domingo, 9 de agosto de 2015

Homicidio

Asesinan a fotoperiodista de PROCESO y a cuatro mujeres
  • Piden protección para familia.
  • Testigo clave en el homicidio.
  • No es auto de las víctimas en el que huyeron los homicidas.
  • Yesenia sobrina del ex gobernador de Michoacán.
  • Detienen a un presunto implicado en multihomicidio.
  • Aún no reclama cadáver de Colombiana.
  • Ex convicto participó en multi-homicidio.
  • Multihomicidio en la Narvarte, una investigación sucia
2015 0801 | La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) inició una averiguación previa por el homicidio de cinco personas, por disparo de arma de fuego, en un departamento de la colonia Narvarte, de la delegación Benito Juárez.

A través de un comunicado, la dependencia capitalina informó que los cuerpos de las víctimas corresponden a cuatro mujeres  y a un hombre, quienes en las próximas horas serán identificados.

El hallazgo se realizó en un departamento del edificio ubicado en la calle Luz Saviñón, donde personal pericial e integrantes de la Policía de Investigación encontraron los cuerpos sin vida de dos personas del sexo femenino en una recámara; el de un hombre y una mujer en otra, mientras que la mujer identificada como empleada doméstica fue localizada en el cuarto de baño.

El resultado de las primeras investigaciones permitió establecer que tres de las mujeres víctimas, residían en el departamento donde se verificó el hallazgo.

Detalló que la investigación fue atraída por la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio, cuyo personal continúa recabando diversos testimonios y otros indicios.

Explicó que espera el resultado de las necropsias con el propósito de determinar las causas y hora de los decesos.

2015 0801 | Actualización:

El fotógrafo y periodista mexicano, Rubén Espinosa Becerril, corresponsal de Cuartoscuro y de la revista Proceso fue encontrado hoy asesinado junto con otras cuatro personas en al colonia Narvarte, en la capital del país, confirmó un familiar a la organización internacional Articulo 19.

El cadáver de Espinosa fue identificado esta tarde en las instalaciones del Servicio Médico Forense por una de sus hermanas. Tenía un golpe en la cara, además de dos impactos de bala.

El fotoperiodista estaba en condiciones de exilio en la Ciudad de México, porque se sentía bajo amenaza en el estado de Veracruz. En una reciente entrevista con SinEmbargo, acusó directamente al Gobernador Javier Duarte de Ochoa de haber convertido esa entidad en un camposanto.

La organización Artículo 19 informó esta tarde que el fotoperiodista estaba desaparecido desde hacía 24 horas, por lo que se dio formal aviso a las autoridades para que pusieran en marcha los protocolos de localización.

De acuerdo con la organización, ni familiares ni amigos conocían el paradero del fotoperiodista, la única información que tenían es que se dirigía a su casa cuando desapareció.

Desde hace un mes Rubén Espinosa Becerril vivía en el Distrito Federal, en un autoexilio de Veracruz, obligado por las amenazas de las que fue víctima. El joven salió huyendo el 9 de junio pasado, luego de protagonizar varios episodios de acoso.

El reportero gráfico era originario de la Ciudad de México, pero desde hace ocho años radicaba en Veracruz. En esa entidad dejó su trabajo, sus corresponsalías, amigos, su casa y hasta su perro por el miedo a ser asesinado como los 12 periodistas que ya fueron ejecutados durante la administración del Gobernador priista Javier Duarte de Ochoa.

El pasado 1 de julio, Rubén platicó sobre el estado que guardan la prensa y de la libertad de expresión en Veracruz; el modus operandi del gobierno de Duarte de Ochoa para mantener sometidos a los medios de comunicación y la vida que deben llevar los reporteros y fotógrafos que no quieren recibir dinero a cambio de su silencio.

La anarquía es tal, dijo, que todos la están pasando mal menos la corrupción, en un Veracruz que la muerte escogió para vivir en brazos de un gobierno admirador del ex dictador español Francisco Franco.

En el cuarto año de Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, la administración priista carga con la siguiente lápida: 12 asesinatos de reporteros (la mayoría de estos casos están sin resolver), tres reporteros desaparecidos en la entidad, una decena de exiliados por amenazas veladas de grupos delincuenciales y varios reporteros intimidados, golpeados u hostigados de forma anónima por ejercer el oficio.

En diversas entrevistas, Jorge Morales Vázquez, integrante de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) ha asegurado que las garantías para el gremio cada vez se ven más vulneradas y el libre ejercicio de la profesión se vuelve más frágil, peor aún, apunta, el grado de corrupción y de no investigación de los Ministerios Públicos y de los cuerpos policíacos es cada vez más evidente.

De acuerdo con la organización Artículo 19, en 2014 Veracruz se ubicó, con 41 casos, entre las cinco entidades federativas con el mayor número de agresiones a periodistas. En el cuarto año de Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, 12 reporteros han sido asesinados (la mayoría de estos casos están irresueltos), tres reporteros están desaparecidos en la entidad, una decena exiliados por amenazas veladas de grupos delincuenciales y varios reporteros intimidados, golpeados u hostigados de forma anónima por ejercer el oficio.

Rubén Manuel Espinosa Becerril
Una colombiana entre las víctimas
2015 0803 | Al menos una de las mujeres asesinadas en el departamento de la colonia Narvarte habría sido violada, revelaron las autoridades.

Rubén Manuel Espinosa Becerril.- 31 años, quien era soltero, originario del Distrito Federal. Sus familiares declararon que su regreso a la capital del país, fue debido a que éste no tenía trabajo en Veracruz, donde vivía desde hace 8 años, “y aquí estaba en busca de una oportunidad como reportero gráfico”.


Yesenia
Nadia Vera Pérez.-  De 32 años, era originaria de Chiapas, trabajó en Veracruz. Era amiga de Rubén Espinosa. Licenciada en Antropología Social. Producía programas para redes sociales, la joven era integrante de la Asamblea Estudiantil de Xalapa, Veracruz, y del movimiento #YoSoy132.

Nicole.- Mujer Colombiana, tenía 29 años, aunque no ha trascendido su nombre. Vivía con las otras dos jóvenes asesinadas. Su cuerpo no ha sido reclamado y se le tomaron huellas dactilares. Otras personas la conocían como "Simone". En la averiguación previa FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07 quedó asentado que la sudamericana trabajaba como edecán, aunque fuentes consultadas señalaron que era scort. –que realiza servicios de compañía–.

Nadia Vera Pérez
Yesenia Quiroz Alfaro.- Joven maquillista, nacida en Morelia, 18 años, con domicilio en Mexicali, Baja California. Era modelo y estudiaba cultura de belleza.

Alejandra.- Trabajaba en el departamento como empleada doméstica. Tenía 40 años de edad y provenía del Estado de México. Se sabe que estaba separada de su pareja.

Versiones citadas por un diario en España señalan que las mujeres fueron violadas y que un vecino dijo haber visto por la ventana los cuerpos desnudos de dos la mujeres, atados de pies y manos y una cama ensangrentada.

Piden protección para familia
2015 0802 | La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal solicitó al gobierno de Miguel Ángel Mancera otorgar protección inmediata a la familia del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, del semanario Proceso, tras haber sido asesinado el pasado viernes.

"Este organismo expresa su preocupación ante estos hechos  que se suman a más de un centenar de periodistas asesinados en el país, pide a las autoridades del Distrito Federal una investigación integral de este caso en el que no debe descartarse en principio la línea de investigación sobre el ejercicio periodístico, derivado del perfil de Rubén Espinosa", señaló la CNDH.

Por la anterior, a pesar de que se desconoce todavía qué tipo de medidas serán empleadas por el gobierno para proteger a la familia del occiso, dicho organismo dejo entrever que podría tratarse de un asesinato político por la labor periodística de Espinosa Becerril.

Anteriormente, el pasado 14 de febrero del año anterior, Espinosa Becerril había sido agredido por elementos de la policías veracruzana en Xalapa por lo que se había visto obligado a huir durante el mes de julio de ese mismo año.

Testigo clave en el homicidio
2015 0803 | La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) cuenta con un testigo clave de la quíntuple ejecución ocurrida el pasado fin de semana en la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez, entre los que se encuentra el fotoperiodista Rubén Espinosa.

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación se trata de la joven Esbeidi “N”, de 24 años de edad, quien relató que la noche del pasado jueves 30 de julio estaban en el departamento 401 del edificio ubicado en el 1909 de la calle Luz Saviñón, sus amigas Nicole, de 29 años; Yesenia Quiroz, de 19 años; Nadia Vera, de 29 años, y su novio Rubén Espinosa, junto con otros cuatro hombres.

Relató que el viernes, cuando acudía la señora Alejandra a hacer la limpieza y a quien también encontraron sin vida, dejó el departamento alrededor de las 08:00 horas y todos seguían conviviendo. Para cuando regresó a las 21:00 horas encontró uno de los cuerpos en la sala, otro en el baño, dos más en una recámara y el quinto en otra recámara.

El procurador capitalino Rodolfo Ríos Garza informó que las cinco personas fueron torturadas, tenían el tiro de gracia y que tres de las cuatro mujeres fueron víctimas de abusos sexuales y estaban atadas de pies y manos. Agregó que se agotarán las líneas de investigación que van desde robo hasta homicidio y feminicidio. La procuraduría informó que en el caso del fotoperiodista Rubén Espinosa, se comentó que no encontraron indicios que apunten a que su asesinato tenga alguna relación con las amenazas que sufrió por su profesión, aunque solicitaron información sobre la denuncia que interpuso en Veracruz.

Se supo que en la casa hubo robo y saqueo de diversas joyas y artículos, así como de las carteras de cada uno de los occisos, además de que no se encontró un automóvil Mustang Shelby 2006, que era propiedad de la colombiana Nicole, en el que se presume se dieron a la fuga los autores del multihomicidio.

Los tres hombres que están desaparecidos ya son buscados por la Procuraduría General de Justicia capitalina para que rindan su declaración.

A nivel nacional, reporteros, activistas y la comunidad en general realizaron diversas marchas y manifestaciones en las entidades de Veracruz, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Oaxaca y el Distrito Federal.

En las movilizaciones repudiaron el crimen en contra de Rubén Espinosa, al que calificaron como un ataque la libertad de expresión y lo relacionaron con las supuestas amenazas que sufrió cuando trabajó en Veracruz.

Al respecto, el gobernador Javier Duarte lamentó y calificó de “aberrantes” los hechos y dijo que la PGJDF debe esclarecerlo.

En las movilizaciones del fin de semana se exigió un alto a la violencia contra de los periodistas y en algunos casos, como en Monterrey, los comunicadores mantuvieron por un momento inactivas sus cámaras, grabadoras, libretas y plumas.

Exigen que se investigue si asesinato no está relacionado con labor periodística

Las comisiones Nacional de los Derechos Humanos(CNDH), y del Distrito Federal (CDHDF), por separado, hicieron un llamado a las autoridades capitalinas para que en la investigación sobre el asesinato del fotorreportero Rubén Espinosa Becerril no se descarte la línea de investigación sobre el ejercicio de su profesión.

Asimismo, la CNDH condenó el multihomicidio perpetrado el fin de semana, en el que fueron privados de la vida cinco personas, incluido el reportero gráfico de la revista Proceso y de la agencia Cuartoscuro.

En tanto, la CDHDF señaló que su Relatoría de Libertad de Expresión tiene informes sobre agresiones contra Espinosa Becerril ocurridas el 14 de febrero del año pasado a manos de policías en Xalapa, Veracruz, de donde en junio pasado tuvo que huir por las amenazas y hostigamiento por su labor periodística.

Asimismo, se pronunció por que en el caso de las cuatro mujeres que fueron asesinadas junto con Espinosa Becerril, la investigación se realice con perspectiva de género, y se agoten todos los elementos para determinar si hubo tortura y violencia sexual contra ellas.

Al expresar su solidaridad con los familiares del fotoperiodista, la CDHDF señaló que envió medidas precautorias a las autoridades de la ciudad de México en beneficio de la familia, con la que se puso en contacto para brindarle acompañamiento.

Según otra nota del diario La Jornada, la comisión también manifestó preocupación por estos hechos, que se suman a más de un centenar de periodistas asesinados en el país desde 2000, por lo que, dijo, dará seguimiento a las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) para garantizar que no haya impunidad en este caso.

Respecto de las cuatro mujeres que también fueron asesinadas, dos de las cuales, trascendió, fueron identificadas como Yesenia Quiroz Alfaro y Nadia Vera Pérez, el organismo defensor de las garantías individuales informó que también se realiza acompañamiento a sus familiares, al tiempo que advirtió a la procuraduría capitalina que la investigación en torno a estas víctimas debe realizarse de conformidad con lo establecido en el Protocolo para la Investigación de Feminicidios en el DF, así como los estándares internacionales sobre violencia de género.

Por su parte, información de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación destaca que “no existe registro de solicitud de incorporación al mecanismo (para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas) ni del fallecido ni por representación alguna”.

Sin embargo, un informe de esa subsecretaría señala que una vez que el personal responsable del mecanismo tuvo conocimiento del hostigamiento y demás acciones contra el periodista, “se dio vista y se solicitó información de contacto y acciones realizadas a las autoridades competentes”.

La subsecretaría indica que el mecanismo envió los siguientes oficios: URC/410/2015 a Nasmiko Matuzmoto Benítez, comisionada estatal para la Atención y Protección de los periodistas en Veracruz. A la fecha no hay respuesta.

También se enviaron oficios a Rodolfo Chena Rivas, director general Jurídico de Gobierno de Veracruz, quien a su vez remitió la solicitud mediante oficio SGDGJGJ/4308/2015, del 18 de junio de 2015, al fiscal general del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, para que informe si en las investigaciones que esa institución realiza hay alguna relacionada con Rubén Espinosa”.

De acuerdo con fuentes de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión, la PGR colaborará en las investigaciones sólo si la PGJDF así lo solicita o bien si lo piden los familiares del periodista asesinado, aunque la dependencia ya inició una acta circunstanciada; así como con la Unidad de Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación por la muerte de Rubén Espinosa, quien era soltero, originario del DF y fue identificado plenamente por sus familiares.

Censura ONU homicidio
2015 0804 | La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH) expresó su firme condena por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y cuatro mujeres, entre ellas la activista Nadia Vera.

Destacó que de acuerdo con información de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión, en Veracruz han sido asesinados 14 periodistas desde 2010.

Indicó que se trata de la entidad con la mayor cantidad de homicidios de periodistas, y de comunicadores desaparecidos, junto con Chihuahua.

De acuerdo con una nota del periódico La Jornada, la ONU-DH sostuvo que si la investigaciones confirman que este aberrante múltiple homicidio tiene relación con la labor del fotógrafo Espinosa Becerril, “estaríamos en presencia de un acto gravísimo contra la libertad de expresión, que sin duda causa un efecto inhibitorio en el ejercicio del periodismo en México, y preocupa más el hecho de una posible represalia que se haya podido materializar en el Distrito Federal”.

La organización Amnistía Internacional (AI) sección México hizo un llamado urgente a las autoridades para que lleven a cabo una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre estos asesinatos.

Recordó que Espinosa Becerril se encontraba en Distrito Federal debido a amenazas que recibió mientras ejercía su profesión en Veracruz, un estado “especialmente peligroso para el periodismo, en el que 14 periodistas han sido asesinados en los cinco años recientes”.

De igual forma, AI señaló que “al ser mujeres las otras cuatro víctimas, es indispensable que las investigaciones que lleven a cabo las autoridades consideren como eje fundamental la perspectiva de género”.

El Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social (integrado por más de una decena de organizaciones) demandó protección a las familias de las cinco víctimas, que se les garantice su derecho a la participación en la investigación y a no ser revictimizadas.

Llamó a no excluir la línea de investigación relacionada con la labor del periodista y de la defensora de derechos humanos, y pidió que se investigue el hecho de que se trató de feminicidios.

En tanto, las organizaciones del Espacio OSC, que forman parte del Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, enviaron una misiva al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, en la que exigen justicia, y recuerdan que aunque Rubén Espinosa y Nadia Vera no eran personas beneficiarias del mecanismo, el Estado mexicano era responsable de protegerlos, a él como periodista y a ella como defensora de las garantías individuales.

Demandan que los distintos instrumentos con los que cuenta la subsecretaría a su cargo coadyuven tanto con la Procuraduría General de la República como con la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal para que en la investigación sobre el multihomicidio se agoten todas las líneas de la investigación, sobre todo la de “vinculación de estos terribles sucesos con la labor como fotoperiodista de Rubén y por el riesgo de Nadia de ser defensora de derechos humanos”.

El Comité para la Protección de los Periodistas condenó el asesinato del fotorreportero, y exhortó a las autoridades a investigar todos los posibles motivos del homicidio, y asegurar que los responsables sean enjuiciados.

Por su parte, integrantes del comité del premio nacional Rostros de la Discriminación Gilberto Rincón Gallardo aseveraron que con estos crímenes se demuestra que el mecanismo de protección a periodistas ha fracasado.

En una conferencia de prensa donde se dio a conocer la convocatoria a este certamen, la representante del Instituto Municipal para Prevenir y Erradicar la Discriminación, Lidice Rincón, apuntó que este asesinato es producto de la “combinación fatal que hay entre narco y gobierno” en este país.

Expuso que han fallado el gobierno, las estructuras del poder y los mecanismos para proteger a los ciudadanos, y que es inaceptable que se callen las plumas y se quiera invisibilizar las lentes de los reporteros, que lo que buscan es evidenciar lo que está pasando en este México tan injusto.

En el acto se dio a conocer un pronunciamiento de la Universidad Iberoamericana, en el cual se reclama justicia para este caso. En tanto, Gabriela Gorjón, de ONU-DH, indicó que independientemente de cómo ha funcionado el mecanismo de protección a los periodistas, no debe de dejarse de trabajar en este esquema.

Dice Mancera que no habrá impunidad en multihomicidio

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, afirmó que en el caso de la quíntuple ejecución en la colonia Narvarte no habrá impunidad.

Sentenció que su administración tiene la obligación de resolver la muerte de las cinco personas, entre ellas la del fotógrafo de la agencia Cuartoscuro, Rubén Espinosa.

“A todos nos indigna este crimen. He dado instrucciones precisas al procurador (Rodolfo Ríos) para que no se escatimen los esfuerzos a fin de dar con los responsables de este múltiple homicidio. Ninguna línea debe descartarse, absolutamente ninguna (...).

“Estaremos muy atentos. Primero, a que no haya impunidad. Se debe dar con los responsables, sea quien sea”, enfatizó el mandatario local egún otra nota del periódico El Universal.

Informó que la PGJDF solicitará al gobierno federal, al estado de Veracruz y al resto de las entidades la información necesaria, con el fin de esclarecer el asesinato.

“Sabemos que hay una relación directa de este tema con el estado de Veracruz y ninguna de las líneas debe descartarse”, apuntó.

Duarte, dispuesto a colaborar. Por la tarde, el gobernador de Veracruz ofreció su apoyo total al jefe de gobierno en las investigaciones en torno a los hechos de violencia ocurridos en la colonia Narvarte.

Subrayó que se comunicó con Miguel Ángel Mancera vía telefónica y que solicitó al titular de la Fiscalía General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras, se comunique con el procurador capitalino para colaborar en lo necesario.

En su cuenta de Twitter, el fiscal precisó que ni Rubén Espinosa ni Nadia Vera presentaron denuncia penal alguna por supuestas agresiones.

Investigan nexos de la Colombia con multihomicidio en la Narvarte

La Procuraduría General de Justicia capitalina ya tiene los retratos hablados de tres presuntos homicidas del periodista gráfico Rubén Espinosa Becerril y cuatro mujeres, multihomicidio cometido en un departamento de la Colonia Narvarte.

Según otra nota del diario 24 Horas, la descripción fue posible a través de la declaración ministerial de la mujer que vivía en el departamento 4101 de Luz Saviñón 1909, la misma que descubrió los cadáveres cuando regresó de trabajar el viernes por la tarde. Por miedo, solicitó inmediata protección a las autoridades capitalinas, informaron fuentes consultadas.

Esta persona relató ante el Ministerio Público que el jueves hubo una reunión en ese inmueble que se prolongó hasta el viernes. Al amanecer ella se retiró para ir a trabajar, pero al volver, entre las 19 y 19:30 horas descubrió los cadáveres.

Los cuerpos que ya fueron identificados son el de Rubén Espinosa Becerril, de 31 años de edad; su amiga Nadia Vera Pérez, de 32 años, activista de #YoSoy132 en Xalapa, Veracruz, quien también temía por su seguridad; Yesenia Quiroz, de 18 años, maquillista y estudiante de cultora de belleza, llegó al DF procedente de Mexicali aunque es de Michoacán, y Alejandra, de 40 años, empleada doméstica originaria del Estado de México que llegó al departamento el viernes por la mañana para trabajar.

Sin embargo, el cadáver de Nicole o Simone, colombiana de 29 años de edad, que trabajaba como edecán y modelo, no ha sido identificado. Sus restos permanecían ayer en el Servicio Médico Forense.

En esa fiesta había 10 personas, cinco eran hombres, entre ellos Espinosa Becerril y un amigo suyo, quien ya rindió declaración. Sin embargo, hay tres hombres que no han sido localizados. La testigo no participó en la convivencia porque no los conocía.

De acuerdo con las primeras investigaciones, los tres hombres que desaparecieron de la vivienda donde fue la reunión presuntamente son los homicidas y al parecer conocían a la sudamericana.

Otra información revela que durante la fiesta, afuera del domicilio, había estacionado un automóvil Ford Mustang, color rojo, que las autoridades encontraron ayer por la tarde abandonado en la delegación Coyoacán. El vehículo, modelo 2006 con placas 486VRN era propiedad de la colombiana y fue usado por los sospechosos para huir.

Autoridades del DF solicitaron ya información tanto al Consulado de México en Colombia como al Instituto Nacional de Migración, información de la víctima extranjera.

Por otra parte, la PGJDF informó que el equipo de videovigilancia del edifico donde ocurrió el crimen estaba averiado, por lo que no hay material para analizar.

También se difundió que la Suprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad tiene contacto con las familias de las víctimas para apoyo psicológico y legal.

El periodista gráfico fue a esa reunión porque conocía a Nadia, quien compartía la vivienda con Yesenia, la colombiana y la testigo, pero no conocía a la mayoría de los asistentes.

Las víctimas

Rubén Espinosa Becerril, 31 años. Fotoperiodista. Había recibido amenazas en Xalapa, Veracruz.

Nadia Vera Pérez, 32 años. Amiga de Rubén, activista de #YoSoy132 en Xalapa, Veracruz; también había expresado que temía por su seguridad y responsabilizó al gobernador de lo que le pasara.

Yesenia Quiroz, 18 años. Era maquillista y estudiante de cultora de belleza. Oriunda de Morelia, llegó al DF procedente de Mexicali.

Alejandra, 40 años. Empleada doméstica originaria del Estado de México que llegó al departamento el viernes por la mañana para trabajar.

Nicole o Simone, colombiana, 29 años. Trabajaba como edecán y modelo. Sin identificación.


No es auto de las víctimas en el que huyeron los homicidas
2015 0804 | Autoridades desmintieron las versiones que aseguraban que el vehículo Ford Mustang empleado por los asesinos durante su escape, después de asesinar al fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y a cuatro mujeres, perteneciera legalmente a una de estas últimas, pues revelaron que el vehículo está registrado a nombre de Sergio Cervantes Conde.

Anteriormente se creía que una de las víctimas, identificada simplemente como Nicole y de origen supuestamente colombiano, era la dueña del automóvil luego de que testigos aseguraran haberla visto abordarlo en diferentes ocasiones durante el transcurso del fatídico día de su asesinato.

Sin embargo, el registro de dicha unidad exhibe que Cervantes Conde ha sido su propietario durante los últimos cinco años, además las autoridades negaron que se hubiera registrado algún tipo de transacción comercial con el mismo debido a que ello hubiera quedado registrado.

Yesenia sobrina del ex gobernador de Michoacán
2015 0805 | Yesenia Quiroz Alfaro, una de las cuatro mujeres víctimas  del quíntuple homicidio ocurrido el pasado 31 de julio en un edificio de la colonia Narvarte, era sobrina política de José Jesús Reyna García, exgobernador interino de Michoacán (de abril a octubre de 2013), quien actualmente está preso por presuntos vínculos con el narcotráfico.

El exgobernador priista está casado con Elizabeth Vidal Alfaro, prima hermana de la mamá de Yesenia.

Familiares de la joven,  originaria de Morelia, Michoacán, y quien iba a cumplir 19 años en septiembre, también dijeron que Yesenia era prima de un capacitador de la entidad. Él desapareció de la localidad de Betania, en Uruapan, Michoacán, el 2 de octubre de 2013.

Daniel Ramos Alfaro, de 20 años, estaba becado por el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) y daba clases. Su hermano Israel confirmó a este diario el parentesco  entre los tres.  Explicó que Yesenia salió de la entidad con su familia, cuando ella era pequeña, y se fueron a radicar a Mexicali, Baja California.

Dany, como le decían en su casa, lo último que se supo es que militares le pidieron al joven permiso para ocupar una escuela donde él había dado capacitaciones.

Les respondió a los efectivos que  ellos debían hablar con los líderes de la comunidad. Los militares siguieron la instrucción y se alojaron en la escuela del 2 al 5 de octubre.

A partir de ese momento del estudiante ya no se supo nada. La madre de Daniel buscó a su prima, la esposa de José Jesús Reyna, pero no recibió respuesta. Israel consideró  improbable que la desaparición de su hermano y el homicidio de su prima tengan relación, aunque autoridades no han descartado ninguna línea de investigación.

Protesta en Michoacán

En la plaza Villalongín, de Morelia, periodistas e integrantes de organizaciones civiles se concentraron ayer para iniciar una protesta a las 10:00 horas, en la que pidieron que autoridades esclarezcan los homicidios del fotoperiodista Rubén Espinosa, de la activista chiapaneca Nadia Vera y de la moreliana Yesenia Quiroz.

En tanto, senadores del PAN y el PRD exigieron a las autoridades esclarecer el multihomocidio de la colonia Narvarte, en el que perdieron la vida Espinosa, Vera, la maquillista Yesenia, además de una empleada doméstica de nombre Alejandra y una mujer de origen colombiano.

En la Cámara de Diputados, Julio César Moreno Rivera, presidente de la Mesa Directiva, calificó de alarmantes las cifras que proporciona la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) respecto a que en los últimos 15 años se han registrado 100 asesinatos de comunicadores en México y, desde 2005, 21 periodistas están  desaparecidos.

Sobre el tema, la CNDH  dijo que da especial seguimiento a la actuación de la autoridad ministerial en la investigación del multihomicidio.

Detienen a un presunto implicado en multihomicidio
2015 0805 | Rodolfo Ríos, procurador capitalino, informó que ya hay una persona en calidad de presentado, por el caso del asesinato de Rubén Espinosa y 4 mujeres en la colonia Narvarte.

En conferencia de prensa, el procurador aseveró que se encontró a un sujeto cuyas huellas están relacionadas con los crímenes.

De acuerdo con el procurador, el implicado cuenta con antecedentes penales.

El fotógrafo Rubén Espinosa y 4 mujeres fueron asesinados en un departamento de la colonia Narvarte.

Con la detención del individuo, se podría conocer si el asesinato obedeció a una orden de callar al fotoperiodista o si fue víctima de la violencia que se vive en la Ciudad de México.

Ex convicto participó en multi-homicidio
Daniel Pacheco Gutiérrez, el ex convicto detenido por haber participado en los homicidios de 4 mujeres y del fotoperiodista Rubén Espinosa en la colonia Narvarte, fue consignado en el reclusorio Oriente.

Pacheco Gutiérrez, de 41 años de edad, confesó que estuvo en el departamento donde se cometió el multihomiciido y que presenció las ejecuciones, sin embargo asegura que él no disparó.

El individuo fue acusado de feminicidio en agravio de cuatro personas, así como de homicidio y robo agravado en pandilla.

Durante su declaración, Pacheco Gutiérrez dio nombres, domicilio y media filiación de sus cómplices. La Policía de Investigación sigue también los pasos de los otros dos involucrados a quienes busca en el perímetro de las delegaciones Iztapalapa, Tláhuac y Tlalpan.

La detención del sujeto originario del DF se logró en calles de la delegación Coyoacán, luego de que agentes ministeriales hallaron una huella en un mueble del departamento 401 del número 1909 de la calle Luz Saviñón.

Pacheco Gutiérrez estuvo internado en el año 2000 en el Reclusorio Preventivo Norte, por los delitos de robo y violación.

Aún no reclaman cadáver de Colombiana
2015 0806 | El cadáver de la mujer colombiana permanecerá bajo resguardo del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), hasta que sus familiares se presenten a reclamarlo. El Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF) informó que la víctima no tiene familiares en México, pero éstos fueron localizados en su país de origen, con ayuda de autoridades consulares.

Al respecto el titular del Órgano Jurisdiccional, Édgar Elías Azar, señaló que se están cumpliendo con todos los protocolos para resguardar los restos de la mujer. El procedimiento marca que tienen que resguardar como en el caso de San Fernando, Tamaulipas, en el que tardaron año y medio en entregar todos los cuerpos, en hacer análisis de identificación, exámenes de ADN, pruebas de laboratorio y todo eso se está haciendo.

La Procuraduría por su lado con sus laboratorios revisaron e hicieron pruebas y esa dependencia continúa con las indagatorias, las cuales tengo entendido van por buen camino y pronto habrá buenos resultados”, aseveró Elías Azar.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) espera el arribo de los familiares de la mujer colombiana para conocer cuando llegó a la ciudad de México y que actividad desarrollaba.

Una vez que acrediten el parentesco, el cuerpo les será entregado y ellos decidirán si es repatriado o bien se queda en el país que habitó hasta antes de su muerte.


Multihomicidio en la Narvarte, una investigación sucia
Sara Pantoja / Proceso
Domingo, Agosto 9, 2015 - 10:59
 MÉXICO, D.F. En su afán de cerrar lo antes posible el caso del multihomicidio de la colonia Narvarte –que atrapó la atención nacional e internacional al conocerse la actividad pública y los antecedentes de acoso, hostigamiento y amenazas contra dos de las cinco víctimas: un fotoperiodista y una activista del movimiento #YoSoy132–, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) ha incurrido en inconsistencias, contradicciones y omisiones que de antemano vuelven sospechoso el resultado final de la indagatoria número FBJ/BJ-1/T2/4379/15-07.

Desde su primera aparición pública para hablar del crimen perpetrado el viernes 31 de julio en un edificio de apartamentos de la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez, el titular de la PGJDF, Rodolfo Ríos Garza, comenzó a ensuciar la investigación al perfilar las muertes de Yesenia Quiroz Alfaro, Olivia Alejandra Negrete Avilés, Mile Virginia Martín, Nadia Dominique Vera Pérez y Rubén Espinosa Becerril como producto de un robo, pese a la existencia de una agravante fundamental en la escena del crimen: los cinco cuerpos tenían el tiro de gracia y Mile Virginia, de nacionalidad colombiana, había sido torturada y violada antes de ser ultimada.

Era el domingo 2. Antes de dar la cara a la prensa, Ríos Garza se había reunido en privado en sus oficinas con el director del semanario Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda; el editor de la agencia Cuartoscuro, Pedro Valtierra; la directora de la Red de Periodistas de a Pie, Daniela Pastrana; el director de la organización internacional Artículo 19, Darío Ramírez, y representantes de la asociación PEN International.

Ahí, los periodistas y activistas le pidieron puntualmente al procurador capitalino investigar el crimen sin descartar las amenazas denunciadas por el fotógrafo Rubén Espinosa y la promotora cultural Nadia Vera antes de abandonar el estado de Veracruz y refugiarse en el Distrito Federal.

Pero la respuesta del funcionario capitalino –que llegó al cargo gracias a su añeja amistad con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, de quien fue secretario particular en el tramo final de su paso por la PGJDF– desconcertó a los presentes.

Ríos Garza puntualizó que Espinosa no había sido  asesinado “durante el ejercicio de su trabajo, estaba desempleado”, según relataron Daniela Pastrana y Pedro Valtierra al salir de la reunión.

Así, sin tomar en cuenta los antecedentes de amenazas de muerte que pesaban sobre Vera y Espinosa, derivadas de su actividad profesional en Veracruz, Ríos Garza dijo a los reporteros, al referirse al caso del fotorreportero:

“Es preciso mencionar que era soltero, originario de la Ciudad de México y que fue identificado plenamente por sus familiares, quienes refirieron que su regreso a la capital del país fue hace dos meses, y se debió a la búsqueda de nuevas oportunidades como fotógrafo profesional, actividad que desarrollaba en Veracruz, donde residió por espacio de ocho años.”

Luego añadió que desde que se supo la actividad que ejercía Espinosa se activó el Protocolo de Atención a Periodistas y apuntó que no se descartaría “ninguna línea de investigación”.

http://www.proceso.com.mx/?p=412525

Piden se tipifique como feminicidio el asesinato de Nadia


2015 0810 | Amigos de Nadia Vera, activista y antropóloga de la Universidad Veracruzana, algunos radicados en Puebla, exigieron que se tipifique como feminicidio y delito contra la libertad de expresión el asesinato de cinco personas el 31 de julio en la colonia Narvarte del Distrito Federal.

El sábado 1 de agosto se encontraron los cuerpos sin vida los cuerpos de Nadia Vera, el fotoperiodista Rubén Espinosa, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete y Virginia Martín, de nacionalidad colombiana.

Los cincos presentaban huellas de tortura y el tiro de gracia en la cabeza, aunque las cuatro mujeres fueron agredidas sexualmente y desnudadas por los atacantes.

Ante esa situación compañeros de Nadia de la Facultad de Antropología señalaron que el homicidio múltiple es un intento de criminalizar la protesta social, así como de callar las voces críticas contra el gobierno de Veracruz y de México.

En la misiva firmada por 201 egresados y ex alumnos de la Facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana se indica: "Como antropólogos, compañeros y amigos de Nadia Vera, emitimos este pronunciamiento desde lo más profundo de nuestra indignación ante el clima de impunidad y violencia que impera en el Estado de Veracruz, y de manera generalizada en el país".

Asimismo dice: "consideramos que el terrible y cobarde asesinato de nuestra compañera, criminaliza también nuestra profesión; y claro, también la intención de cualquier persona de levantar la voz y pronunciarse ante eventos que suscitan indignación".

Nadia Vera fue activista del movimiento Yosoy132 en Xalapa, Veracruz; mientras que Rubén Espinosa era corresponsal de la revista Proceso y de la agencia Cuartoscuro en dicho estado. Ambos se exiliaron en el Distrito Federal tras recibir amenazas del gobierno de Javier Duarte.

"Hoy queremos levantar la voz para hacer llegar nuestra inconformidad con respecto al modo en que se está llevando a cabo la investigación. No estamos dispuestos a aceptar versiones maniqueas, no estamos dispuestos a que este caso se quede en el vacío de la impunidad", reclaman los amigos de Nadia Vera.

La primera versión que manejó el gobierno del Distrito Federal sobre el asesinato de las cinco personas en la Narvarte fue el robo, aunque con anterioridad Nadia y Rubén responsabilizaron al gobernador Javier Duarte de cualquier cosa que les pasara.

Por eso los amigos de Nadia hicieron un llamado a las instituciones de educación nacionales e internacionales a que se pronuncien contra "este terrible atentado", además de que se deje de reprimir a los activistas, periodistas y defensores de los derechos humanos en Veracruz y México.

Lamentan feminicidio en la Narvarte

A su vez la responsable del programa de Género y VIH de la Universidad Iberoamericana de Puebla, María de Lourdes Pérez Oseguera, sostuvo en un pronunciamiento que si bien es lamentable el homicidio de Rubén, no se puede minimizar la muerte de Nadia, Yesenia, Alejandra y Virginia.

En un pronunciamiento dijo: "Rubén era conocido por su trabajo periodístico, su compromiso y valentía, sin embargo en las primeras notas sólo se habla del asesinato de Rubén y de cuatro mujeres. Es importante señalar que las cuatro mujeres tenían nombre, identidad, proyectos, trabajo, sueños...".

De igual forma refirió que el caso de la Narvarte es un claro ejemplo de crimen político, por Rubén, y de violencia estructural, ya que las mujeres fueron torturadas, desnudadas y violadas, lo cual implica que se trata de feminicidios.

"Manifestémonos por las muertes que nos lastiman, las de los jóvenes, las y los periodistas, las de mujeres y niñas… todos los asesinatos nos arrebatan la posibilidad de vivir en paz y libertad pero, nombremos a hombres y mujeres, pues tienen la misma valía… duelen profundamente", finalizó la académica de la Iberoamericana.









No hay comentarios: