sábado, 23 de abril de 2016

Buscan a Aryely

Familiares de una joven mujer temen que haya sido secuestrada o privada de su libertad para explotarla sexualmente, tras ser enganchada vía redes sociales como Facebook y Whatsapp, por lo que ya hicieron las denuncias correspondientes ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y la propia Procuraduría General de la República (PGR) delegación Puebla, para que se hagan las investigaciones que permitan rescatar cuánto antes a la fémina.

La mujer desaparecida se llama Aryely Avendaño Fabián, de 22 años de edad, quien es vecina del municipio de Coronango y estudiante universitaria en la ciudad de Puebla; quien fue vista por última vez al salir de su casa para comprar tortillas a 600 metros de su domicilio; indicando testigos que al menos dos hombres la obligaron a subir a un automóvil rojo, ignorando sus características; esto el pasado 20 de los corrientes.

De acuerdo a lo declarado en ambas denuncias, inicialmente los familiares pensaban que podría tratarse de una venganza porque hace tiempo secuestraron a un tío de la jovencita; sin embargo intervino la Marina y lograron rescatarlo sano y salvo.

El caso es que al día siguiente de su desaparición, recibieron una llamada telefónica en la que Ariely se comunicó, pero caía en diversas contradicciones, notándose sumamente nerviosa; asegurándoles que estaba en Oaxaca, luego que México y finalmente dijo que en Puebla; pero que ya se iba a regresar a casa, sin dar alguna explicación de su salida... después perdieron toda comunicación con ella.

Los denunciantes refieren que su hija, aunque era muy reservada, habían notado que se ocultaba para mensajearse por Facebook y Whatsapp, por lo cual ya tienen sospecha de al menos una persona que podría ser la responsable de raptar a la joven mujer, por lo que ahora además de la denuncia por desaparición de persona, en este caso de Ariely, también se presentó la demanda por los delitos de trata de persona, amenazas y los que resulten, en contra de quien o quienes resulten responsables. 

No hay comentarios: