jueves, 1 de octubre de 2015

Con lesiones graves niño en explosión de tanque de gas

Grave pero estable y ya sin el respirador artificial se reporta Cruz Pérez Méndez, el niño de dos años de edad que sufrió quemaduras como consecuencia de la explosión en Santa Cruz Xonacatepec el pasado 23 de septiembre, mismo que podría permanecer entre tres y cuatro semanas en el Hospital para el Niño Poblano (HNP) hasta que se recupere de las lesiones.

Fuentes de la Secretaría de Salud de Puebla recordaron que el menor sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el 33 por ciento de la superficie corporal, por lo que después del incidente fue necesario colocarle un soporte ventilatorio, el cual ya se le retiró al ver su favorable evolución.

Derivado de la explosión de un tanque de gas que se registró la semana pasada cuatro menores y dos adultos resultaron lesionados; sin embargo el más pequeño de ellos fue quien se reportó como grave, por lo que permanece bajo supervisión médica y los otros tres niños recibieron atención ambulatoria con daños mínimos.

La madre, Rocío Pérez, ingresó al Hospital General del Norte recibiendo el alta inmediatamente, mientras que el tío Hermenegildo Hernández fue trasladado a Traumatología y Ortopedia del IMSS con quemaduras de segundo grado en ambas rodillas y el rostro, donde aún permanece con curaciones. 

Según los datos de la dependencia estatal, conforme a los médicos del HNP, el menor permanecerá entre tres y cuatro semanas esperando su evolución, con la intención de darlo de alta, aunque por el momento lo reportan como estable, pese a la gravedad de las lesiones.

Finalmente cabe recordar que Guillermo Victoria Morales, director de la Unidad Pediátrica de Quemados del Hospital para el Niño Poblano, dio a conocer en entrevista con El Sol de Puebla el pasado 24 de septiembre que el accidente se dio porque los menores estaban pateando el tanque de gas a manera de juego y después de eso el recipiente explotó.

No hay comentarios: