viernes, 25 de enero de 2008

Muere bebe en guardería del DIF municipal

Señalan que se ahogo con su propio vomito y los encargados se deslindan, pero la familia asegura que llegara hasta las últimas consecuencias.
Pilar Bernal/Tv. Azteca

No, no mi hija no! mi hija no! No... por que mi hija?. Este es el llanto de dolor puro, nació del corazón de una madre que perdió a su hija en tan solo unas horas, que arrasada por el sufrimiento, no alcanzaba a comprender por que en la guardería del DIF municipal en San Felipe Hueyotlipan, le entregaban a su pequeña de tan solo 4 meses, muerta.

Una verdadera tragedia, que hería de tan solo mirarla, que hacia sonar lejanas las palabras del policía, que intentaba explicarle que la bebé se ahogo con su propio vómito, sin que nadie se diera cuenta.

La pequeña Naomi Yosahani Quesada Martínez, había ingresado a la guardería San Felipe apenas 3 días antes. Sus padres pagaban una cuota y creían que estaría bien, no sospechaban que un descuido le costaría la vida.

La tía de la pequeña, Ivonne Quesada, aseguró que todo se trato de una irresponsabilidad, “Mi hija acaba de entrar el día lunes y me la entregan hoy muerta? que me disculpen pero es una irresponsabilidad esto, siendo en la presidencia de San Felipe que me entreguen a mi niña muerta, por mi voy a proceder hasta donde haya”.

Una mezcla de dolor e indignación fue creciendo en torno a la dramática escena, entre angustiadas madres de familia que acudían a la guardería de la junta auxiliar por sus hijos, entre una desesperada pena y clamores de justicia.

Rosminda Rojas, señaló que tras lo sucedido, ahora tiene temor por sus hijos, “Por eso se traen a la guardería para que los cuiden, si los trae uno para que los maten pues no, que cuidado, que confianza”.

Y es que esta, no es la primera vez que los niños sufren accidentes en la guardería, porque la necesidad de trabajar obliga a sus familias a dejarlos en manos de quien no sabe cuidarlos, con la incertidumbre de que la historia se repita y por ello, las voces como la de Alejandra Ruiz, exigen un responsable, “Llevaba toda su boca marcadita de que se había pegado, y la muchacha que la entrega me dijo que no se había, que nada más con el vasito se había pegado pero mentira la niña se había pegado y ese día se me enfermo mi niña y ya no la traje desde entonces”.

Pues el DIF municipal se deslindó de inmediato de la muerte de esta bebé, argumentando que la presidencia auxiliar de San Felipe Hueyotlipan es la encargada de contratar al personal de la guardería.

Así, mientras las autoridades se echan la culpa, el dolor desgarra el corazón de Teresa, el consuelo no llega y una pregunta queda en el aire ¿quien responderá por la vida de la pequeña Naomi?.