sábado, 5 de marzo de 2016

Seguros de que resucitaría convertido en un vampiro, tres jóvenes privaron de la vida a un amigo como parte del ritual satánico y luego abandonaron el cadáver a unos metros de la catedral de Chihuahua, tras darse cuenta de su felonía.

La Fiscalía del Estado informó que gracias a la colaboración de un testigo protegido se logró detener a Omar Sánchez García de 25 años, alias “El Osiris”; Gustavo Adolfo Dorantes Dorantes, de 18 años, e Iveth Nayeli López Hernández, de 18 años, quienes estrangularon a Edwin Miguel Juárez Palma, de 24, en un supuesto rito de iniciación en un culto demoniaco.

Los jóvenes dijeron pertenecer a una secta denominada Hijos de Baphomet, y según sus primeras declaraciones la víctima estuvo de acuerdo en tomar parte del ritual, aunque desconocía hasta donde llegarían sus “iniciadores”. Agregaron que el líder de la secta, quien se encuentra prófugo, fue quien les dio la orden de matarlo y luego volvería de la muerte convertido en un vampiro inmortal.

El crimen ocurrió la noche del pasado martes en un ciber café denominado Freak Shop. Las autoridades localizaron huellas de sangre de la víctima en el interior del baño.

Al parecer el ritual fue inspirado en un libro de cultos satánicos, pero al ver que no lograron “revivir” a su amigo decidieron hacer pasar todo como un acto del crimen organizado, por lo que envolvieron el cuerpo en bolsa negras y lo amarraron con cinta adhesiva, dejándolo tirado en una banqueta. Al estilo de las bandas del narcotráfico.

En las próximas horas serán presentados ante un juez, y de ser encontrados culpables al final del proceso penal podrían alcanzar penas de hasta 40 años de cárcel.

No hay comentarios: