domingo, 27 de septiembre de 2015

Murió el asaltante por disparos de guaruras


Finalmente el joven de 24 años de edad que recibió el balazo en el rostro, tras haber intentado asaltar a un cuentahabiente en inmediaciones de la Calzada Zavaleta, murió este viernes por la tarde.

Su padre acudió este sábado a la agencia del ministerio público de San Andrés Cholula y realizó la identificación de su hijo, quien dijo se llamaba Walter Salinas Valencia. Después de resultar lesionado en su intento de asalto, fue auxiliado por una ambulancia de SUMA y trasladado al Hospital General de San Andrés Cholula, donde su estado de salud se reportó grave.

Walter presentaba una herida de bala en el rostro, que se alojó en el cuello. El viernes por la noche, casi a las 23 horas, se informó de su muerte, pero entonces se le tenía registrado como desconocido.

El hoy finado forcejeó con un cuentahabiente de Inbursa cuyo escolta efectuó disparos, sus cómplices también, pero fue Salinas Valencia el único que resultó herido. Su padre declaró que el viernes en la mañana, Walter salió de su domicilio supuestamente para irse a trabajar al Distrito Federal, donde vendía teléfonos celulares y accesorios, pero en realidad se trasladó a Puebla para asaltar a cuentahabientes y murió.


Asaltante de cuentahabiente recibe dos balazos de guaruras
Uno de tres presuntos asaltantes fue abatido con varios disparos, luego de enfrentarse a dos escoltas de un cuentahabiente al que momentos antes le había arrebatado el dinero que retiró del Banco del Bajío, ubicado sobre Calzada Zavaleta a la altura de la calle Palmas, ayer por la tarde. Mientras que los guardias privados, tras recuperar el dinero, se dieron a la fuga, el supuesto ladrón recibió los primeros auxilios y fue llevado grave a un centro hospitalario, donde más tarde se reportó su deceso; sus dos cómplices también lograron huir.

De acuerdo a datos de testigos de los hechos, se sabe que alrededor de las 15 horas con 20 minutos, un cuentahabiente salió del banco ubicado sobre esa calzada frente al número 3909, cuando de pronto un tipo se le acercó y le arrebató el dinero que recién había retirado.

El delincuente corrió hacía el otro lado de la acera en sentido de norte a sur donde aparentemente lo estaban esperando al menos otros dos cómplices; pero inmediatamente fue correteado por dos hombres altos, vestidos de traje negros, aparentemente escoltas del agraviado, quienes se percataron del asalto y actuaron sin pensarlo dos veces.

El ladrón llevaba una pistola en su mano y disparó contra los guardias privados, quienes repelieron la agresión y lograron herirlo, no obstante cuando el sujeto cayó antes de llegar a la banqueta frente a un negocio ambulante de tacos, trascendió que los escoltas le volvieron a disparar, tomaron el paquete del dinero que había robado y nuevamente le dispararon, para luego quitarse su pistola, agregaron testigos de los hechos.

Tras lo anterior, los presuntos escoltas abandonaron el lugar, al parecer para perseguir en un automóvil de la marca Volkswagen tipo Jetta, color gris Oxford, el vehículo de los otros compinches del delincuente, de características desconocidas; aunque en realidad sirvió para abandonar el sitio y de cierta manera evitar que se supieran sus identidades.

Tras las detonaciones de arma de fuego, al menos cinco, según lo referido por los testigos, llegaron elementos policíacos municipales, estatales y ministeriales; sin embargo sólo encontraron a un hombre tirado, de entre 25 y 35 años de edad, quien sangraba en abundancia.

En breves minutos llegaron paramédicos de SUMA en la ambulancia 175 y tras brindarle los primeros auxilios, trasladaron al herido al Hospital General de Cholula, donde quedó en manos de los especialistas de la medicina para tratar de salvarlo, ya que iba agonizando. Poco antes de las 22 horas se reportó finalmente su muerte en el nosocomio.

Aunque se hizo un recorrido para tratar de ubicar a los protagonistas de estos hechos, no se logró localizar ni detener a nadie por lo que ya serán las autoridades ministeriales las encargadas de continuar con las investigaciones de rigor.

Cabe señalar que en el lugar existen algunos negocios que cuentan con video vigilancia, por lo cual las autoridades podrían pedir su apoyo para obtener las cintas y tratar de tener indicios de los involucrados.

Por último, en el enfrentamiento entre ladrones y escoltas, un automóvil VW tipo Pointer con placas de Tlaxcala, que estaba estacionado en ese sitio y que pertenece a un mesero de un conocido restaurante, recibió un impacto de bala en el cofre, quedando en el suelo un cartucho al parecer calibre 9 milímetros; ahora el dueño del carro ignora quien se hará cargo de los daños sufridos a su vehículo. 

No hay comentarios: