martes, 11 de agosto de 2015

Negligencia médica

Recobra libertad médico que dejó ciego a bebé
CIUDAD OBREGÓN, 6 de julio.- El doctor Armando Cisneros Espinoza se presentó a declarar ante la Procuraduría General de la República (PGR) bajo el cargo de negligencia médica por extirpar el único ojo sano a un bebé de catorce meses de edad.

La familia afectada confirmó que el oftalmólogo pediatra fue citado por el agente del Ministerio Público Federal a cargo de la investigación.


En tanto, el pequeño Fernando Jonathan Valdez Ayala, quien quedó ciego y aún padece un cáncer congénito avanzado que amenaza su salud, será trasladado este martes a la Unidad Médica de Alta Especialidad en Pediatría, también conocida como Centro Médico Nacional de Occidente, ubicada en Guadalajara, Jalisco, donde el caso será revalorado, se determinarán acciones para tratar de mejorar el pronóstico y su calidad de vida.

La madre del niño, Marlene Ayala Quijano, lamentó que no exista ninguna esperanza de que su hijo recupere la visión, ya que el tumor cancerígeno está encapsulado y afecta todo el ojo izquierdo.

Lo primero que harán es diagnosticarlo para saber qué es lo que procede, pero ya nos descartaron la posibilidad de que vuelva a ver, debido a que el tumor lo tiene en su ojito izquierdo y le extirparon el derecho que le servía", recordó la madre.

Los padres exigen que el IMSS le retire la cédula profesional al doctor Armando Cisneros, para que nunca vuelva a operar.

Fue el pasado viernes 26 de junio, cuando el doctor Armando Cisneros extirpó por equivocación el único ojo sano a un niño que padecía retinoblastoma, un tipo de cáncer que sólo afecta a infantes; además que éste mismo oftalmólogo pediatra ya había sido denunciado por negligencia cuando un mal diagnóstico le costó quedar tuerto a un bebé de un año y once meses de edad.

IMSS reconoce error
CIUDAD OBREGÓN, Son., 2 de julio.— Directivos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reconocieron que el oftalmólogo pediatra que extirpó un ojo aparentemente sano a un bebé cometió una negligencia médica al no salir del quirófano para avisar a los padres del menor sobre su decisión de intervenir el globo ocular derecho y no el izquierdo donde previamente se había diagnosticado que el paciente tenía un tumor.

En conferencia de prensa, el cirujano Jaime Zaldívar Cervera, jefe de Unidades Médicas de Alta Especialidad (UMAE), recalcó que el doctor ya está suspendido de toda actividad profesional y que la instrucción de la dirección general del IMSS es llegar hasta las últimas consecuencias.

“El niño fue operado el viernes pasado y por razones que estamos investigando, durante la intervención el médico tratante decidió extirpar el ojo derecho y no el izquierdo como se les había informado a los padres, quiero decir esto con toda claridad, el doctor debió haber salido del quirófano a consultar a los familiares del menor antes de tomar esa decisión, no siguió los protocolos del IMSS y por esa razón el doctor está suspendido, está siendo investigado y se llegará hasta las últimas consecuencias”, recalcó Jaime Saldívar.

Lamentablemente, los especialistas dieron muy poca esperanza de vida para Fernando Jonathan, de apenas un año y dos meses de edad, quien desde el pasado viernes quedó ciego y aún tiene el ojo afectado por el tumor maligno.

“El niño tiene un cáncer embrionario, maligno y congénito, que desafortunadamente está en la etapa más avanzada para este tipo de casos; esta afección por su naturaleza, tiende a afectar, no sólo los dos ojos del paciente, sino también quiero decirles, y con mucho cuidado, esto representa un riesgo a la salud y el futuro del niño en general”, lamentó el Director de las UMAE.

Jaime Zaldívar afirmó que el compromiso del IMSS es que a partir de este momento el niño Fernando Jonathan recibirá los mejores cuidados posibles, además que tendrá garantizada la atención médica de por vida.

Ayer miércoles, el menor fue sometido a una tomografía en su ojo izquierdo para valorar el avance del tumor, además que según el representante legal de la familia Valdez Ayala, el menor será trasladado a Hermosillo para continuar con su atención.

En tanto, agentes del Ministerio Público federal, acompañados por dos médicos legistas especializados de PGR, examinarán al niño como parte de la averiguación previa por mala praxis en contra del IMSS y los doctores que intervinieron en la cirugía.




No hay comentarios: