lunes, 7 de septiembre de 2015

Taxi


Investigan muerte por negligenia de Juez Calificador
2015 0907 |  Procuraduría General de Justicia (PGJ), a través de la Delegación de Homicidios del Ministerio Público se investiga la muerte de José Antonio López Sánchez, quien estaba detenido en la Delegación Oriente tras haber escandalizado en la vía pública y luego llegó a su casa en taxi, sólo para caer muerto.


Se suponía que el Juzgado Calificador iban a retener a López Sánchez hasta que se le pasara la borrachera y su esposa lo iba a recoger, el caso es que antes de lo esperado lo sacaron y lo subieron a un taxi.

Se presume que en la Delegaciónl José Antonio se puso mal y los encargados en lugar de llamar a una ambulancia lo mandaron a su casa e incluso le pagaron el taxi, para no verse inmiscuidos en algún problema.

‎El agente del Ministerio Público se presentó a la casa ubicada en calle Malintzi número 8031, de la colonia Nueva Resurrección, para iniciar las diligencias del levantamiento de cadáver de quien en vida se llamó José Antonio López Sánchez, quien tenía 43 años de edad, dando inicio a la Constancia de Hechos 736/2015/AEHOM.

El cuerpo del desafortunado sujeto fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo), para que el médico legista se hiciera cargo de practicarle la necropsia y así se conozcan detalles de su muerte.

La esposa y ahora viuda alega que podría tratarse de una negligencia, que ella misma solicitó auxilio a la policía porque su esposo estaba ebrio y violento, que cuando se lo llevaron detenido le pidió al Juez que lo tuviera hasta que se le pasara lo borracho, que después ella iba a ir por él.

El caso es que a las 5 horas del jueves le fueron a avisar que ya había muerto.

Desde un juzgado calificador sembraron muerto en un taxi
2015 0903 | Un hombre de 43 años de edad, que se encontraba en los separos del Juez Calificador delegación Oriente por el delito de alteración del orden público, murió la mañana de ayer al llegar a su domicilio a bordo de un taxi, antes de que se cumplieran las 30 horas que debía permanecer detenido.


Según el relato de la esposa de la víctima, identificada como José Antonio López Sánchez, ayer, cerca de las 5 de la mañana, un taxista tocó a la puerta de su domicilio en la Calzada Malintzi, número 8031 de la colonia Nueva Resurrección. El conductor del vehículo de alquiler le manifestó que llevaba a una persona y que le abriera, pero ella al no saber de quién se trataba, desde la ventana dijo que no le abriría. Lo anterior debido a que no sabía quién era y además por seguridad de sus tres hijos de 8, 9 y 10 años de edad, respectivamente.

Sin embargo, al notar que quien bajaba de la unidad de "Taxi Mundo", era su esposo José Antonio, de inmediato abrió y recibió a su cónyuge. Entonces, a decir de la mujer, el taxista le refirió que el hombre "estaba pasado de drogas", suposición ante la cual ella respondió que su marido no se drogaba y que únicamente ingería bebidas embriagantes.

Y es que según la entrevistada, el hoy occiso quien trabajaba como mesero, llegó con los "ojos casi en blanco" y apenas con signos vitales. Ante tales circunstancias, la mujer preguntó al taxista dónde había recogido a su esposo, y el chofer contestó que en Covadonga, a petición de un hombre barbudo y de traje, quien le pidió que lo llevara a la mencionada dirección.

En este sentido, la esposa de López Sánchez se pregunta cómo es posible que su cónyuge haya salido antes del Juzgado Calificador cuando su hora de liberación era a las 5:30 horas. Y es que la entrevistada abundó que el martes, su esposo llegó en estado de ebriedad y ella salió con su cuñada por comida por lo que dejó cerrada la casa; a su llegada, el hombre le rompió el vidrio de la ventana porque, a su decir, no lo dejaba entrar al cuarto.

Ante el hecho, la mujer optó y prefirió solicitar el apoyo de la policía para que su marido fuera remitido por alteración del orden público y posterior a su salida, tenía previsto ingresarlo a un anexo. Contó que el miércoles lo fue a visitar por la tarde en los separos, donde él le pidió perdón y le preguntó si podía regresar a su casa.

Ella aceptó y ayer, mientras esperaba la hora de salida de su esposo, se puso a guisar para no quedarse dormida, sin embargo, las cosas sucedieron de manera distinta. Tras pagarle 50 de los 80 pesos que el trabajador del volante pedía por el servicio, la mujer llamó al 066 y es que notó que José Antonio se desvanecía.

Aseveró que desde las 5:00 o 5:30 horas que pidió ayuda, fue hasta aproximadamente las 8:00 horas cuando arribaron paramédicos del Servicio de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), quienes valoraron a su marido y confirmaron su deceso. Por lo anterior, el agente del Ministerio Público Especializado en la Investigación de Homicidios se presentó en el lugar para encabezar las diligencias del levantamiento de cadáver.

Al ser interrogado sobre la causa de muerte, el fiscal en turno dijo que posiblemente se trató de una broncoaspiración, dejando en claro que el cuerpo no presentaba golpes. Concluidas las diligencias, el agente ministerial ordenó el traslado del cuerpo a la morgue y levantó la constancia de hechos 736/2015/AEHOM.

Sin embargo, para la viuda aún no ha quedado claro bajo qué circunstancias su marido fue liberado y cómo es que llegó hasta Covadonga. Es por lo anterior que exige que se realicen las investigaciones correspondientes pues sospecha que los encargados del Juzgado Calificador habrían notado que su marido se sentía mal y por lo anterior lo dejaron libre para no tener ninguna responsabilidad.

Entre el dolor de haber perdido a su marido, la entrevistada sostuvo que José no era alcohólico, que sólo dos veces por año tomaba pero que era responsable ya que cada semana le daba mil 500 pesos de gasto y que además le daba dinero a sus hijos. Pero la ahora viuda no fue la única que sufrió ante la muerte de López Sánchez, ya que hija y abuela rompieron en llanto.


Fuentes policíales afirman que existe la posibilidad de que los responsables del juzgado calificador "sembraron al muertito antes de que muriera al darse cuenta que estaba en mal estado, así que lo subieron a un taxi para que lo llevara a su casa"



No hay comentarios: