martes, 3 de abril de 2001

Asesinato de Marisol Catalán

La Jornada de Oriente
publicación para Puebla y Tlaxcala México
Primera Plana
Decidieron secuestrarla y conseguir dinero para el pago de varias colegiaturas
Presenta la PGJ a tres sujetos implicados en el plagio y asesinato de Marisol Catalán
Ignacio Juárez Galindo
A más de dos meses del secuestro y asesinato de la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) Marisol Catalán Zamora, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en la entidad presentó ayer a tres presuntos responsables del crimen, una de ellos era compañera de escuela de la víctima. Según el reporte de la corporación, el móvil del plagio fue obtener dinero para pagar adeudos de colegiaturas. Los detenidos, informó el procurador Carlos Arredondo Contreras, son Kariana Velázquez Atienza, de 24 años de edad, estudiante de psicología en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla y compañera de la víctima; José Osiris Olivares Ayala, de 22 años de edad, estudiante de Derecho en la Universidad Iberoamericana; y Pedro Amador Morales, de 24 años de edad, estudiante de Derecho en la Universidad Irlandesa, quien, además, es investigado por el delito de robo de vehículo. En conferencia de prensa, el funcionario explicó que el secuestro en contra de Marisol Catalán, hija del empresario y miembro del Club Rotario Rodrigo Catalán, se debió a que José Osiris Olivares, novio de Kariana Velázquez, tenía varias deudas económicas, entre ellas el pago de una camioneta y de su colegiatura. Ante esta situación, la pareja comenzó a buscar la forma de obtener dinero y surgió la idea de plagiar a la hoy occisa.
El plan, agregó, fue concretado con Pedro Amador Morales, amigo de José Osiris. Así, el 12 de enero pasado, Kariana Velázquez pidió a Marisol Catalán que le proporcionara un disco de computadora para concluir un trabajo de la escuela y la citó en una panadería ubicada en la colonia San Manuel, sitio donde fue amagada con una pistola de juguete y rociada con gas lacrimógeno en la cara. Posteriormente, fue trasladada a la casa de Amador Morales, ubicada en la colonia San Juan Xilotzingo. y en ese lugar fue la víctima recluida en la cajuela de su propio auto, un Jetta color verde. A las pocas horas, José Osiris, vía telefónica, exigió a la familia Catalán Zamora el pago de 400 mil pesos para liberar a su hija, pero en una de las llamadas la madre de la víctima reconoció la voz del plagiario y las negociaciones se suspendieron.
Por su parte, los tres secuestradores retiraron 12 mil pesos de las tarjetas de crédito de Marisol Catalán, con el que compraron una pistola calibre 45 y comida. Según la información proporcionada por Carlos Arredondo, el asesinato de Marisol Catalán ocurrió cuando los secuestradores fueron reconocidos por la estudiante y ante el temor de que hubieran sido descubiertos por la familia de la agraviada. El encargado de disparar contra joven fue Pedro Amador Morales y el cuerpo fue encontrado tres días después en el estacionamiento de la tienda Soriana Torrecillas, en avanzado estado de putrefacción.
La Policía Judicial logró descubrir la identidad de Pedro Amador a través de una cámara de video instalada en uno de los cajeros donde se presentó a sacar dinero de las tarjetas de Marisol Catalán. Los tres sujetos fueron aprehendidos el domingo. Ésta no es la primera ocasión que se registra un crimen de esta naturaleza en el que estén implicados alumnos de esta institución. El 26 de abril de 1998, Patricia Gómez Osorno, estudiante de administración de empresas, fue plagiada y asesinada a manos de su compañero Carlos Solana y los sujetos Manuel Machorro Régules y Miguel Rogelio Barroso.
Actualmente, los tres purgan condenas de 50 años de prisión. El esclarecimiento del caso de Marisol Catalán fue aprovechado por Carlos Arredondo Contreras para fustigar la actitud asumida por los líderes de la iniciativa privada ante el crimen. ³La versión que dio la Procuraduría General Justicia en un inicio quedó acreditada, aquella marcha del silencio donde se decía que esta señorita había sido víctima de la inseguridad en el estado, de la falta de capacidad de las autoridades, hoy demostramos lo contrario. Fue víctima de la falta de valores familiares, sociales. Sirve para hacer un llamada a los padres para que cuiden qué tipo de amistades tiene sus hijos², subrayó.

jueves, 22 de marzo de 2001

Más de 17 mil casos de negligencia médica en México


Anunciación.- Según datos de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), en nuestro país se estima que existen más de 17 mil casos de negligencia médica, de los cuales sólo un 5% son resueltos favorablemente para la víctima, así lo afirmó Luz del Carmen Giese, presidenta de la Fundación Mexicana para el Mejoramiento de los Servicios de Salud, Madres y Padres de la Mano, IAP (FUMMSS).

Los casos han llegado a ser tan graves y frecuentes, aseguró Luis Ramírez, director de la Fundación, que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), ya han contratado seguros de riesgos profesionales que cubren un monto de aproximadamente 2 millones de pesos. Algunos de los resultados de presuntas irresponsabilidades médicas son fallecimiento, lesiones irreversibles, secuelas orgánicas y psicológicas.

En cuanto a las quejas más frecuentes se deben a falta de medicamentos, equipo y material; saturación de servicios de especialidad; sobresaturación en las clínicas de primer nivel; falta de especialistas y costo excesivo en hospitales privados, entre otros. Por su parte el Dr. Raúl Enrique Ojeda, médico perito de la FUMMSS, dijo que los médicos cometen errores que no sólo afectan al paciente sino a toda la familia y lo más importante no es sólo que no queden impunes, sino que se prevengan.
La institución afirma que de todas las demandas que presentan ante un juez se ha demostrado que son viables y por ello, están creando convenios con distintas instituciones como el IMSS e ISSSTE para que a las quejas de los derechohabientes se les de solución de manera inmediata.

Si desea mayor información diríjase a Doctor Barragán 432-1, colonia Buenos Aires. Número telefónico 5538-1063.