jueves, 1 de octubre de 2015

Van once bandas de secuestradores desarticuladas

Con la detención de la banda de secuestradores dada a conocer ayer por la Procuraduría General de Justicia, en lo que va del año en Puebla se han desarticulado al menos 11 bandas dedicadas a este delito, según el conteo realizado por este medio aunado a las cifras oficiales que en días pasados dio a concer Fernando Rosales Solís, Director de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI). Del total de registros, tres de las víctimas fueron ultimadas por sus plagiaros y en dos de los casos, los familiares de los hoy occisos cedieron a pagar una parte del millonario rescate que los delincuentes les exigían para liberar a sus víctimas.

El resto de las personas que estuvieron en cautiverio, salieron sanas y salvas luego de que los agentes policiacos implementaran las investigaciones correspondientes, iniciaran los trabajos de localización de los presuntos responsables y llevaran a cabo la detención de los mismos. 

O bien, frustraron el secuestro, como el caso que se registró en Tehuacán el pasado 18 de marzo, y el ocurrido en plena capital, el 8 de septiembre en la colonia Minerales del Sur, donde tres sujetos pretendían secuestrar a la directora de un Centro Escolar, y fueron detenidos por colonos para posteriormente ser entregados a las autoridades municipales. 

En tanto, el Sistema de Seguridad Pública Nacional (SNP), de enero a agosto, da cuenta de 20 secuestros en territorio poblano, que sumados a los tres casos registrados en septiembre dan un total de 23. Cabe aclarar que de estos datos publicados por el Secretariado, no se especifica en cuántos casos se detuvo a los presuntos culpables.

En cuanto al desgloce de los 23 registros de secuestros, dos se documentaron en enero, tres en febrero, dos en marzo y cuatro en abril. Mayo, junio, julio y agosto, según el SNSP tuvieron, uno, tres, tres y dos casos respectivamente, más los tres registrados en septiembre dan una sumatoria de 23 privaciones ilegales de la libertad.

No hay comentarios: