domingo, 11 de octubre de 2015

Madre e hija de cuatro años fueron degolladas, se presume fue el novio

Una mujer y su hija de cuatro años fueron degolladas, al parecer, por el novio de la madre.  Los hechos se registraron la tarde de este domingo.

Los cuerpos fueron encontrado en el interior del cuarto en el que se alojaban en la colonia Nuevo Paraíso. El principal sospechoso y del cual únicamente se sabe que presuntamente trabajaba en la Central de Abasto, es el novio de la mujer de entre 30 y 35 años edad, ya que con este sujeto la habrían escuchado discutir una noche antes.

Pese a que las autoridades ministeriales en el lugar trataron de ocultar información e inclusive de obstaculizar el trabajo periodístico de este medio, quien se dijo dueño de la casa marcada con el número 27 de la calle Progreso casi esquina con Pinos, dijo que la mujer adulta se llamaba Mireya Pérez y que la hija de ésta se llamaba Marely, de aproximadamente 4 años de edad. El entrevistado comentó a El Sol de Puebla, que la víctima y la menor tenían cerca de tres meses de haber llegado al lugar.

Vecinos abundaron que la mujer al parecer trabajaba en un bar y que por ello mismo dejaba mucho tiempo sola a su hija, en el cuarto que le prestaban para dormir. Ante esta situación, la también propietaria del inmueble, cuidaba a la menor de edad, además de que le daba de comer.

Fue así como ayer al bajar del segundo piso para alimentar a la pequeña, la dueña de la casa encontró que madre e hija estaban tiradas y sin respirar, sobre el suelo en la planta baja. Estupefacta ante lo ocurrido, la mujer dio aviso tanto a los servicios de ayuda médica como a los agentes policiacos del municipio.

Paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (TUM's) de la ambulancia 035 confirmaron el deceso de las dos víctimas, quienes se presume, tenían a sus familiares en Estados Unidos.

Según fuentes extraoficiales, Marely fue degollada por detrás mientras que la progenitora de ésta, fue asesinada de frente. Lo anterior, debido a la cortadura que cada una de ellas presentaba.

Confirmado que se trataba de un doble homicidio, los uniformados municipales notificaron de los hechos, al agente del Ministerio Público Especializado en la Investigación de Homicidios, quien con al menos cinco elementos más llegó a hacer la recopilación de datos e indicios.

Según los datos obtenidos en el lugar, la dueña de la casa escuchó por la noche del sábado, que la ultimada discutía con su pareja sentimental -un hombre de casi la misma edad-, pero no prestó mayor importancia debido a que ambos estaban alcoholizados y por si fuera poco, ya se trataba de una situación casi rutinaria hasta ayer que sus inquilinas amanecieron muertas.

Durante los interrogatorios de la Policía, los vecinos indicaron que al menos dos días antes habían visto a la señora salir con la niña y con su pareja sentimental. Aseveraron que la hoy occisa era tranquila y hablaba poco. En tanto, del sospechoso mencionaron que el último día que lo vieron, vestía pantalón de mezclilla y una playera cuyo color no pudo ser precisado.

En este sentido, el propietario del lugar compartió que el novio de su inquilina solamente iba entre dos y tres veces a la semana pero nunca supieron cuál es su nombre.

El crimen y la movilización de los cuerpos de emergencia, causó expectación en los vecinos, quienes no daban crédito a tal delito. Finalmente, los cuerpos serían llevados a la morgue donde se les practicará la necropsia de ley.

No hay comentarios: