace pudo haber sido fatal.

Ante la dimensión del choque, rescatistas urbanos de Protección Civil Municipal, policías auxiliares y agentes viales, se apersonaron en la zona. Los cuerpos de ayuda acordonaron el área mientras los trabajadores de limpia del Ayuntamiento barrían los destrozos. Por su parte, el operador del tren se detuvo, pues la máquina no tuvo mayores daños, únicamente cajas de plástico terminaron incrustadas en su parte frontal. 

Fueron elementos de Tránsito y Vialidad Municipal del Sector Uno, quienes se encargaron de hacer los peritajes correspondientes. 

No hay comentarios: