sábado, 20 de febrero de 2016

Ex agente de la AFI y un Ministerial habrían matado a seis en Puebla

El empresario Jorge Aduna Villavicencio, quien tenía la concesión de los palenques durante la Feria de Puebla, fue detenido a mediados de la semana junto con otras cinco personas, entre ellas un ex agente de la AFI y un ex elemento de la Policía Ministerial, como probables responsables de la desaparición y homicidio de seis vecinos de la colonia Lomas de San Miguel.

Así lo informó este sábado en rueda de prensa el titular de la Fiscalía General del Estado, Víctor Carrancá Bourguet, y el titular de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto, Fernando Rosales Solís.

De las investigaciones realizadas desde octubre del año pasado, se logró esclarecer la desaparición de Marco Antonio Cuautle Cuautle, Román Limón Gómez, Pedro Negrete Orea, Luis Ángel Flores Gutiérrez, Rogelio Rivera Osorio y Bryan Gerardo Torres Sandoval, ocurridas el 19 y 28 de octubre, y el 12, 26 y 27 de noviembre de 2015.
Se sabe que todos ellos, después de ser privados de la libertad, fueron ultimados en un inmueble ubicado en la colonia San José El Conde, propiedad de Jorge Aduna, quien habría ordenado los crímenes por venganza.

Carrancá Bourguet señaló que las víctimas participaron en un violento robo a casa habitación, en el que los agraviados fueron familiares de Aduna Villavicencio, quien optó por no presentar la denuncia ante el ministerio público para hacer justicia por propia mano.

A través de su personal de seguridad (escoltas), el empresario contrató a otras personas, entre ellas un ex agente de la AFI, investigaron la identidad de los asaltantes y dieron con su paradero mediante un iPad que obtuvieron en el robo cometido.

Fue así como los días antes mencionados, llevaron a cabo las privaciones de los presuntos responsables y los trasladaron a una bodega en donde los privaron de la vida, los descuartizaron y posteriormente, calcinaron en tambos tras rociarlos con diésel.

Los autores materiales de los seis homicidios son: Antonio Cantú García, de 60 años, originario de Matamoros, Tamaulipas, quien engañó a los occisos para asegurarlos.

Yosafhat Berlanga Flores, de 33 años, ex elemento de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI); Ricardo López Meza, de 46 años, quien fungía como escolta de Jorge Aduna y era ex elemento de la Policía Ministerial, ya que en 2014 fue dado de baja por no aprobar los exámenes de control de confianza.

Además, Alejandro Páez Valenzuela, de 42 años, y José Emanuel Limón Meneses, de 20 años.

Cabe mencionar, que en la bodega donde se cometieron los homicidios se hicieron diferentes pruebas periciales mediante las cuales se encontraron manchas de sangre, restos óseos de las víctimas e inclusive ropa que los familiares han identificado.

También se encontraron una camioneta Silverado, propiedad de Marco Antonio Cuautle, y un Jeep Compass con placas de Jalisco, que contaba con reporte de robo.

Peritos embalaron una libreta en la que se encontró la bitácora que se hizo de cada uno de los occisos, sus relaciones familiares, sentimentales, rutinas y trayectos, además de 42 cartuchos calibre .38, 181 cartuchos calibre 122, cinco pistolas tipo pluma, y dos armas calibres .9 milímetros y 380 que les fueron aseguradas a Jorge Aduna y a su escolta, Ricardo López; no contaban con los permisos correspondientes.

Carrancá Bourguet precisó que los agentes ministeriales en activo, Javier Cruz Ventura y José Felipe Riveros Hernández no participaron en la privación de la libertad de los occisos, tampoco en los homicidios, pero se procedió en su contra porque filtraron información sobre las investigaciones que se realizaban en torno al caso.

Asimismo, refirió que ambos serán consignados ante la autoridad judicial correspondiente, y mediante el procedimiento legal, ambos serán dados de baja en la corporación.

Desaparición forzada
Policías ministeriales estarían involucrados en la desaparición de seis hombres en la colonia Lomas de San Miguel de la ciudad dePuebla, que podría ser considerado un caso de desaparición forzada, señalaron familiares y el abogado de las víctimas.

Este domingo, familiares de Román Limón, Pedro Negrete, Luis Ángel Flores y Brayan Gerardo Torres recriminaron que desdeoctubre del año pasado se reportó el "levantón" de seis vecinos de la calle Juan Rojas Flores en esa colonia, pero hasta el momento se desconoce si se encuentran detenidos o privados de manera ilegal de su libertad.

Serie de desapariciones

La primera desaparición ocurrió el 19 de octubre, cuando Marco Antonio Cuautle Cuautle, de 37 años de edad, conocido como “El Lechero”, fue visto por última vez cuando andaba trabajando en la colonia La Joya –atrás de Lomas de San Miguel-, a bordo de su camioneta Chevrolet Silverado tipo Pick Up, color verde, con placas SM-05523 de Puebla.

El  28 de octubre, sujetos a bordo de dos vehículos se llevaron a Román Limón Gómez. El 12 de noviembre desaparecieron Luis Ángel Flores Gutiérrez, apodado “El Chico”, de 19 años de edad, y Pedro Negrete Orea, de 38 años.

El 27 de noviembre, Brayan Gerardo Torres Sandoval, de 17 años de edad, fue privado de su libertad por tres individuos en un vehículo blanco, en el bulevar Cadete Vicente Suárez y avenida Fidel Velázquez, en la Unidad Habitacional La Margarita.

El último desaparecido fue Rogelio Rivera Osorio, quien también trabajaba como limpiaparabrisas en el crucero del bulevar Cadete Vicente Suárez y avenida Fidel Velázquez, donde Brayan Gerardo también desempeñaba la misma labor.

Acusan a ministeriales

Durante una rueda de prensa, el abogado de las familias, Jorge Sosa Pérez, apuntó que testigos de las detenciones señalaron quefueron agentes ministeriales los que detuvieron a los vecinos de  Lomas de San Miguel debido a un presunto daño patrimonialcontra un funcionario de gobierno.

Los familiares indicaron que al momento en que se llevaron a Luis Ángel y Pedro, las personas se presentaron como policías ministeriales, además de que iban uniformados.

A pesar de que el abogado y las familias han solicitado a la ahora Fiscalía General de Justicia (FGJ) información sobre la supuesta detención de los seis hombres, la dependencia no corrobora si están presos.

Sosa Pérez expuso que si existe la comisión de algún delito existe un procedimiento, para que se juzgue a los desaparecidos, pero como no se brinda información sobre el paradero de los colonos se podría tratar de un caso de desaparición forzada.

De acuerdo con el Código Penal Federal, en su artículo 215-a, "comete el delito de desaparición forzada de personas, el servidor público que, independientemente de que haya participado en la detención legal o ilegal de una o varias personas, propicie o mantenga dolosamente su ocultamiento bajo cualquier forma de detención".

Hubo cateos posteriores

La abuela de Luis Ángel Flores, Rosario Hernández Ortega, manifestó que 20 días después del arresto de su nieto autoridades de justicia solicitaron su permiso para realizar un cateo a su domicilio. Otras casas también fueron revisadas.

Sin embargo la Fiscalía no ha reconocido la detención de los seis hombres.

Otra anomalía que denunciaron los familiares es que a pesar de que Brayan Gerardo es menor de edad, la FGJ se negó a llevar a cabo la Alerta Amber para localizar a menores extraviados, bajo el pretexto de que ya es padre.

Asimismo otro de los vecinos de Lomas de San Miguel fue buscado por la desaparición de los habitantes de la calle Juan Rojas Flores, sin embargo no ha declarado de manera oficial y se niega a proporcionar datos a las familias.

No hay comentarios: