miércoles, 23 de junio de 2010

Pirómano gandaya los agarra dormidos

Como todo buen gandaya y machín, un hombre golpeó a su mujer cuando ella dormía a las cuatro de la mañana.
Óscar Mota Saldaña montó en cólera, cuando tras llegar borracho de una parranda, en la madrugada aún su esposa dormía y no lo felicito por ser el día del padre.
El machín de marras, roció alcohol y prendió fuego a la sala, a las camas de sus hijos y en la que dormía su esposa. Al percatarse Cecilia del hecho, tomó a sus hijos y escapó para refugiarse con sus familiares, en tanto el agresor salió con rumbo desconocido.
En la delegación Centro del Ministerio Público, radicada con el número de averiguación previa 1040/2010/Centro.

El Poder Judicial

No ruedan cabezas en el TSJ
por: Alfonso Ponce de León / Intolerancia Diario


¿Se ha dado cuenta que en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), los servidores públicos que incurren en malos tratos, corrupción, abuso de autoridad y otras irregularidades como el retraso en su trabajo, no son despedidos, sólo los cambian de juzgado?
¿Se ha dado cuenta que los únicos burócratas que llegan a su trabajo después de las 10:00 horas, cuando tienen que estar presentes desde las 8:30 es el personal del Poder Judicial del estado y que nadie les dice nada?
No hay extrañamientos ni castigos, los dejan hacer lo que quieran, al final de cuentas los juzgados están muy alejados de la vista de la Sedecap o de la Fiscalía Anticorrupción, por cierto, estos últimos ¿los ha visto?
El caso de Arturo Osorio Rivera, el secretario par del juzgado Octavo de lo Penal —no es el único— existen otros secretarios que trabajan “en renta” para los principales despachos de abogados, ¿a quién no le conviene tener una persona de confianza en un juzgado, que filtre información, que saque copias, que altere o dilate procesos?
No esta usted para saberlo ni yo para contárselo pero Arturo Osorio Rivera, desde hace tiempo ya se había ganado su traslado, que no su cese, y es que la juez Blanca Laura Olivier Palacios, ya le había levantado varias actas administrativas y estas duermen el sueño de los justos, de hecho, fueron archivadas cuando la funcionaria fue enviada a otro juzgado.
Así como le digo, el cambio de Blanca Laura se debió a dos razones, la primera es que ella no aceptaba sobornos y Arturo sí; la segunda es que descubrió las actividades de su subordinado y le levantó varias actas, por eso la cambiaron “por fijada”.
Pero la solicitud para que la juez Olivier Palacios fuera enviada a otro juzgado no la realizó don Arturo sino los abogados a quienes sirve.
Los abogados que tienen presente el día de su santo, cumpleaños, del abogado, Navidad, Reyes, matraca, calavera y lo que sea.
A estos abogados, muchos de ellos renombrados no les conviene que un aliado como Arturo Osorio se vaya y los deje en el ostracismo, prefirieron “hacer presión” y tras manipular la verdad sostuvieron a su secuaz.
¿Hasta cuándo?

Negocitos de un juez cholulteca
La fuerte presión ejercida por la opinión pública, impidió que el juez de lo Penal en San Pedro Cholula, Francisco Javier Martínez Castillo, pudiera hacer negocio redondo con el líder del sindicato de electricistas en Orizaba, Veracruz, Vicente García Trujeque, padre del jovenzuelo de nombre Luis Eduardo García García, mejor conocido como “El asesino de la Hummer”.
Aun cuando todo estaba cocinado con el abogado defensor, Florentino Téllez Bernal, alías “El Mago”, para una sentencia “a modo” que le permitiera conmutar su condena por el pago de una sanción económica, el junior no pudo abandonar la prisión, toda vez que el juez se vio obligado a imponer una condena de ocho años de prisión, con lo que legalmente le canceló la posibilidad de acogerse a un beneficio que el Código de Procedimientos en materia penal concede a los reos por delitos menores, conocido como conmutación de la pena.
Sin embargo, “el juez de fierro” como se le conoce en los corredores del Poder Judicial a Francisco Javier Martínez Castillo, por su adicción a la venta de sus resoluciones judiciales, no se ha quedado un solo minuto con los brazos cruzados y ahora está dedicado en cuerpo y alma a negociar con los familiares de otro junior, de nombre Juan Manuel Olea Salmerón, estudiante de la Ibero, que el pasado 10 de abril del año en curso, conducía completamente alcoholizado un volkswagen Lupo y se volcó sobre el periférico ecológico, accidente en el que murieron tres de sus compañeras, hechos que se encuentran radicados dentro del proceso número 133/2010/en el juzgado penal de Cholula.
El caso es que desde hace más de dos meses del percance, este otro junior, no ha pisado el Cereso, toda vez que con la absoluta complacencia del “juez de fierro”, Francisco Javier Martínez Castillo, lo mantienen internado en el hospital Puebla, ubicado en la exclusiva zona de Angelópolis, haciéndolo pasar como “enfermo”, para que todo el proceso judicial permanezca recluido en la comodidad de un hospital de primer mundo.
No se necesita ser muy inteligente para saber que la sentencia seguramente ya está “apalabrada”, ¿verdad?

Nos vemos cuando nos veamos
porquelosmuertos@gmail.com

domingo, 6 de junio de 2010

Balean a hermano del candidato a diputado


2010-06-06 | Huauchinango.- Luis Urzúa Rivera, hermano del candidato de Puebla Avanza a la diputación por el distrito I, Ricardo Urzúa, recibió dos impactos de bala (en la mano y rodilla izquierda), tras salir de una fiesta en la colonia Chapultepec.

Los hechos se registraon este sábado a las 22:40 horas cuando el lesionado, de 48 años de edad, acompañado de su novia, Montserrat Valdés Trejo, circulaba en su vehículo Ford Cayenne 2009, en la esquina de las calles Julio S. Hernández y calle Juárez.

jueves, 3 de junio de 2010

Pedía sexo y le dieron aire

 

Suspenden a juez calificador de Cholula

El presidente municipal de San Pedro Cholula, Francisco Covarrubias Pérez, destituyó del cargo al juez calificador Ulises Benito Cruz Ayala, quien enfrenta una investigación derivada de la queja en su contra por presuntamente haber pedido favores sexuales a cambio de no cobrar una multa por la liberación de un detenido que portaba un arma de fuego sin el permiso correspondiente y a quien le habían fijado una multa de 1800 pesos.

La señora Silvia Campos Huelitl afirma que el juez calificador le pidió que se desnudara y a cambio de ello liberaría a su marido. La afectada presentó la queja ante la Contraloría Municipal, iniciándose la investigación dentro del expediente CM 071 / 2010. El contralor municipal Octavio Manzilla Chávez, indicó que el proceso podría durar hasta dos meses.

Silvia es una mujer que aseguró haber sido objeto de acoso sexual y señaló a su agresor, el juez calificador Ulises Benito Cruz Ayala. Su calvario inició cuando se enteró de que la policía municipal había detenido a su esposo, derivado de un pleito callejero. La mujer trató de liberarlo, pero no tenía dinero para pagar la multa y fue cuando el juez calificador trató de persuadirla a desnudarse; "Si tu lo quieres sacar hay una multa de 1800 pesos, mira yo te digo hay otras formas de que tu puedas pagar, depende que tanto quieras a tu esposo, yo me imagine a donde iba el, pero me quede callada evadiendo su pregunta. No traigo mucho dinero es esto, exactamente le puse 494 pesos que era todo lo que tenia y me dice burlonamente no, me dice pues que pasemos un ratito juntos nos la pasamos bien y tu sales como si nada con tu esposo sales". Tras no ceder a la pretensión del funcionario público, la afectada consiguió dinero prestado, pero como no lograba acumular la cantidad necesaria nuevamente el juez le propuso que por el faltante de dinero solo se desnudara sin “hacerlo”; "Dice bueno desnúdate nada mas te quiero ver desnuda, digo es que yo no lo voy a hacer le digo no te va a parecer que a tu esposa le hagan esto"

Finalmente el marido de Silvia permaneció acusado de portación de arma de fuego, aunque mas tarde se comprobó que se trataba de una pistola de juguete que ni siquiera era de él sino de su acompañante.

Al cuestionar al juez calificador de San Pedro Cholula, Ulises Benito Cruz Ayala, simplemente negó los hechos.