martes, 6 de agosto de 2013

Electrocutado

Muere de una caída empleado de Megacable
2013-08-06 | Un empleado de Megacable perdió la vida tras sufrir una caída cuando realizaba un servicio. El propietario del inmueble manifestó que el empleado de esa firma de comunicación llegó solo y empezó a trabajar para reparar la falla, cuando por lo general él ha visto que son dos las personas que acuden a atender esa clase de quejas y responsabilizó a la empresa por el lamentable accidente.



Trágica muerte encontró un hombre de aproximadamente 32 años de edad, quien fuera empleado de la empresa Megacable, tras caer de una vivienda localizada en la junta auxiliar de Ignacio Romero Vargas a una altura de siete metros sobre el toldo de su unidad y quedar empalado en uno de los picos que sostiene el portaequipaje, que usan para transportar las escaleras metálicas.

Los hechos de esta terrible muerte se registraron la tarde de ayer lunes sobre la calle Hombres Ilustres número 37 de la mencionada junta auxiliar, sitio al que acudió quien se presume fue identificado con el nombre de José Canseco López, que al ir a bordo de la unidad marca Chevrolet, tipo Chevy de color blanco y con número económico 234, placas de circulación TWV-3530, acudió al llamado de unos clientes de esa firma por la constantes quejas que tenían sobre el servicio.

Cabe mencionar que José llegó al lugar solo, y tras llamar en varias ocasiones a la puerta y que nadie le abriera, consiguió finalmente que al menos una de las propietarias del inmueble lo recibiera, y tras conocer de las fallas que presentaba el servicio, José se dispuso a subir hasta el tercer nivel de la vivienda para arreglar el desperfecto.

Fue así que desenganchó los seguros que sujetaban la escalera metálica que estaba asegurada sobre la estructura en el toldo y tras colocarla adecuadamente. Acto seguido llegó a la parte superior del primer nivel y después alcanzó el segundo, y en unos segundos se encontraba ya cerca del tercer nivel, cuando surgió la desgracia.

Para poder alcanzar el tercer nivel y llegar hasta la caja de cables de la empresa que conecta la vivienda, José caminó sobre una cornisa hasta la orilla izquierda de la vivienda y apoyó uno de sus pies sobre el techo de la casa contigua para acto seguido impulsarse y alcanzar un pequeño volado del vértice del techo.

Pero al momento de tomar de nueva cuenta impulso para subir hasta el techo de la vivienda, una parte de la fachada se descascaró y es cuando perdió el equilibrio también debido a su peso, lo que hizo que soltara y cayera al vacío.

Su muerte, casi instantánea, se produjo al momento de azotar toda su humanidad sobre el toldo de su unidad, ensartándose uno de los triángulos o soportes de plástico que sostienen el portaequipaje en el hombro izquierdo, terminando colgado de la unidad, en una dantesca escena que causó pánico entre los testigos que alcanzaron a ver al occiso tras escuchar el estruendoso choque de su cuerpo contra la carrocería.

Una vez que se emitió la alerta a los servicios de emergencia, al sitio llegaron los cuerpos de rescate, entre ellos Bomberos y una ambulancia, que por más que intentó encontrar algún signo de vitalidad en José, éste ya había perdido la vida, dando parte al agente del Ministerio Público para que llevara a cabo las diligencias del levantamiento de cadáver.

Cabe decir que para poder retirar el cuerpo de la unidad, hubo necesidad de levantar un poco el torso de José a base de cuerdas y poleas y posteriormente cortar desde la base el pico en el que había quedado ensartado, trabajos que llevaron más de una hora, pues se buscaba hacer el menor daño posible al cuerpo para poderle realizar la necropsia correspondiente.

Cabe mencionar que la víctima de tan fatal incidente llegó al domicilio en cuestión para atender la queja de un cliente de Megacable que desde el domingo reportó la falla. Marcelino González aseguró que desde ese día domingo él estuvo hablando a la empresa, pues llevaba varios días con problemas en el suministro de servicio.



Electrocutado empleado de Megacable 
2012-08-18 |Un trabajador de Megacable se electrocutó al tocar con su cabeza accidentalmente los cables de energía eléctrica que suministra a colonos de la Leobardo Coca, cuando estaba realizando la instalación del servicio en esa zona, ayer por la tarde.

El afectado dijo llamarse Martín Galván Hernández, de 24 años de edad, quien llegó a las 18:00 horas en un Chevy placas TWN-93-42 rotulado con la razón social "Megacable",
a la casa marcada con el número 6161 de la calle Matamoros al sur de la ciudad.

El joven fue recibido y comenzó a realizar la instalación del servicio, pero al encontrarse en la azotea del lugar, al parecer se acercó mucho a los cables de alta tensión que pasan muy cerca de la vivienda y prácticamente fue atraído recibiendo una fuerte descarga que le entró por cráneo (cabeza) y le salió por una extremidad inferior derecha (pie derecho).

De inmediato se pidió el auxilio y al lugar llegaron en breves minutos paramédicos de Cruz Roja en la ambulancia 295 apoyados con su camión de Rescate Urbano (Libra), que cuenta con el equipo adecuado para este tipo de apoyos.

Los paramédicos procedieron al rescate del electrocutado, le brindaron los primeros auxilios ahí mismo y una vez estabilizado, procedieron a trasladarlo al Hospital de Traumatología y Ortopedia del Seguro Social, para dejarlo en manos de los especialistas de la medicina. Se estima que sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en un 35 por ciento de su cuerpo, por lo que los galenos lucharán por sanarlo lo más pronto posible.