miércoles, 7 de enero de 2009

Militares y federales catean dos casas del jefe zeta en Puebla

El sospechoso de delitos de delincuencia organizada Manuel Antele Velasco es yerno del comandante de la Dirección de Tránsito municipal, Alfonso Quintero Calva, quien se encuentra adscrito al primer sector

Alfonso Ponce de León Salgado
Foto Rodolfo Pérez

Elementos del Ejercito mexicano y de la Subprocuraduría de Investigaciones Especializadas en Delincuencia Organizada (SIEDO), catearon las casas 10 y 14 de la Prolongación Amanalco, en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán, en busca de Manuel Antele Velasco, uno de los líderes del grupo de “Los Zetas”, brazo armado del cártel del Golfo, que estaría operando en territorio poblano, a quien no encontraron.
Los federales, en consecuencia, detuvieron a la esposa de Manuel Antele, Karina Quintero Marcial, y a la hermana de ésta, Carmen, de quienes por el momento se desconoce su paradero, aunque se dijo que ambas van a ser interrogadas con relación a las actividades del exagente de la Policía Judicial de Puebla, quien se pasó a las filas del crimen organizado y quien es presunto responsable de al menos cinco atentados, donde murieron cuatro agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE), además del intento de asesinato del subprocurador de Averiguaciones Previas y Control de Procesos, Víctor Manuel Pérez Dorantes.
Tras la movilización de las fuerzas castrenses y de las federales, trascendió que el padre de Karina y de Carmen, Alfonso Quintero Calva, detenidas para investigación, es comandante del primer sector de la Dirección de Tránsito municipal, con más de 20 años en el servicio y vive en la casa 10, que fue cateada por las fuerzas federales.
Las primeras versiones de lo ocurrido la tarde del martes 6 de enero fueron de Isabel, quien es hermana de Karina o de Carmen y quien dijo que los militares no forzaron ninguna puerta para entrar, tocaron y al momento de abrirles, éstos se metieron en forma violenta y registraron cada una de las habitaciones de las dos casas, asegurando una mata de marihuana que estaba sembrada en el jardín de la casa 14; además se llevaron documentos y fotografías de Manuel Antele Velasco, quien tiene orden de aprehensión como presunto responsable del delito de delincuencia organizada.
De acuerdo a la versión de Isabel Quintero Marcial, Antele no ha vuelto a su casa des de hace cuatro años, la misma edad de su segundo hijo; sin embargo en el interior de una de las casas cateada fue localizado el vehículo Jetta de modelo reciente, placas YFD7917 de Veracruz, del que la entrevistada dijo que “llegó alguien de fueras y se los dio a guardar”, sólo que no recuerda el nombre.
Los mandos de los federales que participaron en el operativo se negaron a proporcionar información al respecto del cateo simultáneo, señalando que en las próximas horas la Procuraduría General de Justicia (PGJ) va a proporcionar información al respecto. También se dijo que otras casas de la misma junta auxiliar fueron “visitadas” por el Ejercito y la SIEDO en busca del jefe de la delegación de “Zetas” que operan en Puebla.
La visita de Reyes a Manuel AntelesLa presencia del Ejercito y de la SIEDO en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán se hizo evidente luego de que los vecinos dieron aviso al 060 de la llegada de hombres armados, uniformados a bordo de vehículos y tanquetas con las siglas de las fuerzas castrenses, por lo que al lugar arribaron elementos de las policías metropolitana, estatal y municipal, a los que les dijeron que no intervinieran y se retiraron.
Los federales llevaban una lista de direcciones a las que acudieron, sin decir qué es lo que estaban buscando, hasta que se metieron a las casas 10 y 14 de la prolongación Amanalco, en pleno centro de Xochimehuacán, donde obligaron a los moradores a colocarse contra la pared, en tanto registraban todas las habitaciones; luego les preguntaron por el paradero de Manuel Anteles, exagente de la PJE de Puebla y jefe del comando “Zetas” que opera en Puebla.
Una de las detenidas —Carmen— tuvo que recibir atención médica tras la impresión que sufrió por la llegada de los militares, pese a esto fue detenida, junto con su hermana, ya que podrían tener información importante para la detención de Anteles Velasco, quien se encuentra catalogado como sujeto peligroso.
Las casas cateadas por los federales no fueron aseguradas; además el vehículo Jetta con placas de Veracruz, localizado en uno de estos domicilios, se dijo que quedará en poder de la DIEDO PARA las consecuentes investigaciones del caso.
Los familiares incómodosManuel Antele Velasco, quien el 25 de junio del 2006 se dio de baja como agente de la PJE, tenía la placa 134 y estaba adscrito a la séptima comandancia, está casado con Karina Quintero Marcial, tienen dos hijos, el más pequeño es de cuatro años de edad y su suegro es el comandante de la Dirección de Tránsito municipal, Alfonso Quintero Calva, quien se encuentra adscrito al primer sector y hasta el momento se desconoce si prestaba algún tipo de protección al delincuente.
Carmen Quintero Marcial es la cuñada de Manuel Antele, ella está casada con Elías Durán, quien al parecer trabaja en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, sus vecinos lo identifican como un hombre que porta lujosas cadenas, esclavas y anillos y que es propietario de al menos cuatro microbuses de la ruta 76, además es propietario de un Jetta de color gris, un Tsuru, un Honda negro y un Volkswagen amarillo.
Informes extraoficiales dicen que este hombre mantiene una estrecha relación con Manuel Anteles, con quien sostiene constantes regiones.
A esta familia los vecinos los identifican como “Los Gandallas”.
Los crímenes por los que se investiga a AntelePese al hermetismo que guarda la PGR con relación al motivo por el que inicio la búsqueda de Manuel Antele Velasco, se sabe que éste podría estar involucrado en los siguientes delitos:
El homicidio del jefe de grupo de la PJE Laurencio Muñoz González, ocurrido el 2 de octubre del 2008, en la avenida Adolfo López Mateos, frente al número 2402, de la colonia Zona Alta, en la ciudad de Tehuacán.
El homicidio del agente de la PJE, Rubén Flores Martínez, “El Gallo”, placa 499, quien tenía 20 años de servicio, ocurrido el 21 de noviembre del 2008, en calle Artículo 16 de la colonia Constitución Mexicana, en la ciudad de Atlixco.
El homicidio del agente José Luis Sánchez, placa 80, ocurrido el 22 de noviembre en Cañada Morelos.
El atentado al subprocurador de Averiguaciones Previas y Control de Procesos, Víctor Pérez Dorantes, que provocó lesiones graves al agente del Ministerio Público Juan Carlos Arizmendi Salazar y al auxiliar Víctor Manuel Flores Bravo, ocurrido la noche del 16 de agosto, frente a la laguna de San Baltazar, en la ciudad de Puebla.
De los hechos violentos del 17 de agosto del 2008 en la población de Tlapanalá, donde lesionaron con disparos de arma de fuego a uno de los vecinos —presunto “narcomenudista”— a quien había secuestrado.
Del acopio de armas —cuernos de chivo, R15 y pistolas 9 milímetros— localizadas en dos casas, de las colonias Belisario Domínguez y San Alejandro.
De crear una red de distribución de drogas en diversos puntos de la Mixteca Poblana, la Sierra Norte y Oriente, además de la ciudad de Puebla.