jueves, 28 de junio de 2012

Ofrecen recompensa de 5 millones por policías prófugos


2012-06-28 | Ciudad de México.- Las autoridades de la  Policía Federal Preventiva revelaron hoy la identidad de tres policías que el pasado lunes mataron a tiros a tres de sus compañeros en el aeropuerto de Ciudad de México, donde se investiga una red de corrupción y tráfico de drogas procedentes de Perú.
El jefe de división de Seguridad Regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino, anunció una recompensa de 5 millones de pesos
(unos 364 mil dólares) a quienes ayuden a dar con el paradero de los agentes Daniel Cruz García, Zeferino Morales Franco y Bogard Felipe Lugo.
La identificación se logró con la ayuda de las imágenes tomadas por las cámaras del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), señaló Cárdenas Palomino en una rueda de prensa en la que mostró los vídeos y fotografías de los tres presuntos responsables del crimen, a los que llamó “traidores”.

En un principio, las autoridades mexicanas habían informado que dos agentes estaban involucrados en el asesinato del lunes pasado, pero hoy elevaron a tres la cifra.

Cárdenas Palomino explicó que Lugo, el tercer policía y jefe de los presuntos homicidas, abandonó de "manera intempestiva" la Terminal 2 del aeropuerto por el estacionamiento de proveedores, según las imágenes captadas por una cámara exterior.

Los tres policías que están prófugos eran investigados desde el pasado 15 de marzo por su presunta participación en el trasiego de droga.

Su trabajo era recoger dentro de los baños de la terminal aérea pequeños paquetes de droga previamente depositados por pasajeros provenientes de Lima, Perú.

Abundó que esta operación se realizaba, además, “en complicidad con otras autoridades”, por lo que dijo que las investigaciones siguen su curso a fin de desmantelar la red delictiva, en la que están involucrados otros funcionarios.

Cárdenas Palomino dijo desconocer qué cártel puede estar al frente de esta operación, debido a que las cantidades de droga son pequeñas y principalmente son destinadas a los distribuidores en la capital mexicana.

Indicó que el control de las cámaras en la terminal depende del área de seguridad de la dirección aeroportuaria y aclaró que hasta el momento la Policía Federal no investiga al director del aeropuerto, Héctor Velázquez.