jueves, 3 de septiembre de 2015

Multihomicidio

Fueron los Zetas dice ex policía
2015 0903 | El ex policía preventivo Abraham Torres Tranquilino atribuyó al grupo criminal Los Zetas la ejecución de las cinco personas en un departamento de la colonia Narvarte.


Tras la rejilla de audiencias, rindió su declaración preparatoria en el Juzgado 25 Penal, en la que dijo que “Omar”, el tercer implicado y que se encuentra prófugo, así como Daniel Pacheco, pertenecen a la mencionada organización delictiva.

De acuerdo con una nota del periódico El Universal, el detenido mencionó que acudieron al departamento 401 del edificio 1909 de Luz Saviñón, en la Narvarte, para robarle varios “ladrillos de perico” (cocaína), que presuntamente la joven colombiana, Milé Virginia Martín, había recogido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El imputado dijo que se dedicaba a la venta y reparación de celulares en las inmediaciones de Coapa; conoció a la colombiana meses atrás en el bar Life de la Condesa, donde Milé le dijo que se dedicaba a la prostitución.

Sobre los otros dos implicados en el caso, comentó que primero conoció a Daniel Pacheco, quien le presentó a “Omar, que le decían el Omarcito. Me lo presentó como su chavo y me dijo que era de Los Zetas”.

También mencionó que con el pretexto de hacerle una página en internet a Milé para promover sus servicios, fue como la estuvo contactando, obligado por los dos sujetos para poder robarle la droga, incluso lo amenazaron de muerte si se negaba.

El ex policía detalla que el crimen lo planearon dos días antes, tiempo en el que estuvieron en el domicilio de Daniel Pacheco en el Estado de México, hasta el día de los hechos llegó “Omar” y le dijo que “no se hiciera pen... y que hablara con la colombiana” con el pretexto de hacer la página de internet.

“Me dijo que le marcara a Nicole (Cuyo verdadero nombre es Milé), que la quería ver y le dije que no porque tenía miedo por su integridad, pues Daniel quería ir por la droga que tenía y que había recogido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que era alrededor de un kilo de ‘perico’ y que necesitaba que yo les abriera la casa de ella”, según consta en la declaración de Torres Tranquilino.

Comentó que llegaron al domicilio sin saber que Milé Virginia se encontraba con otras personas dentro del departamento.

También afirmó que él no ejecutó a las cinco personas, entre las que se encontraba el fotoperiodista Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera.

“Me quedé en la escalera, ‘Omar’ y Daniel fueron los que entraron, no escuché ruidos ni nada, después sólo escuché como cinco tiros y luego ellos salieron”, mencionó en el juzgado.

Posteriormente se dieron a la fuga y cuando huían en el Mustang, que según iba fallando constantemente, fueron detenidos por una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, pero los dejaron ir después de que amigos de ‘Omar’, que viajaban en un Stratus azul, “se arreglaron con ellos”.

Comentó que ‘Omar’ se puso nervioso porque traía sangre en sus botas de algunas de las víctimas y que, incluso, aún portaba el arma homicida. Después de que los oficiales los dejaran libres, el Mustang fue escondido en un motel, del cual dijo no recordar el nombre.

Más tarde pasó Pacheco Gutiérrez por él y lo dejó sobre la Calzada de Tlalpan, de ahí tomó un taxi a su domicilio con 100 pesos que le dio. Abraham Torres Tranquilino dice que tres días después se enteró del multihomicidio y que intentó comunicarse con ellos, pero no le volvieron a tomar la llamada y no supo más de ellos.

La CDHDF descarta tortura en el caso

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) descartó que Daniel Pacheco, uno de los detenidos por el caso del multihomicidio de la colonia Narvarte, haya sufrido de tortura, esto luego de practicarle los exámenes médicos y psicológicos correspondientes.

“Aún no se cierra la instrucción, se está documentado, pero por lo menos de los instrumentos técnicos que tiene la Comisión no tendríamos la configuración de esta figura (tortura)”, dijo la presidenta a la CDHDF, Perla Gómez Gallardo según otra nota del diario 24 Horas.

El 7 de agosto pasado, la Comisión de Derechos Humanos capitalina comenzó una queja de oficio por tortura a Daniel Pacheco, hasta ese día el único detenido por su presunta participación en el homicidio de cinco personas en un departamento de la colonia Narvarte.

Al día siguiente, la CDHDF comenzó a aplicar lo que se conoce como el Protocolo de Estambul, que es una serie de pruebas médicas y psicológicas para encontrar secuelas de tortura, sin que a la fecha encontraran evidencia científica de tal situación.

La ombudsperson capitalina llamó a las autoridades a seguir con todas las líneas de investigación abiertas ahora que está detenido otro presunto implicado, Abraham Torres, con quien este miércoles tuvieron la primera entrevista para conocer el estado físico en el que se encuentra.

No hay comentarios: