jueves, 19 de noviembre de 2015

Borrachito murió tras su último trago

Ante diversas complicaciones en su estado de salud, derivadas del alcoholismo, un sexagenario murió la tarde de ayer en calles de la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas, donde yacía junto a dos botellas vacías de mezcal.

Poco después del mediodía, se reportó a los números de ayuda prehospitalaria la presencia de un hombre sin vida en calle Zaragoza esquina con Veracruz.

En pocos minutos, Técnicos en Urgencias Médicas (TUM's) y policías municipales, se desplazaron hacia el punto de referencia. Una vez en el sitio, los especialistas de la medicina procedieron a las valoraciones médicas y confirmaron que el varón carecía de signos vitales.

Por lo anterior, los agentes de la Policía Municipal acordonaron la zona, dando aviso al representante social de la Agencia Especializada en la Investigación de Homicidios y resguardaron el cadáver hasta la llegada de las autoridades ministeriales. Tiempo después, la esposa de la víctima en compañía de otros familiares, se apersonó en el lugar para hacer pleno reconocimiento de quien en vida llevara el nombre de Pedro López Morales, de 62 años de edad.

Según la información recopilada en la zona, el hombre padecía de cirrosis hepática, pero ayer, después de dar lo que sería su último trago, dejó de respirar, quedando tendido sobre la banqueta y boca arriba. 

Concluidas las indagatorias del fiscal en turno junto con su cuerpo de peritos, el cuerpo del hombre de la tercera edad fue traslado a la unidad del Servicio Médico Forense para posteriormente llevarlo a la morgue, donde se le practicará la necropsia de rigor que constate la causa de fallecimiento.

El deceso quedó asentado en la respectiva constancia legal.

No hay comentarios: